10 Confluencia entre religión y política

   Barcelona 24 Febrero 2015

                              NECESIDAD DE CONFLUENCIA ENTRE RELIGIÓN Y POLÍTICA

   El significado genérico de POLÍTICA es un tema POLIFACÉTICO, puesto que en ella inciden y subyacen intereses como poderes facticos, que en definitiva son los que decantan la acción sociopolítica a diversos niveles, sea tanto local como nacional. Y todo este entramado de poderes diversos, tanto internos como externos, deben ser comprendidos, puesto que condicionan tanto nuestro entendimiento como nuestras decisiones, no exentas de temor, por la ignorancia de cómo se mueven los hilos entre bastidores.

   Pues bien: Aquí en este pequeño estudio de investigación sociopolítica, podemos tratar de uno de los poderes facticos agazapados en la sombra, y es la consabida religión o creencia religiosa, no exenta de fanatismo por la falta de implicación personal de sus miembros, en el estudio comparativo de las diferentes revelaciones dadas en el proceso histórico de la humanidad. Y también por la desconexión ancestral con la ciencia en todo tiempo; aunque en el día de hoy, se vaya acortando la conexión entre ciencia y religión.

   A todo esto, dado que la incidencia de las creencias religiosas en la política nunca ha sido gratuita, puesto que siempre ha tenido como resultante su consecuencia económica para el ciudadano, la pregunta social debería de ser, qué aporta beneficiosamente a la sociedad cumpliendo con su sagrado objetivo que es precisamente su contribución a la unidad humana, y no a su separación como actualmente lo estamos viendo, puesto que tales tendencias de pensamiento religioso también son utilizadas por poderes neo gubernamentales, para crear desestabilidad y caos en la consecución de un gobierno de élite mundialista, en detrimento de la población mundial por el temor de superpoblación, al no actuar con el criterio espiritual de que los seres encarnantes en este mundo, son los que corresponden a esta humanidad terráquea, que está efectuando su justa posibilidad de regeneración; y al mundo en general le corresponde aceptar en su acción procreadora a todos los espíritus encarnantes, que están justificados por Ley de Reencarnación.

   Por lo tanto, debe de quedar claro en los momentos actuales de cambio mundisocialmente considerado, de la obligada misión correspondiente de aquellos cabezas como dirigentes religiosos, o escuelas de pensamiento espiritual, que esgrimen una idea de DIOS asociada al Amor, y esta no es nada más que la de buscar la Unidad como “Punto de comprensión de unión” entre todos los que tienen de una forma u otra tal idea de asociación JusticiAmor, y formar un “Gobierno Espiritual Universal”, para trabajar en conjunta compensación con el “Gobierno de las Naciones Unidas (ONU)”, y este no fuera una herramienta movida por intereses especulativos oligárquicos, sino como complemento unificador armónico de los dos “Polos” entre la Tierra y el Cielo, donde en el Nuevo Orden Social, la Política, la Religión, y la Legislación, deben de marchar hacia el mismo fin.

Iostako Maraltrix