09 Creación de los Espíritus

Pedro __ ¿Por qué creó Dios al espíritu?
Jesús
__ Ya sabes hermano Pedro que Dios es la Esencia del Amor, Paz, Caridad, Bondad, Misericordia y Justicia. ¿Con quién podría ser todas esas cosas si no hubiera creado al espíritu? (hablemos materialmente para que mejor comprendas) supongamos que en la Tierra no hubiera más que un hombre ¿Qué haría solo? ¿Con quién tendría relaciones? ¿Con quién sería bueno, sabio etc. etc.? Pues esto sucede al espíritu respecto de Dios nuestro Padre; los creó para tener con quién relacionarse; con los cuales es todo cuanto te digo, ha sido y será eternamente.

Por su ley de Amor creó y crea eternamente a los espíritus de los humanos para tener con quién relacionarse, y a los espíritus animales y vegetales para que sirvan a los humanos en cuanto de ellos puedan necesitar, por eso la humanidad tiene la obligación de usar de todos, pero se le prohíbe abusar. Los creó a cada uno de su especie para que sirvan a la misma por toda la eternidad.

P.__ ¿Dios crea a los espíritus para cada mundo los suyos?
J.__ No, Dios crea todos sus hijos sin distinción; todos deben recorrer la pluralidad de mundos más o menos según tardan más o menos en cumplir el mandato que les da cuando salen de su Lado.

P.__¿Puedo saber cuál es el mandato?
J.__Sí, puesto debes enseñarlo. Dios dice al espíritu Amor, Paz y Caridad te encomiendo con todos tus hermanos, no volverás a mi lado hasta que así hayas cumplido, llevas contigo libre albedrío.

P.__ ¿Lo crea como el hombre material a sus hijos?
J.__No, a Dios como Esencia del Amor, le basta tomar una molécula elemental (orgullo, egoísmo y vanidad), ponerla a su figura en lo oficial como imagen humana, y dotarla de un átomo (chispa) de su divina esencia (amor, paz y caridad), para que el espíritu quede formado.
Los materiales deben comprender que la parte “moleculosa” es materia (esencia de materia) tendencia al orgullo, egoísmo y vanidad; y la esencia de Luz es Amor, Paz y Caridad, o sea Luz, Vida e inteligencia.
__ El espíritu así creado es sencillo e ignorante y el Padre por caridad, concede a otro, que ya goza y comprenda la encomienda, el permiso para que lo dirija por la pluralidad de mundos y le recuerde en todo tiempo el encargo que recibió.

Cuando llega al primer mundo donde debe tomar encarnación le deja dormir por cierto tiempo, y cuando se despierta se halla ligado a la materia que le sirve de cárcel; entonces hace uso del vegetal y animal hasta que se desprende de ella por no serle útil su permanencia allí para su progreso.

Cuando queda libre vuela, procura elevarse, porque la esencia siempre quiere volver al lugar de donde salió; si ha cumplido la encomienda divina toma encarnación en mundos más elevados (de la escala de descenso), pero en caso contrario desciende a otro más inferior, y así sucesivamente, va marchando por la pluralidad de mundos, hasta que cumple y se eleva; o al contrario por no haber cumplido y no querer seguir los consejos de su hermano protector, es traído por rebelde al destierro en que nos hallamos.

__ Los talleres del gran Arquitecto ocupan el Universo entero, y los artefactos de que se sirve se hallan en el espacio que los desterrados vemos cuando miramos a lo elevado, el cual aunque nos parece vacío no lo es porque Dios todo lo crea útil. De los artefactos (moléculas), más etéreos e imponderables, pero elementales se sirve para formar los espíritus humanos, de los más aproximados a estos forman los animales, y de los que siguen a estos los vegetales; todos los demás los usan los oficiales para pulimentar la obra que el gran Arquitecto crea.

P.__ ¿Los espíritus son creados perfectos?
J.__ No, puesto va unida la esencia a la materia, que se va aumentando en volumen según va recorriendo la pluralidad.

P.__ El espíritu cuando entra en los mundos habitados, en principio, ¿comprende para que ha sido creado?
J.__ Siempre tiene el recuerdo del Padre, pero como joven debe pasar bastante tiempo en desarrollo.

P.__ Luego en todo ese tiempo ¿no será responsable de sus acciones ni menos del cumplimiento del mandato?
J.__ No, hasta cierto tiempo que los hermanos mayores los ilustran.

P.__ Puesto que Dios dio tal mandato al espíritu ¿cómo es que no conserva siempre la razón y el recuerdo?
J.__ Porque el Padre le dio el mandato como Padre de Amor, de Caridad, Bondad, Paz y Misericordia, pero no como Justicia.

P.__ ¿Luego como Justicia le dio algún otro?
J.__ Sí, le dio el orgullo, egoísmo y la vanidad para que tuviera con quien combatir ¿dónde si no alcanzarían méritos? Considera que tú no tuvieras ligado al espíritu el
periespíritu (que es tu carcelero) el cual te inclina a separarte de la Luz ¿cómo o a quien hubieras tenido que vencer?

P.__ Pues que me hablas del periespíritu ¿qué debo entender como tal?
J.__ En la Tierra es la sustancia de la carne la que os inclina al orgullo y a la vanidad; esta es la parte moleculosa de que te crió y a la que unió la esencia divina.

P.__ ¿Según eso el espíritu está formado de todo lo mejor y peor que conocemos en la Tierra?
J.__ Sin duda alguna; y hasta que lo bueno haya vencido a lo malo estaréis en el destierro batallando.

P.__ Cuando el espíritu sale del lado del Creador encarna pronto?
J.__ Sí, pero antes está en el espacio cierto tiempo donde completa la unión de la molécula y la esencia.

P.__ ¿Puedo comprender como puede ser esta unión?
J.__ Figúrate (hablando en materia) que tratas por medio de lo que llamáis química de preparar un licor o bebida artificial ¿desde el momento que has unido las partes del líquido está dispuesto a que hagas uso de ello con buen éxito?

P.__ No, debo trabajarlo y dejarlo cierto tiempo.
J.__ Así el espíritu necesita también su tiempo para unir sus partes antes de tomar envoltura en mundos primitivos para él.

P.__ ¿Su paso por los mundos lo verifica ascendiendo o descendiendo?
J.__ Lo verifica descendiendo, puesto que el peso de la unión le impide ascender.

P.__ ¿Cómo verifica la encarnación?
J.__ Como el gusano de vuestra seda: como espíritu es mariposa, queda dormido y al despertar se halla sin alas y sujeto a una envoltura que le oprime hasta que le ha cabido la suerte de dejarla; entonces vuelve a ser mariposa y así sucesivamente, acompañado de su guía protector.

P.__ ¿El espíritu humano puede tomar encarnación en el animal o vegetal?
J.__ No, Dios crea al animal y al vegetal para servicio del humano en cuanto pueda necesitar, por eso está a su disposición en toda la pluralidad.

P.__ ¿Fueron formados como aquellos?
J.__ Sí, pero dotados sin razón; pues solo conservan un instinto entre sí, sin conocimientos morales.

P.__ ¿Todos los espíritus conservan la misma forma desde que fueron formados, como hoy los conocemos?
J.__ Todos más o menos voluminosos según sus especies y los mundos que tengan que habitar.

P.__ ¿Luego en los demás mundos también sirven al humano los demás?
J.__ En todos donde hay encarnados.

P.__ ¿Luego hay mundos donde no reencarnan los espíritus?
J.__ Sí, lo hay que solo sirve de estancia a desencarnados, del cual hablaremos a su tiempo.

P.__ ¿Los espíritus cuando están encarnados en otros mundos que no son destierro necesitan alimentos?
J.__
Sí, como los necesita el gusano de la seda.

P.__ ¿Son como los de los desterrados?
J.__ Son las mismas especies pero menos groseras.

P.__ ¿Están también sujetos al trabajo y a las enfermedades materiales?
J.__ No, solo los desterrados lo están como Ley de Justicia.

P.__ Me has comparado la encarnación del género humano en otros mundos con la del gusano de la seda en este ¿es que allí no hay procreación como en la Tierra?
J.__ No, por cuanto el espíritu humano no tiene sexo conocido: solo lo conocen los desterrados según la misión que deben cumplir para el mejor pago de la pena del talión.

P.__ ¿Tienen reencarnación en otros mundos los espíritus humanos?
J.__ No, encarnan, dejan la envoltura a su tiempo para no tomar otra allí, solo en la Tierra se repite.

P.__ En otros mundo y estando en la envoltura ¿conservan los humanos las perfecciones del hombre como el del destierro?
J.__ No, y sí, no en cuanto algunos hombres de la Tierra que según climas no parecen seres humanos, lo propio sucede con los de otros mundos, los hay que vistos por vosotros confundiríais la forma humana con algunos animales; tal es el cuerpo velludo, que en algunos llega a ser confundible; pero no sucede en todos, puesto que según va adelantando en raciocinio se perfecciona también.

P.__ Me dijiste que no todos los espíritus humanos vienen al destierro.
J.__ Sí, puesto la Tierra fue creada para desterrar a ella a los espíritus que no cumplen la encomienda del Padre en otros mundos.

P.__ ¿Hay mundos iguales a la Tierra en toda la pluralidad?
J.__ No, como no hay otro destierro en toda la pluralidad todavía: mas se prepara otro, y pronto9 se hallará dispuesto a recibir desterrados, por eso los desterrados están sujetos a habitar en el vuestro hasta haber pagado la pena del talión pasando de una a otra encarnación.

P.__ ¿Qué faltas son las que hubimos cometido para ser desterrados?
J.__ Fuisteis egoístas, orgullosos y vanidosos con vuestros hermanos; fuisteis avisados por hermanos mayores enseñándoos el Amor, Paz y Caridad que les debíais a todos de lo que no hubo enmienda y el Padre por su Atributo de Justicia os mandó desterrados.

P.__ ¿De qué manera pudimos ser tan egoístas ¿ ¿es acaso que se conoce también en otros mundos lo que aquí con los nombres de tuyo y mío?
J.__ No, Dios todo lo crea para todos, pero vosotros todo lo queríais para vosotros solos, y lo que no podíais disfrutar lo maltratabais para que vuestros hermanos no disfrutaran de ello.

P.__ ¿Luego todos los hermanos de la Tierra hemos cometido crímenes?
J.__ Todos, por lo que debéis tener piedad de los que vienen a tomar envoltura, no del que la deja.

P.__ ¿Podría bastar una sola encarnación en el destierro?
J.__ Sí, los hay que les basta ¡pero cuán pocos son! Considera que habéis venido por egoístas y orgullosos ¿qué hacéis aquí para no serlo y no volver? ¿Conocéis el Amor, Paz y Caridad que debéis a vuestros semejantes y lo practicáis? no; ¿conocéis el egoísmo orgullo y vanidad? sí, y con demasía y jactancia lo practicáis: de otros mundos fuisteis traídos a la Tierra para que satisfacieráis vuestras ambiciones, y no satisfechos con lo que ella os presenta buscáis en la extraña lo que llamáis riquezas ¿para qué? para haceros esclavos de ellas y esclavizar a otros que tengan menos que vosotros.

  Yo os aconsejo que no preparéis tanta carga para que vuestro viaje eterno sea menos pesado; Considerar al viajero terrestre cargado con gran equipaje en medio de un bosque sin hallar un sendero por donde tomar el camino para llegar a población ¿de qué le sirve el equipaje? ¿no es la carga misma la que le retiene en el bosque? pues esa misma carga es la que os retiene, cuando dejáis la envoltura, en medio de las tinieblas sin permitiros ver la Luz del Padre en Esencia que tanto os busca y anhela: Considera que vuestros tesoros y material sobrante son otros tantos bosques de espinas y abrojos que sembráis por donde irremisiblemente tenéis que pasar para que la pena del Talión sea cumplida; y para ello debéis volver a tomar envoltura una y otra vez hasta haber desechado al egoísmo, orgullo y vanidad únicos enemigos con quien sostenéis vuestra batalla.

P.__ Puesto que son esas las falta que hemos cometido ninguno querrá encarnar en lo que llamamos clase humilde cuando viene por primera vez.
J.__ Todos cuando vienen por primera vez a tomar encarnación eligen lo que llamáis gran opulencia; pero muchos son los que al repetirla piden la humildad y más tarde el padecimiento; también los hay que piden la opulencia como misión acertada; pero pronto son visibles a los ojos materiales ¡y cuán pocos han podido cumplir su objeto! por el gran dominio del material.

P.__ Dime hermano; estas doctrinas tan claras que me explicas ¿cómo antes no se han comprendido, o que vosotros los espíritus, no las habéis explicado?
J.__ En todos los tiempos los espíritus han explicado las palabras Amor, Paz y Caridad, pero el egoísmo y orgullo de los que la materia no ha dejado que la verdad tome raíces en la humanidad; por eso de tantas que se dicen religiones y ninguna de fácil comprensión.

P.__ Pero de tantas ¿no podríamos tomar una que nos sirva de base para la regeneración?
J.__ Búscala, y la que encuentres que mejor comprendas que enseña la Ley del Padre, con mayor facilidad y que tanto en la materia como libre haga más feliz al espíritu que la practique tómala por base.

P.__ ¿Qué aprecio debo hacer de cuanto se ha escrito sobre religión?
J.__ Sigue tu lema, que en él hallarás cuanto necesites para ilustrar a la humanidad en el progreso espiritual.

P.__ Me has hablado de los espíritus desde su creación hasta la llegada al destierro. ¿Quieres decirme cuando empezaron a venir y cómo aparecieron los primeros?
J.__ Sí, pero sigamos la carrera dejando la estancia terráquea para más adelante.

P.__ ¿Qué hay del periespíritu; puesto he oído que va unido a la materia cuando el espíritu la deja y otros humanos espíritus dicen que se queda en el destierro, ¿qué debo creer?
J.__ Comprende bien hermano Pedro porque conviene mucho esta comprensión; el periespíritu es la parte moleculosa que en la Tierra llamáis sangre, o sea sustancia de la carne; ésta queda más o menos ligada al espíritu según si está más o menos adelantado en el cumplimiento de la encomienda del Padre en esencia; y lo comprenderás por el grado de elevación adquirido; puesto que el peso del periespíritu le impide elevarse.

P.__ ¿Por manera, que a los que aquí llaman espíritus ligeros o ignorantes son los que están cargados de periespíritu?
J.__ Sí, pero no los llaméis ligeros porque su verdadero nombre son pesados.

P.__ ¿Debo darles el nombre de pesados?
J.__ Sí, puesto el peso es el que les impide tomar elevación.

P.__ ¿Quieres decirme que facultades tienen esta clase de espíritus respecto a los de la materia?
J.__ Facultades ninguna, pero ellos se toman las que pueden burlando la vigilancia de los protectores.

P.__ ¿Pueden posesionarse de las materias de los que estamos encarnados con objeto de dañarla?
J.__ Solo en ausencia del propio pueden ocuparla algún intervalo mientras descansa aquella y juguetea con ella, que es lo que llamáis sueños y los efectos que producen varían según el efecto que obtiene el jugador; pero no dañarla en cosa alguna.

P.__ ¿Pueden darnos instrucción?
J.__ Sí, si el de la materia les da oídos con su egoísmo u orgullo; pero todo esto pertenece a los intérpretes para sus instrucciones y que aprendan a hacer caridad con ellos.

P.__ Los espíritus que han adquirido Luz en el espacio, ¿pueden pasar del grado que adquirieron por sus méritos?
J.__ No, sin ayuda de otros hermanos muy superiores a ellos como sucede cuando han de reencarnar, que pasan al mundo de los espíritus a ilustrarse, sin cuya ayuda les es imposible el ascenso, para poder llegar a él.

P.__ Los espíritus ¿se presentan al Padre a dar cuenta de su cumplimiento?
J.__ Sí, cuando han llegado al grado de poder ver su Luz y comprenden que han adelantado algo a la anterior encarnación se presentan al Regentador.

P.__ ¿Por qué no lo hace el que tenía Luz antes de tomar la envoltura que dejó aunque nada haya adelantado?
J.__ Porque se avergüenza de llegar a donde había llegado antes temeroso de que los demás hermanos se burlen de él.

P.__ ¿Puede retroceder de grado el espíritu?
J.__ Sí, como adelantar.

P.__ Los espíritus que se burlan del que no alcanzó más grado del que tenía cuando vino a tomar envoltura ¿faltan a la caridad?
J.__ No, puesto que en ello no dañan al hermano.

P.__ Y cuando aquel no se presenta ¿comete falta?
J.__ Sí, y queda sujeto a nueva encarnación, por más o menos tiempo hasta cumplir la misión que dejó de cumplir.

P.__ Y los que no alcanzaron elevación bastante para ver la Luz del Padre ¿no se presentan a tu Justicia?
J.__ Todos lo verifican más tarde o más temprano, quien por su voluntad, quien forzosamente; puesto que hay hermanos caritativos que se dedican a recoger a los rebeldes y conducirlos a la Justicia Divina.

P.__ ¿Por qué algunos prefieren presentarse a los que estamos en la envoltura?
J.__ Porque muchos de ellos lo han verificado, y como no han sabido sujetarlos han burlado la vigilancia y seguido su error; porque algunos de ellos por su ignorancia lo creen más ventajoso; otros por la simpatía que obtienen llegan a vosotros para que intercedáis por ellos con los de alto grado, a din de ser conducidos y ayudados.

P.__ ¿Obramos caridad los de la materia cogiendo presos a los ignorantes, y entregándolos a otros superiores para que los conduzcan?
J.__ Sí, obráis la caridad en su esencia, puesto con ello, habéis hecho adelantar al hermano, dándole a comprender la verdadera misión con las palabras filosóficas y visto con ellas la Luz buscan la verdadera antorcha.

P.__ ¿A dónde lo lleva el hermano conductor?
J.__ Ante el Juez que entiende en su causa.

P.__ ¿Ese juez es nuestro Padre?
J.__ No, es uno de los hermanos mayores encargado al efecto para los rebeldes, el que con todo amor y caridad los juzga.

P.__ Puede el mismo conductor primitivo llegar hasta allí?
J.__ No pasa del grado que le corresponde por Ley de Justicia; pero otro más elevado se encarga de la conducción.

P.__ Cuando ha sido sentenciado a dónde es conducido?
J.__ Al mundo habitado por espíritus desencarnados a donde el hermano que le ha de servir de guía protector lo retiene el tiempo necesario, para estudiar, ínterin los de la envoltura preparan la materia que él debe darle forma; entonces lo conduce y lo encierra en su verdadero calabozo, a donde duerme, a imitación de lo que harían sirviéndoles de madre el polvo terráqueo, esto en caso de no haber antes tomado más de dos, pues si tomó tres debe marcharse al centro de la Tierra a padecer tanto como hizo padecer a sus semejantes antes de volver aquí.

P.__ ¿Puede el espíritu dejar aquella materia que tomó para elegir otra?
J.__ Sí, como sucede con frecuencia.

P.__ ¿Es responsable si la deja antes de cumplir el tiempo señalado para dejarla?
J.__ Es responsable de su materia si la abandona por su voluntad; pero esto no sucede por cuanto como espíritu fuera de ella sabe bien que no debe abandonarla, puesto en ello falta a su petición y que debe volver de nuevo a reencarnar para cumplir la pena del talión.

P.__ ¿Cuándo toma posesión el espíritu de la materia?
J.__ Desde que los de la envoltura la preparan.

P.__ ¿Puede formarse un cuerpo humano sin que el espíritu haya tomado posesión de la materia?
J.__ No, porque la materia sin el espíritu no tiene forma alguna.

P.__ El guía cuando ha dejado al espíritu ¿vuelve al espacio?
J.__ No, custodia y avisa a la hermana que debe ser Madre, de todos los peligros para el que ha de ser su hijo.

P.__ ¿Cuánto tiempo dirige el protector al protegido?
J.__ No es determinado: varía según el progreso del último: si su adelanto en la escala es muy progresivo pronto deja de pertenecerle, porque otro hermano más adelantado debe encargarse de él para introducirle en justicia; si por el contrario su adelanto es lento continúa hasta que el encarnado deja la envoltura y a veces más allá.

P.__ ¿Puede el espíritu estando en la envoltura de la Tierra tener grados elevados en la escala del espació?
J.__ Sí, y en muchos mundos habitados; puesto que en la envoltura del destierro puede adelantar más en un año que en ciento en el espacio siendo libre.

 P.__ ¿Cómo debo comprenderlo?
J.__ Sencillamente: el espíritu para poder ascender en grado debe desmaterializarse, esto, ya comprendes como puedes conseguirlo; si comprendes y practicas el mandato del Padre con tus hermanos tomas grado en otros mundos habitados y la Luz que de allí recibes ilumina tu inteligencia; puesto que cuando la materia descansa marchas a las regiones que vas ganando y tomas posesión de los grados de ascenso.

P.__ ¿Y cuando deje la envoltura puedo llegar a tal elevación?
J.__ Sí, con solo tomar posesión en cada uno de ellos por el tiempo preciso en cada uno, para la encarnación.

P.__ ¿Luego todos los espíritus que han venido al destierro deben tomar encarnación en otros mundos antes de llegar al Lado del Padre?
J.__ Todo espíritu por grande elevación que haya tenido en el destierro debe reencarnar en el mundo que vosotros llamáis Venus, por el tiempo necesario, y sucesivamente en los demás mundos para tomar posesión de los diferentes grados que ha ganado de la escala por donde debe pasar.

P.__ ¿Podrías decirme cuantos grados hay en la escala del espacio entre la Tierra y Venus, cuantos de tinieblas y cuantos de Luz?
J.__ Sí, según vuestros cálculos son diez y ocho; once de tinieblas, cinco de Luz y dos intermedios.

P.__ ¿Qué debo entender intermedios?
J.__ Los que vosotros comprendéis por limbo, que se ve luz pero opaca.

P.__ Los espíritus que llegan a los intermedios ¿vuelven a reencarnar al destierro?
J.__ De la primera necesariamente, de la segunda si lo piden; mas una de Luz, o sea del grado 14.

P.__ ¿Pidiendo encarnación los del grado quince en adelante no se les permite reencarnar en el destierro?
J.__ No, deben venir como espíritus y tomar por su instrumento a otro hermano que les comprenda; para lo cual les está permitido elegir uno después de haber probado varios, como elegir otro si el elegido no fuere gustoso en continuar siendo instrumento fiel.

P.__ ¿Puede el de la envoltura perder facultades que adquirió?
J.__ Sí, y le sucede cosa peor; como comprender todo al contrario de lo que antes había comprendido y si su voluntad se obstina en seguir al orgullo, egoísmo y vanidad cáusale gran retraso.

P.__ ¿Cuándo el espíritu ha llegado al Lado del Padre en esencia es tanto como El?
J.__ No, el espíritu humano comparado con el Padre es un pequeño átomo en todo por más que tenga su figura.

P.__ ¿El espíritu humano llega a ser infalible?
J.__ No, solo el Padre lo es y nada puede hacerse sin su Voluntad.

P.__ ¿Cómo Juan de la Cruz dice en su obra que no ha visto a Dios ni conoce su figura siendo tan visible?
J.__ Porque él no tenía la facultad de ver a los espíritus, puesto fue anunciador de doctrinas; por eso tienes tú el encargo de aclarar todas las dudas que él y otros dejaron; pero en cuanto a la evidencia y figura del Padre conviene no digas nada hasta que el progreso esté más adelantado, que pronto llegará ese tiempo.

P.__ Comprendo viene el por qué la diferencia luminosa y la forma de los que me la habéis enseñado?
J.__ Sí, con toda exactitud, pero reserva también esto hasta que te avise.

P.__ ¿Es tiempo que hablemos ya de la Tierra?
J.__Sí, con punto aparte para que no sea mal interpretada nuestra intervención.

 Nota.__ Los espíritus no pueden venir a la costra de la Tierra a tomar encarnación, los primeros triple rebeldes desde que se celebraron las bodas del cordero por estar la atmósfera cerrada para los que antes no habían pasado.

 __ Nota de Iostako Maraltrix: En el siglo XX, en cuanto a la evidencia del Padre ya han habido nuevas revelaciones aclaratorias al caso.