01 PRÓLOGO: Cristianismo y Espiritismo

   ¿Está justificado el asociar el Cristianismo y el Espiritismo? No se puede eludir el contemplar el Cristianismo, por el hecho histórico derivado del mensaje de Cristo, y por estar asociado a la Ley Divina, y por tanto al mismo tiempo al Espiritismo como consecuencia natural. Aunque Jesús no estableció en su mensaje ninguna religión, y mucho menos las formadas por los hombres. Pues solamente habló de dos cosas: del PADRE y de la “Ley Divina” y su cumplimiento: y en base a “esta” se puede asociar el llamado Espiritismo, como así el llamado Cristianismo verdad, por ser este reflejado en los hechos de cumplimiento que Jesús mostró en práctica y palabra.

   Es preciso aclarar, que si bien Jesús personalmente ni habló ni estableció la palabra Cristiano ni Cristianismo, no obstante fue llamado el Cristo por unos y el nazareno por otros. Podríamos decir que tanto Cristo como nazareno fueron palabras creadas por los hombres aunque representativas de la obra de Jesús. Ahora bien: La palabra Cristo quedó confirmada posteriormente al dejar Jesús el cuerpo en la cruz y resucitar a la vida Espiritual, pasando a ser Cristo hijo de Iluminación. Y de donde deriva lo Crístico como representativo de Iluminación.

   Y si analizamos también la palabra espiritismo, deriva esta de Espíritu, y fue creada por el hermano de Enseñanza Espiritual Allan Kardec. Utilizándose posteriormente como definición demostrativa de la Fraternidad Universal de las Almas en su relación y comunicación. Pues no es nada más que el resultado de una facultad natural de cualquier ser humano, habida cuenta que siendo este creado a semejanza de una Inteligencia Creadora Infinitamente Omniabarcante e Inmutable en sus Atributos, necesariamente el hijo tiene el don como lenguaje espiritual nato, al ser dotado de una chispa de esencia de inteligencia o Alma, de donde deriva como condición natural el poder relacionarse tanto con su Creador y Padre, como con sus hermanos espíritus, tanto libres como encarnados: como así consta en las Escrituras en forma general por las relaciones de aquellos espíritus encarnados en la Tierra, como Daniel, Job, Moisés y otros muchos más, que recibieron sus mensajes y revelaciones de los Espíritus Guías, Protectores o Mensajeros.

   Así mismo con el lenguaje Espiritual se relacionaron los apóstoles y las tres Marías con Jesús después de haber dejado este el cuerpo como Espíritu hermano nuestro: Pues al haber dicho “Padre nuestro” se estaba considerando como un hijo mas, y como tal hermano nuestro. Como también se aconseja, que siendo DIOS o PADRE, Espíritu, vayamos a EL en espíritu y en verdad. Es decir, que el Espiritismo como facultad del Alma, existe desde que el mundo es mundo, y desde que el espíritu ser humano es creado.

   Por tanto, no es posible disociar Cristianismo y Espiritismo de la Ley Divina. Y porque representa esta la única Religión Universal, presentada con las palabras “Amor, Paz y Caridad” comprendidas espiritualmente: Y como Lema Religioso que le corresponde a este mundo desde que empezó a recibir seres humanos en su seno, “por ser impuestas como Luz, vida e inteligencia, por el mismo DIOS y PADRE al crear a sus hijos y dotarlos de su semejanza como chispa de esencia de inteligencia, en la materia moleculosa (esencia de materia) de que es formado”.

   Por lo cual, la única Religión Universal como Ley Divina, es única porque no hay más que un solo DIOS. Y es Cristiana, por cuanto Cristo la practicó y la vulgarizó para que la humanidad la comprendiera con más facilidad con el dicho de “ama a tu prójimo como a ti mismo” que en ello amas al Padre que está en los cielos, y por ello le quitaron la vida (la existencia): Por todo esto, esta dentro de lo justo el asociar el Espiritismo al hecho de ser Cristiano en verdad:

Iostako Maraltrix