(18) Una visión en el escudriñar, contemplando las dos épocas en relación con el Génesis

⇐ La Unidad de las Iglesias Cristianas 
  Para la comprensión de los eventos acaecidos en la creación, en relación con el ser humano, y otros, es conveniente contemplar un hecho en relación con las Escrituras; y es que el contexto con la verdad en algunos puntos concretos, no siempre se sigue un orden regular. Por eso es preciso sacar las gotas de esencia con su conocimiento, a través de los diferentes versículos, y unificarlos, para dar la comprensión definitiva en el punto y momento en cuestión. Esto es así, y se hace preciso, puesto que los capítulos y versículos expuestos en las diferentes biblias, aunque concuerden entre sí en los capítulos y versículos, hay que reconocer que tal ordenamiento no fue instituido por el Espíritu de revelación, sino por los hombres, como buenamente pudieron o supieron, para tener un mejor control con los mensajes de las Escrituras.
Así pues y según eso, si nos iniciamos investigando con el Génesis en sus primeros eventos en cuanto al orden de creación en relación con el ser humano, tenemos unos cuantos versículos que se deben coordinar en conjunto, para su mejor comprensión, en cuanto a la primera y segunda épocas del humano en la Tierra: La primera época de la Tierra, donde la naturaleza era benigna, y no existía la separación de sexos. Era hermafrodita, tenían los dos sexos unificados para no disfrutar de ninguno. No así los animales que sí lo tenían porque no eran desterrados. Por eso, en principìo solo se habla del hombre, indicándose en:

Génesis 2:7 Formó pues, JEHOVÁ-DIOS al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fue el hombre en alma viviente. Porque en la primera época, el cuerpo lo proporcionaba la naturaleza, por eso se habla del polvo de la tierra.
8 Y había JEHOVÁ-DIOS plantado un huerto en Edén al oriente, y puso allí al hombre que había formado.
9
Y había JEHOVÁ-DIOS hecho nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer: también el árbol de vida (el árbol de la sabiduría) en medio del huerto, y el árbol de ciencia del bien y del mal.
¿Por qué en medio del huerto? Esta parte del simbolismo es muy relevante, porque siendo el Árbol de Vida el Árbol de la Sabiduría, se refiere a la LUZ del Padre en SU Santo Templo, que es Céntrico como punto Central de LUZ, o Sol Central Casa Paterna, a donde todos tienen que volver. De donde dimanan SUS Leyes y Atributos, para regeneración, redención, purificación o salvación.
16 Y mandó JEHOVÁ-DIOS al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto comerás;
15 Tomó, pues, JEHOVÁ-DIOS al hombre, y le puso en el huerto del Edén, para que lo labrara y lo guardase.
Esto es ya en la 2ª época.

  El Árbol de la Vida que está en medio del huerto, como energetizado, y Árbol de la Sabiduría, solo era hábil para los ascendidos, como así era con la pareja de Adán y Eva (en la 2ª época), que eran mellizos, como simiente regeneradora. Mas para los espíritus en desobediencia que venían a encarnar, de la 1ª Época, como espíritus desterrados, su materialización como aguijón de muerte, quedó refrendada en siete centros de conciencia, corporalmente establecidos en sus siete plexos nerviosos, como siete sellos a desvelar y abrir, como disolución. Siendo estos, en sintonía con los estados de conciencia, que son para el alma, que experimenta el humano encarnado en su vivir, como resultado mental psicológico.
También el Árbol de la Sabiduría, puede representar la Fuerza Activa de DIOS, o Espíritu Santo, como parte Trinitaria, en medio de las dos fuerzas complementarias del ser humano, como imagen y semejanza, a resolver, en su unidad dualista 12=3 semejante a una semilla.
Y el Árbol de Ciencia del bien y del mal, representando el conocimiento resultante de sus hechos y movimientos con su potencialidad material-sexual para cumplimiento de la Ley Divina.
Es decir, puso al ser humano en medio del conocimiento a resolver, con los dos Árboles representativos también, en sí mismo, con sus dos potencialidades en lucha, como opuestos complementarios bien-mal. Y por eso también, cuando se indica en Romanos 11:33, y en Lucas 11:52, la dificultad de su conocimiento, y de haber quitado la llave de la ciencia, que las Iglesias deben presentar en su predicación en este siglo XXI=21=3.

Génesis 3:5 Mas sabe DIOS que el día que comiéreis de él, (del arbol de la sabiduría que está en medio del huerto) serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal. Por supuesto después de pasar por la regeneración.
3:3 Mas del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo DIOS: no comeréis de él, ni le tocaréis, porque no muráis. Aquí dice no muráis; Esto se lo dice a todos porque estaban en ese estado mas favorable para redención o regeneración evolutiva, en la 1ª época, para no tener que venir a encarnación por no cumplir con el mandato impuesto sin el sexo conocido primeramente. Por eso también no podían comer del fruto del Árbol de vida, que es de la Sabiduría, hasta haber efectuado su redención en justicia. Por lo que, este versículo todavía pertenece a la primera época, porque la desobediencia viene después con el simbolismo de la manzana, que no estaba picada por la serpiente, que representa la fuerza sexual, incorrectamente usada.
17 Mas del árbol de ciencia del bien y del mal no comerás de él (que son los goces del sexo del que disfrutaban los animales, porque ellos no necesitaban redimirse), porque el día que de él comieres morirás. Moriría del estado placentero en el que se encontraba al no tener que esforzarse tanto para vivir, en la primera época, siendo su condición de vida mas llevadera para su redención, pues solo necesitaba una encarnación. Y por no conformarse tener que morir para pasar a la segunda Época.
  Puesto que el sexo mueve una gran parte de la imperfección humana, con su orgullo, egoísmo y vanidad, el llamado Árbol de ciencia del bien y del mal, significa el resultado de todos los hechos realizados, expresados como estados de conciencia que lo son para el alma, pero que son reflejados en el cuerpo humano a través de siete centros de conciencia, definidos anatómicamente como glándulas de secreción interna como contraparte, donde se condensa el peso o la carga de las acciones negativas, definido bíblicamente como velo (2ª Corintios 3:16).
Cuando se dice que no coma o no comerá del árbol de la Ciencia del bien y del mal. ¿Por qué en este Árbol se utiliza la palabra Ciencia? Porque el actuar con el libre albedrío tanto en el bien como en el mal hacer, tiene sus consecuencias en la Justicia Divina con sus Leyes inmutables, que son justas, matemáticas e inviolables; o sea, que no cambian ni se mudan, y como justas son matemáticas, por tanto son Ciencia Espiritual con todas sus consecuencias.
Y cuando le dice al hombre que morirá, se refiere al mal uso o abuso con su libre albedrío, implicado también con el sexo; por lo que morirá recibiendo daño de la muerte segunda, o sea nueva encarnación.
   El simbolismo de la serpiente con la manzana, con Eva, fue el haberse dejado influir, con el sexo, ejercido in-apropiadamente con el hombre encarnado venido de la 1ª época, que era desterrado por desobediencia al estado impuesto, por lo que perdió junto con Adán, la ayuda energética del Árbol de la Vida; pasando a ser terrenos junto con los demás que venían de la 1ª Época, con el castigo impuesto de ganar el pan con el sudor de la frente y sufrir la procreación, al ser dividido el sexo. Por eso se dice de Adán y Eva que fueron abiertos sus ojos, como un encarnado más, pues ellos no eran desterrados; habían venido con la misión de ayudar como ascendidos en la redención de la humanidad. Aunque no por eso dejaron de dar un gran impulso a los habitantes de la Tierra en la 2ª Época.

Revelación 2:11 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. El que venciere, no recibirá daño de la muerte segunda. A nueva encarnación.

Génesis 1:27 Y crió DIOS al hombre a su imagen, a imagen de DIOS lo crió; varón y hembra los crió.
 En este versículo se destaca la creación del ser humano como hijo de DIOS, llámese alma o espíritu, a imagen de DIOS, independientemente del sexo que es físico, pero que deviene del género como principio, que es punto de desarrollo teológico.
La imagen es para el espíritu con su Luz, vida e inteligencia, independientemente del sexo, que lo coge cuando encarna, como varón o hembra. Pues el espíritu humano, que no tiene sexo, puede coger un sexo u otro. Y eso solamente ocurre en la 2ª época en la que estamos, porque en la primera era sexo hermafrodita.
3:22 Y dijo JEHOVÁ-DIOS: He aquí el hombre es como uno de Nos sabiendo el bien y el mal: ahora pues, poque no alargue su mano, y tome también del Árbol de la Vida (de la Sabiduría) y coma y viva para siempre:
¿Por que dice uno de Nos? porque a semejanza varón hembra, mantiene también JJEHOVÁ-DIOS como Padre-Madre,
en Si mismo, establecido como Principio de Género. El Bien y el Mal, son Fuerzas en juego, que devienen en el ser humano para su desarrollo, puesto que es creado con las dos tendencias. Y dice que no tome el árbol de la Sabiduría, sin pasar antes por el desarrollo con los dos sexos (en la 2ª época), con el crecer y multiplicar, que es la compensación, por disfrutar del sexo con la derivación de lo tuyo y lo mío, creando la separación.
23 Y sacólo Jehová (al hombre) del huerto de Edén, para que labrase la tierra de que fue formado. Dice que lo sacó porque fue el paso de la a la época, y tuviera que ganar su sustento con el sudor de su esfuerzo, y sufrir la procreación, con el sexo dividido.
3:16 A la mujer dijo: multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor parirás los hijos; y a tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de ti.
24 Echó pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía a todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida. El Árbol de la Sabiduría, para que no fuera hallado sin antes cumplir con el mandato del Padre.

 1:28 Y los bendijo DIOS; y díjoles DIOS: fructificad y multiplicad, y henchid la Tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.
En estos versículos, en cuanto al sexo dividido como varón y hembra, se entiende que ya es en la segunda época. Una vez más se pone en evidencia, que la presentación en cuanto a versículos no lleva un seguimiento lineal; por eso deja la opción al Espíritu Santo, para que el que se mueva con revelación coordinada, vaya aportando su visión de la verdad escudriñada.

   Es conveniente coordinar también lo que el Espíritu dice a las Iglesias:
Revelación 2:7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. Al que venciere, daré a comer del Árbol de la vida (de la Sabiduría), el cual está en medio del paraíso de DIOS.
17 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita un nombre nuevo escrito, el cual ninguno conoce sino aquel que lo escribe.

3:12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá fuera; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la Nueva Jerusalem, la cual desciende del Cielo de con mi Dios, y mi nombre nuevo.

  Si bien el objetivo fundamental es la Unidad de las Iglesias Cristianas, respetando exégesis doctrinales, en este punto en cuestión expuesto, se da margen para su exámen. No obstante se puede entresacar el conocimiento que nos de base unificadora, y este es, lo que se trasluce en el orden general, lo siguiente:
  En el planteamiento de lo expuesto como punto demostrativo, se traducen dos épocas: En la primera época, el Edén como paraíso, un sistema de vida donde no existiendo lo tuyo y lo mío al no existir la separación de sexos, por ser el humano, definido en el Génesis, como hombre, este era hermafrodita. Tenía los dos sexos para no disfrutar de ninguno:

 Después vino la segunda época, que fue originada por la caída o desobediencia al sistema impuesto establecido, con la consecuencia de la separación de sexos, y su compensación con los goces sexuales, con el “ganarás el pan con el sudor de la frente” y “parirás con dolor los hijos”, como Ley de Justicia, porque DIOS no regala sin compensación. En esta segunda fase se originó “lo tuyo y lo mío” origen de desencuentros, que se tiene que resolver con el advenimiento en este siglo XXI, del Reino de Dios establecido en el Cielo, viniendo a la Tierra. Porque el Reino que estableció DIOS en la Tierra semejante a una semilla, ya existe desde que el mundo es mundo.

1ª Corintios 15:22 Porque así como en Adam todos mueren, (Por ser la 2ª época, puesto que en la primera, cumpliendo con lo establecido era suficiente con una encarnación), así también en Cristo todos serán vivificados. 

  Hay una referencia que no existía en la primera Época, pero sí en la segunda, en relación con el “separaré la cizaña del buen grano”, y es el cierre de la muralla atmosférica, dejando una escalera por donde bajen y suban los ángeles, llamada la escalera de Jacob, por haberla visualizado videncialmente como premonición, con antelación, para su divulgación; en Génesis 28:12 Y soñó, y he aquí una escala que estaba apoyada en tierra, y su cabeza tocaba en el cielo: y he aquí ángeles de DIOS que subían y descendían por ella.
Resumiendo, «Adam y Eva», siendo mellizos, fueron recreados al venir a la Tierra en forma dual con los dos sexos, para establecer el origen de la posterior raza humana, «ya que eran ascendidos venidos de otro mundo (sin entrar aquí en el simbolismo bíblico)», Por eso fueron iniciadores en la 2ª Época, para promover la expansión de la nueva civilización edémica o adamica, cosa trabajosa, ya que los espíritus encarnantes o que venían a encarnar eran desterrados, al no haber cumplido el Mandato del Padre, por lo que estaban cargados como aguijón de muerte, que es Peso, Carga y Velo.
  El conocimiento de un juicio personal después de la resurrección o desencarnación, por las faltas cometidas en la existencia terráquea, como concepto relevante en la vida futura, fue introducido en la Teología hebrea procedente de Egipto.
Este mensaje puede ser un ejemplo de la aportación o esclarecimiento que dentro de la diversidad de Iglesias, en convivencia, cada cual pueda aportar, y aunque no se concuerde en todo, si en algún punto de renovación puede haber acuerdo, sirva para la edificación en Paz y Unidad.
Damos gracias encarecidas por la ayuda del Espíritu de Verdad a los que deciden escudriñar en las Escrituras, para el esclarecimiento del Simbolismo, con el hueso duro teológico, que durante siglos ha estado oculto con la locura de la predicación de las Iglesias Cristianas. Y en este siglo XXI, de advenimiento de la LUZ de DIOS, el Padre, en el pensamiento de Cristo para la Unidad de las Iglesias Cristianas, y con la apertura de la llave de la Ciencia numérica que fué quitada en sus orígenes, se abre una Nueva Fase, de la LUZ propiciada por los 4 jinetes del Apocalipsis, convirtiéndolos en cuatro puntos básicos de predicación, para que las Iglesias Cristianas, puedan todas empezar a subir de cero y en conjunto hacia el Reino de DIOS, que ha de instaurarse en la Tierra. Como también tenemos el fundamento trinitario que nos dan los tres clavos de la crucifixión de Cristo, hicieron 4 heridas, convertidas en los 4 puntos de Unidad Cristiana.
Como bien indica el enunciado de este mensaje, el desarrollo de este punto de estudio, es solamente una aportación al conjunto de la Idea Cristiana, sin más propósito que la colaboración, en la plataforma para la Unidad de las Iglesias Cristianas. 

⇐ La Unidad de las Iglesias Cristianas www.iglesias-cristianas.com
Iostako Maraltrix