17 RAMA POETICA Y PENSAMIENTOS

          AL ENFERMO

Duerme, descansa, enfermo, en tu lecho,
con tu mirada así tan suave,
y no esperes que se agrave,
este sufrir, de tu pecho,
reposando aquí, en tu lecho,
y que no te moleste nadie.

Duerme, y sueña en tu reposo,
y descansa aquí en tu cama,
dando reposo a tu alma,
y que no te sientas fatigoso,
al darle tú a ella el reposo,
con tranquilidad, y calma.

Tu carne suave descansa,
en el dintel de tu lecho,
a que no te duela tu pecho,
ni sepas lo que te pasa,
y tranquilo, a Dios, tú aclama,
que te saque de la cama,
sin pena ni sufrimiento.

Duerme, o sueña tú despierto,
viendo lo que el Cielo, él a ti te da,

para que el Mundo comprenda,
esto Espiritual que es bien cierto,
que sueñas ya tú despierto,
sin pena, ni sufrimiento,
que te hace estar bien contento,
de alegría, que él te da.

Jesús, ya te acaricia en tu lecho,
y con Su fluido bien suave,
él te da un buen consuelo,
por tu enfermedad tan grave,
por ser tú, una Flor del Cielo,
que la ha creado el Padre,
dándote, SU Bálsamo Divino,
y corras pronto por la calle.

Sano estás, ya en tu casa,
por lo venido del Cielo,
que te ha curado por gracia,
y que yo, mucho me alegro,
porque también, tú serás otro,
que darás gracias al Cielo.
         8-3-67

El Amor, que Dios tiene para el bien de todos sus hijos, se da a conocer, haciendo el bien al prójimo.

 LaUNIDAD de la VIDA DE DIOS, es la que nos Une a ELLA en AMOR de SU DIVINA VIDA, que está interna en nosotros siempre, en AMOR DIVINO INFINITO ESPIRITUAL.

 Y EL RIO SE LA LLEVÓ

Mi vida, mi Amor, mi Cielo,
Buscándote por aquí yo voy,
por la vera de este Río,
porque a DIOS, yo a EL confío,
el poder encontrarte hoy,
por estar, yo aquí, a donde estoy,
si es que te encuentro, ¡te quiero!,
y cuanto que sufro yo hoy,
por buscarte en donde estoy,
por esta vera, del Río.

No el llorarte más quisiera,
ni el pensar, que él te ha absorbido,
y por esto, que a Dios le pido,
que vengas tú, aquí a mi vera,
que no más llorar quisiera,
porque te quiero, Amor mío.

Ya no quiero más pensar,
de que se te llevó el Río,
mi vida, mi Amor, mi Cielo,
porque a Dios, con EL confío,
el de yo, encontrarte hoy,
si de verdad, te has perdido,
por la vera de este Río,
en el cual, te busco, hoy yo,
y me encuentro confundido,
con mi corazón herido,
mi vida, mi Amor, yo hoy.

   Barcelona, 20 de junio de 1967

Da siempre valor al alma,
por el espíritu en tu ser,
y entonces podrás tú ver,
el Amor que a ti te aclama,
para que siempre tu alma,
ella a Dios, pueda volver,
y a SU lado, obtener,
su Luz en Paz, que llevaba.

 

        YO, JOSE RODRIGUEZ BLASCO:

   Busca a DIOS en ti, conforme tu Voluntad te inspire confianza en hacerlo, que sabrás cuanta riqueza que llevas de Sabiduría Elevada y Noble, para que la puedas también tú manifestar, porque la mente, es el alma, en donde el espíritu deposita en ella, su sabiduría que él lleva.

            A MI BUEN JESÚS

Maestro, Tú que siempre me estás enseñando,
de saber yo a todos bien respetar,
porque Tu hecho, en mí es de Amar,
siempre con Tu buen Amor profundo,
a todos los de este Mundo,
y AMOR del Padre imitar,
con palabras, de Ti yo hablar,
y enseñar Tu Amor profundo,
y ser los sueños de este Mundo,
y Tu Amor, siempre Triunfar.

Mi buen Jesús, o Maestro,
junto a Ti, quiero yo estar,
que puedas ver Tu en mí Tu Amar,
desde aquí en donde me encuentro,
que puedas ver mi despertar,
por el Amor de Tu Amar,
queriendo, como Te quiero.

Siento en mí, Tu Amor profundo,
que es Ciencia Divina Espiritual,
por ser Tu Amor Grande y Divino,
semejante al Dios, o Padre Celestial,
que sigo muy fiel, SU CAMINO,
y que aparto yo a todos del mal,
con la entrega de esta Obra,
EL TESTAMENTO DE LA NUEVA ERA DE AMOR UNIVERSAL,
diciendo que Juan el Niño,
será el Mesías de este Mundo Terrenal,
dando Su Amor Fraternal,
que así yo creo y confío,
al servir a él de Amigo,
y se forje, aquí, un Gobierno UNIVERSAL,
pero que sea ESPIRITUAL,
y otro, el también dicho Mundial,
hoy, el denominado de ONU,
abriéndonos ellos camino,
para que nos aparten del mal.

 Barcelona, 13 de septiembre de 1967