10 Yo, JUAN

   Después que mi hermano Epafrodito ha venido él hablando a través de sus manifestaciones, os digo: Mirad que nadie os engañe, porque ya os dije que vendrán muchos diciendo: Yo soy el Cristo, y a muchos engañarán, por lo que oiréis guerras y rumores de guerras, mirad que no os turbéis porque es menester que esto acontezca, mas aún no es el fin, porque se levantarán nación contra nación, y reino contra reino, y habrá pestilencias, y hambres y terremotos, todas estas cosas principio de dolores, por haberse multiplicado la maldad de los hombres, y el Amor de muchos se refriará, y el que perseverare hasta el fin será salvo predicando este Evangelio por todo el Mundo, para testimonio a todos, entonces vendrá el fin, velad: Y cuando viérais la abominación del asolamiento, los que estáis en la tierra huid a los montes, y el que sobre el terrado, no descendáis  a tomar algo de vuestra casa, y el que en el campo, no vuelva atrás a tomar sus vestidos, porque habrá grande aflicción, que no fue desde el principio del Mundo hasta ahora, ni será, y si en aquellos días no fuesen acortados, ninguna carne sería salva, mas por causa de los escogidos, y elegidos, en aquellos días serán acortados por su mucho Amor extendido.

  Si algunos os dijeran “he aquí está el Cristo o allí”, no creáis, porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, que darán grandes señales y prodigios de tal manera, que como os dije, engañarán si es posible aun a los escogidos; así que, si os dijeran “he aquí está”, no lo creáis, porque como el relámpago que sale de oriente y se muestra hasta el Occidente, así será también mi venida en el año 1982.

  De la higuera atended la parábola cuando su rama ya se enternece, y las hojas brotan, haciendo saber que el verano está cerca, así la poda, y también la siega, y cuando viérais todos estas cosas, sabed que está cercano a las puertas. Empero el día y la hora de mi venida nadie la sabe, ni aún los Ángeles de los cielos, sino mi Padre, que será como en los días de Noé cuando el diluvio, hasta que Noé entró en el Arca. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora he de venir; por tanto estad también apercibidos, porque Cristo ha de venir Espiritualmente a la hora que no pensáis, y gracias a los escogidos y elegidos, anticipamos los Hechos que tienen que acontecer; por lo cual, si alguno os dijere he aquí está el Nuevo Mesías, o allí, no lo creáis, hasta que Cristo sea visto en Espíritu por Su espíritu, porque en verdad os digo, que él se manifestará dando a comprender el verdadero Amor que lleva la Nueva Era, a través de los hombres de buena voluntad.

  Seguidme, hermanos, seguidme, y coged la Biblia; mirando también lo que os digo en Filipenses 2:25 Mas tuve por cosa necesaria enviaros a Epafrodito, mi hermano, y colaborador y compañero de Milicia, y vuestro Mensajero, y Ministrador de mis necesidades. 1ª Pedro 2:15 Porque ésta es la voluntad de Dios, que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres vanos. 3:10 Porque el que quiere Amar la vida, y ver días buenos, refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen engaño. 9 No volviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino antes por el contrario, bendiciendo; sabiendo que vosotros sois llamados, para que poseáis bendición en herencia: 13 ¿Y quién es aquel que os podrá dañar, si vosotros seguís el bien? 18 Porque también Cristo padeció una vez por los pecados, él, justo, por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en Espíritu. 22 El cual está a la diestra de Dios, habiendo subido al Cielo; estando a él sujetos los ángeles y las potestades, y virtudes. Judas 1:17 Mas vosotros, Amados, tened memoria de las palabras que antes han sido dichas por los Apóstoles de nuestro Maestro Jesucristo. 14 De los cuales también profetizó Enoc, séptimo, de Adam, diciendo: He aquí, el Maestro es venido con Sus Santos millares. 15 A hacer Juicio contra todos, y a convencer a todos los impíos de entre ellos, tocante a todas sus obras de impiedad que han hecho impíamente, y a todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él. 2 Misericordia, Paz y Amor os sean multiplicados. Efesios 3:19 Y conocer el Amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. 4:6 Un Dios y Padre de todos, el cual, es sobre todas las cosas, y por todas las cosas, y en todos vosotros. 13 Hasta que todos lleguemos a la Unidad de la fe y del conocimiento del hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la edad de la plenitud de Cristo. 11 Y él mismo dio, unos, ciertamente Apóstoles; y otros, profetas, y otros, evangelistas; y otros, pastores y doctores. 12 Para perfección de los Santos, para la obra del Ministerio, para edificación del cuerpo de Cristo. 21 Si empero lo habéis oído, y habéis sido por él enseñados, como la verdad está en Jesús. 10 El que descendió, él mismo es el que también subió sobre todos los cielos, para cumplir todas las cosas. 8 Por lo cual, dice: Subiendo a lo alto, llevo cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres. 7 Empero a cada uno de vosotros es dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. 17 Esto pues digo, y requiero en el Padre, que no andéis más como los otros gentiles que andan en la vanidad de su sentido. 18 Teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón. 19 Los cuales, después que perdieron el sentido de la conciencia, se entregaron a la desvergüenza, para cometer toda suerte de impurezas, pues 29 Ninguna palabra torpe salga de vuestra boca; sino la que sea buena para edificación, para que dé gracia a los oyentes. 30 Y no contristéis al Espíritu-Santo de Dios, con el cual estáis sellados para el día de la redención, como ya sabéis desde el día que se hizo, el primer Segundo Bautismo Espiritual, aquí en lo terrenal, único en la Historia del Mundo, con la forma de nosotros actuar en vosotros en Dualidad de Rayo Divino, para que todos los presentes en dicho acto lo puedan recibir por obra y gracia del Espíritu-Santo, que actúa con vosotros. El de trino, de Tercer Rayo Divino, para la Unión conjunta de todos los mortales. 31 Toda amargura y enojo e ira, y voces, y maledicencia, sea quitada de vosotros, y toda malicia. 32 Antes sed los unos con los otros benignos, misericordiosos, perdonándoos los unos con los otros, como también Dios os perdonó en Cristo. 5:15 Mirad, pues, como andéis avisadamente; no como necios, mas como Sabios. 10 Aprobando lo que es agradable al Padre. 14 Por lo cual dice: Despiértate tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo. 11 Y no comuniquéis con las obras infructuosas de las tinieblas, sino antes bien redargüidlas. 8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois Luz en el Padre:
No hacemos escribir mandamiento nuevo, porque las tinieblas ya son pasadas y la verdadera Luz ya alumbra, mas el que aborrece a su hermano está en tinieblas, porque las tinieblas le han cegado los ojos, cosa que el que Ama a su hermano está en Luz, y no hay tropiezo en él.

  No Améis al Mundo, que si alguno Ama al Mundo el Amor del Padre no está con él, porque todo lo que hay en el Mundo, la concupiscencia de la carne, y la soberbia de la vida, no es del Padre, mas es del Mundo, pues quien hace la voluntad de Dios permanece siempre en Amor. Mirad cual Amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de ÉL. Mas si alguno dice yo Amo a Dios, y aborrece al que no es de su afinidad, es mentiroso, porque el que no Ama a su hermano al cual ve, ¿cómo puede Amar a Dios a quien no ve? Amaros mutuamente unos a otros, haciendo siempre el bien al prójimo, y entonces Amaréis al Padre. ¿Quién comprenderá a quién, si están desunidos, en vez de estar bien avenidos y unidos con todos? Por este motivo y otros más se da esta Gran Revelación, para recordar las palabras que por Jesús fueron dichas, porque la humanidad parece como si verdaderamente las hubiera olvidado, que presto estoy en hacerlo recordar, para que se fertilice en vosotros Unión sin preferencia de clases ni credos, porque solo Dios es quien puede hacer y deshacer, si se cumple a SU Voluntad, para darnos Él nueva experiencia y despertarnos más a Dios: SU Amor es edificación, no de destrucción por aquel que por causa de no obedecer, se desvía del camino de SU Amor y también para con todos los Terrenales.

  Se os están dando instrucciones para que no se dude del Padre, ni de nosotros que somos vuestros hermanos de Luz, a los cuales nos llamáis en la Tierra Santos, y que en verdad os digo que ni en nosotros existen, porque Sólo es Uno, el Padre Dios, siendo ÉL, el Gran Movimiento Espiritual, para hacer que entren sus hijos a la comprensión de verdaderos hermanos, para que seáis tenidos por dignos del Reino de Dios, tanto en la Tierra, como en el Cielo.

  Siempre se deben de dar gracias a Dios, para que vuestra fe vaya creciendo, y el Amor de cada uno abunde entre vosotros; por lo cual, asimismo pedimos que Dios os tenga por dignos a SU Vocación, y os llene de bondad en todo buen intento a toda buena Obra, porque no os decimos otras cosas que las que leéis, o también conocéis, y espero que con interés hasta el fin las conozcáis.

  Así que, teniendo tal esperanza os hablamos con mucha confianza, y no como Moisés, que ponía un velo sobre su faz, para que los hijos de Israel no pusiesen los ojos en lo que debía ser abolido. Mas cuando os convirtáis a Cristo, el velo se os quitará, viéndose por él la Luz pura que sin tropiezo alguno podáis comprender a dónde está la verdad.

  Si nuestro Evangelio que hoy os damos lleno de Amor está encubierto, entre los que se pierden está encubierto, en los cuales, el Dios de este siglo segó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del Evangelio que es gloria de Cristo, el cual es imagen de Dios, porque Dios que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció a nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de SU Gloria; es el que nos hizo para esto mismo, dándonos la prenda de SU Espíritu para transformarla en Materia de Esencia, en Efer, ESPÍRITU-SANTO; de esto ¿el por qué no se habla de ello, si es la Chispa anímica que por su transformación se une a su vitalidad de cuerpo, dándole vida de Materia de Esencia, hasta que llega a encontrarse convertida en Efer? Muchos se creerán que Alma y Espíritu son una misma cosa, y en verdad os hago saber que no lo es, hasta que el Conocimiento que es el Espíritu pasa el Alma mente a ser Luz de su misma Luz. Así que, entre tanto que estamos en el cuerpo peregrinamos ausentes del Conocimiento de la chispa de Esencia del Padre, en cuanto no se preocupa uno de ejercer el bien espiritual. ¿Qué más puedo yo deciros para que veáis lo cierto, y no la mentira? Nosotros como ayudadores de Cristo juntamente con él os exhortamos a que no recibáis en vano la gracia de Dios de la Nueva Era, que es la de Hermanos todos Hijos de Dios, porque vosotros sois templo de ÉL viviente, y habita en todos, así que, amados, limpiémonos de toda inmundicia carnal, y de espíritu, perfeccionando la Santificación de Dios, y admitir de que a nadie hemos injuriado, a nadie hemos corrompido, a nadie hemos engañado, y si alguien se ha ofendido, o es que se ofende, no deis la culpa a los elegidos, sino darla al Padre, que por SU mandato Divino se han Hecho estas Escrituras a través de Cristo, y de nosotros, avisando a todos los humanos sin distinción, a que practiquen Su Amor; pues Amaros mutuamente antes de que venga el día, y tengáis que pedir vosotros un milagro: No para condenaros lo digo, ya que he dicho antes, de que estáis en nuestros  corazones de Esencia para morir, y para vivir juntamente con nosotros, porque ya sabéis la gracia de Jesucristo, que por Amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con Su pobreza, fueseis enriquecidos. Así que también nosotros somos de Cristo para edificación, y no para vuestra destrucción; por lo cual, hermanos, deseo que tengáis gozo, y seáis perfectos, tengáis consolación, sintáis una misma cosa, tengáis paz, y el Dios de Paz y de Amor será con vosotros.

  CADA MADRE ACOJE A SU HIJO EN SU SENO DE ALIMENTACIÓN, y LE DA VIDA: MAS YO, AL SALIR DE SU LACTANCIA, TE DOY VIDA LLENA DE AMOR, PARA QUE CREZCAS CON ÉL EN SABIDURÍA INFINITA.

  Si en tu interno sientes los impulsos de Paz, obedécelos, y procura de unirlos a los demás de tu afinidad, para que puedan saber, Paz individualizada, o colectiva.

  El que obra verdad, viene a la luz, para que sus obras sean manifestadas que son hechas de Dios, mas os continuo diciendo: Yo no soy el Cristo, sino enviado delante de él aparejando Su camino, haciendo recordar al Mundo éstas sus enseñanzas; por el cual yo vendré de Mesías, pero no es que sea yo Jesús, porque Cristo así me lo ha concedido, ya que él no tiene necesidad de venir a reencarnar a la Tierra, por el grado que él ostenta. Cosa, que al que Dios envía, las mismas palabras de Dios habla; el Padre Ama al hijo, y todas las cosas dio en su mano; el que cree en Cristo, tiene vida eterna, y el que cree en mí, Su Amor: Mas el que es incrédulo no verá la vida, pero la bondad de Dios ejercerá en él. La hora viene, y ahora es cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad. Mirad lo que Jesús me dice en estos momentos; déjame Juan, que yo hable: Te cedo muy gustoso la palabra, y me retiro, Maestro.

     Yo, JESÚS:

  Mi comida, es que se haga la voluntad del que a mí me envió, y también que pueda acabar SU Obra que hoy está por medio terminar. Mas cuando sea cumplido SU Amor por los terrenales, la tendré acabada, y entonces podré decir ¡Gloria en las alturas, oh Padre! Por haber ya Paz entre los hombres de este Mundo. ¡Oh sana, oh sana! Así que os mando a Juan, por obra del Padre ser vuestro Mesías antes de venir él entre los Terrenales con materia de cuerpo de carne, como yo vine, y dejé el Testamento hecho en colaboración con sus elegidos, tanto carnales, como en Espíritu, que será el tercero que poseeréis, y el último; pues “el primero”, corresponde a la Segunda época, que es cuando se conocieron la hembra y el varón, que es “el Antiguo”; el Segundo, es el que hace referencia de mí, que vine a cumplir la Ley de Amor al prójimo, anunciado “por el primero”, y este Tercero, es el de la Nueva Era de Amor Universal a Unión de Hermanos todos Hijos de Dios, por el Amor del Segundo, en bien a Unidad y progreso de todos; y entre los Tres harán Uno, que será para mejor comprensión del “primero”, y del Segundo, para que con este Tercero podáis comprender ciertas equivocaciones de las que existen en el Primero y Segundo, conforme vuestra mente trabaje en profundizar las cosas Divinas de Dios, por estar hechos según a las épocas de comprensión de cada uno, y en ésta no se niegue lo que cada uno comprenda.

  Oigo decir entre vosotros los elegidos que aún faltan cuatro meses hasta que llegue la siega, cual yo os digo: Alzad vuestros ojos, y mirad las regiones, porque ya están blancas para la siega, viniendo antes la poda que advertirá a los hombres que den su buen fruto de AMOR.

  Y éste es el dicho verdadero, que uno es el que sembrará, y el otro el que segará; pues el que tenga oídos, oiga y entienda.

  Paso la palabra otra vez a Juan, y escucharle como si él fuese yo, porque os será vuestro Mesías, por obra del Padre.

   Yo, JUAN:

   Si Cristo fue uno de los grandes Baluartes espirituales, atiende a esta llamada que se te hace, para que tú puedas ser otro, si despiertas en Su AMOR.

  Después que mi Maestro el mayor os ha hablado, tomo otra vez la palabra, para deciros: El Padre levanta a los muertos y les da vida, así también Cristo a los que él quiere da vida, para que todos le honren como le honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió; de cierto, de cierto os digo: Vendrá hora, y es ahora cuando los muertos oirán la voz de Cristo, y los que la oyeren vivirán, porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también dio a él que tuviera vida en sí mismo, como igualmente a todos sus hijos. No puedo yo de mí mismo hacer nada, como oigo, juzgo, porque no busco mi voluntad, mas la voluntad del que me envió; otro es el que da testimonio de mí, y sé que el testimonio que da de mí es verdadero, mas digo esto, para que vosotros seáis salvos y tengáis vida igual que él. Pues el que quisiera hacer Su voluntad, conocerá si la Doctrina viene de Dios, y si yo hablo de mí mismo, puesto que el que habla de sí mismo, su propia gloria busca, mas el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia ¿juzga nuestra Ley a hombre, si no entendiera lo que se ha dicho? Vosotros según la carne juzgáis, mas yo no juzgo a nadie, porque el que me envió, conmigo está, no me ha dejado solo, y lo que a él agrada os hago, para que conozcáis la verdad que os libertará; Conviéneme obrar las obras del que me envió, para que sea cumplida nuestra palabra; yo soy el buen pastor, como también, dijo Jesús, y los que profesan Su Ley, y conozco mis ovejas y las mías me conocen. También tengo otras ovejas, hermanos, que no son de este redil, pues todas aquellas me convienen traer para que me oigan, y cumplan el camino de Unidad en Amor Universal, a través de la Cadena de Unión de Afinidades que hoy a través del perceptivo nos expresamos en bien de toda la humanidad.

  En la Nueva Era de Amor Universal habrá un rebaño y Un Solo pastor, y Cristo en Esencia iluminará los conocimientos de todos, para que con él pueda haber la comprensión de Una verdadera Familia de hermanos, a un mismo fin de Amor los unos a los otros, sin importar en donde cada uno ejerza su bien que comprende, practicando su fe, cual hoy yo conozco a mis ovejas, y ellas me siguen, tanto las que son terrenales, como en estado de Espíritu, y mi Padre que fue quien me las dio, ES el Mayor de todos y nadie las podrá arrebatar de ÉL, por ser quien me las confió.

  Mis elegidos y Escogidos lo pueden ser todos aquellos que sepan cumplir el amor al prójimo, que al cumplirlo, ya entra en Paz en sí mismo, obteniendo la unidad que predecimos: Mas os digo: que si yo no hago obras buenas de mi Padre, no me creáis, mas si las hago, aunque a mí no me creáis, creed en las obras, para que conozcáis que el Padre está conmigo, y yo con Cristo; pues, si alguno de vosotros me sirve como Elegido o Escogido, sígame tal como a los que me confió mi Padre, que también es el vuestro, ya que ahora es el juicio de este Mundo, y el que oyere mis palabras y me siga, lo vencerá, y al que no me siguiera, yo no le juzgo, por no haber venido yo a juzgar al Mundo, sino a cumplir lo que Dios me confía hoy en Espíritu, y salvaros para que no permanezcáis en tinieblas. El que me desecha y no recibe mis palabras tiene quien le juzgue; la palabra en que yo os hablo ella juzgará, por no haber hablado de mí mismo, sino del que me envió a través de Cristo, dándome el mandamiento de lo que he de decir en Esencia, y Cristo de lo que he de hablar cuando yo venga entre vosotros los terrenales.

  No es que os hable yo de todos vosotros los presentes, porque sé muy bien a los que he Elegido para tal fin; si alguno cree de vosotros que puede servirme, sígame, para que creáis, que soy yo; de cierto, de cierto os digo, el que a mí me recibe, recibe al que me envió. No se turbe vuestro corazón, creéis en Dios, creed también en mí.

  En la Casa de mi Padre muchas moradas hay, voy pues a preparar lugar para todos aquellos que me sigan, y en donde yo esté, ellos también puedan estar; el que en mí cree, las obras que yo hago también él las hará, y mayores aún que estas, cuando se encuentre cada uno en Esencia, por el Amor que nos une al Padre. Entonces me veréis los que me habréis seguido, porque yo vivo, y vosotros también viviréis, y en aquel día, conoceréis que yo estoy en Cristo, y Cristo en mí, y yo junto a vosotros, al lado del padre, Glorificándole.

  La Paz os dejo, y mi Paz os doy, no como el Mundo la da para malicia y engaño por su incomprensión; deseo que se reconozca el verdadero camino del Amor, y la Paz de Dios que llevamos cada uno, que es el templo de ÉL formado en el hijo, para que entre a comprensión, y podamos formar Un Solo Cuerpo que garantice la Paz verdadera, y unifique el bienestar común de todas las Naciones y Gobiernos del Mundo.

  Esto os mando, que os levantéis a Unificación como verdaderos templos de Dios en mi Amor, para que os Améis de unos a otros, ya que es palabra fiel y digna de ser recibida en bien a la humanidad, para que se pueda lograr la Paz que deseosos la esperamos: Por ella trabajamos esperando de los hombres mayormente de los que creen, que la sepan ejercer, para que entre todos seáis los verdaderos hermanos Universalistas de Unión de AMOR Fraternal Universal.

  Meditad bien mis palabras, y también la de los demás que os han hablado anteriormente, y ocuparos de ellas, haciendo un buen estudio de investigación Filosófica en Teocracia, a través del Testamento de la NUEVA ERA, que os hará ver claramente los errores, que por causa de traducción de los setenta y dos escritores, lleva el Antiguo, y Nuevo Testamento, y ver y comprender que nosotros los respetamos todos, porque la misma verdad es quien lo pone al descubierto, si se comprende lo cierto a Dios, y en ello, se comprenda SU Amor; mas tened mucho cuidado vosotros de la Doctrina, no sea que en vez de sacar errores se los pongáis aún más, ya que lo que está escrito, escrito está, no solamente para todos aquellos que tienen fe para su fe, sino que también para todos aquellos que comprendiendo la verdad, sepan respetar la de los demás, porque Dios es el que obra en todos, haciendo a veces que a través de un error, el hombre ponga más interés para investigar, no dándose cuenta que con ello descubre otras cosas que ignoraba; pues tened mucho cuidado de vosotros mismos, y también de quien os oyera, si es que rectificáis alguna palabra, en la que con ella pueda haber más grande error.

   LO ESPIRITUAL, ES LA VIDA DE ALIMENTACIÓN QUE NOS LLEVA A DIOS, EN DONDE MEJOR CADA UNO LA COMPRENDE.

  Jesús dijo: Yo soy la verdad y la vida, y todos los que a mí vinieren, tendrán Vida Eterna. Mas yo hermano de Enseñanza, Juan el Niño, os digo: que al ser el Mesías que he de venir a reencarnar entre los terrenales, no hago más que cumplir todo cuanto él me ordena, en bien a Unificación de los unos a los otros, dando Sabiduría, la que Dios predestinó para todos aquellos hombres de buena voluntad, y como hijos Suyos, Evangelicen las cosas ocultas del Reino de Dios, en Sabiduría, y así todos, Evangelicemos con el Amor de Su Amor, al llevarLo y sentirLo cada uno en su interno, y pasar a sus hijos de Iluminación Divina por Su Enseñanza Espiritual a los hombres de buena voluntad.

  Yo vendré, en hacer que se cumpla Su Ley Divina de Unión de Amor Espiritual Universal entre los hombres, como así lo vengo haciendo desde lo Espiritual que me encuentro, hasta el día que venga a reencarnar entre los terrenales, sirviéndome hoy de mi perceptivo para dar Luz a los hombres, ya que vendré en misión del Cristo, tal como os lo especifico con anticipación, Doctrinando Religión No Determinada, por ser el Lazo de Unión de todo lo unitivo determinado para Unidad Diversa.

  En la Nueva Era de Amor Universal, reinará el signo de Acuario, en donde el hombre vivirá en ella sin odios, rencores, ni malicia, y sí, llenos de Amor de los unos a los otros, al venir a reencarnar aquí en este planeta, varios hermanos de Luz y Profetas, y también Mensajeros, por su Espiritualidad ya alcanzada; y verá toda carne a Jesús en el Cielo, dando a todos testimonio de Su Espíritu, tal como él es.

  Algunos decís que todo ya está creado en el Cosmos, o sea en el Cielo, y yo os digo: erráis, por no haber llegado a la Vida en donde existe el Efecto por la Causa, por lo que es aquí, en donde la Causa lleva el efecto de Creación, y de Ella, es de donde sale la vida manifestada para creaciones, por SU propia Vida de Espíritu, llevando cada una de ellas la Causa de la Vida en lo interno, o el Efecto de vida externa interna infinita, Creando y Procreando continuamente lo que más le conviene para Vida Cósmica, cuando lo que llamáis tiempo LE conviene a SU Causa Suprema, saliendo de Ella, las menucias de vida de Su Creación Creada e Increada, dando la amplitud de vida o conocimientos, para grandes descubrimientos en el Crear, al dar de lo Creado Increado la vida Interna Eterna, conforme va transformándose a Vida Infinita de Esencia, Manifestada Inmanifestada, para dar la Vida Inmanifestada Manifestada de Creación, a SU Creación, y dar creaciones, por ser los Efectos de la Causa, que como arte de magia, salen dando su Luz en Efectos de creaciones, y al mismo tiempo SU Creación, dando SU Igual o semejanza de SU Igual en cada una de SUS Unidades, para el bien de SU Bien, en SU menester de CREACIÓN y creaciones.

Buscando a mi interno encuentro,
Que hay una Luz pequeñita,
Es, la que Dios me ha puesto,
Y hacerla, Mayor y bonita.

  La mente es el vehículo, por el cual se vale el espíritu del hombre en investigar la Vida de Dios, y dar riqueza al hombre, sobre lo que investiga, por ser en un conjunto la Esencia de alimentación, al extraer de la Mente Suprema la Vida de lo Increado, al dar Ella, que es EL, lo Creado Increado de SU Vida, por la vida del espíritu en el hombre, dándole los conocimientos inmensos insospechados, al investigar la Sabiduría oculta, la que Dios tiene preparada a que todos sus hijos puedan recibir de EL la Iluminación, conforme el espíritu va Iluminando al hombre por SU Espíritu en él; y ver lo que en sus sondeos ha ido fraguando en su mente, lo que de su espíritu recibe, o ha ido recibiendo en su meditación al investigar, recogiendo creación continua, que es la que va engrandeciendo al conocimiento, y llenándolo de Grandes Virtudes.

  Ellas, las Virtudes, son las que se manifiestan al hombre, cuando el espíritu del hombre percibe Iluminación al servicio del Gran Creador Supremo, y contribuir en bien al Amor Espiritual Universal, para con todas las Naciones del Mundo sin la discriminación de Clases, ni Raza humana, al hacernos comprender Ellas que no existe muerte en todo lo manifestado, y el espíritu va recibiendo para el hombre, su unidad de vida, que es producto del Espíritu o Mente de Vida Eterna para el humano, dándole inteligencia de Luz Divina a semejanza del Creador, dándonos los aportes de SU Sabiduría, que sólo se pueden ver con el tercer ojo, o sea con el Espíritu en el hombre, cuando va empezando a ser hijo de iluminación; o Espíritu de Luz, percibiendo cada vez más lo Divino, en cuanto más Amor hacia EL  se profesa en bien al prójimo. Entonces es cuando uno va comprendiendo que el Cielo, es donde existe el caudal de nuestras virtudes Cósmicas.

  Algunos quizá diréis que me aparto de los conocimientos dados por Jesús, al hablaros de esta manera. No hermanos míos, no, no me aparto de lo que él me instruye, y veo en Espíritu, para anunciar a los hombres Su Nuevo Evangelio, que no es que sea otro, sino que el mismo dando a los hombres de hoy lo que antes no se pudo dar, porque no le hubieran comprendido, y hoy vengo para daros el conocimiento de Su conocimiento, y lo podáis comprender mejor con estas Sus enseñanzas, que muchos quizás diréis que son locura, por no entender que el Cielo es el rompeolas en donde uno se estrella a comprender, que todas sus salpicaduras provienen de SU Mar Infinito.

  Esto que os digo lo podéis comprobar incluso con una semilla, ya que ella, es el mar, dando a su externo las salpicaduras, conforme en su transformación las va sacando de su interno, para vida externa a semejanza de su vida; por eso Jesús, dijo: el Reino de Dios es semejante a una semilla, por seguir todo a su semblanza y semejanza en cuanto a Creación se refiere, al salir del interno a externo SU Vitalidad, viéndose Unidad en la gran diversidad de la Vida, reproduciéndose vida de Su Vida a su semblanza, dando a comprender, que el mar, o la semilla, dan Sus grandes riquezas, por ser Dios en él o en ella, dando la vida de creación continua de transformación Infinita a SU UNIDAD, para subsistencia.

  Todo cuanto os he dicho, es en preparación para que vuestras mentes vayan percibiendo conocimiento esotérico, y poder comprender más elevados conocimientos de los que aún tengo o tenemos que manifestaros a los terrenales, para que podáis entender mucho más al introduciros en el reino del Padre, en donde existe la Vitalidad Inmortal de todas las vitalidades que existen en el Gran Cosmos. Por lo cual, si todo fuese igual, a SU Igual, nos haría retroceder en antes del existir el Principio de Creación, en donde nos situaría al antes del existir de nuestro existir creado, al no haber manifestado al externo la vida de SU interno, en estado latente de Creación de Esencia Manifestada, de donde de Ella, salió SU Principio, y de este salen principios, llevando en SU vida interna a SU Esencia Eterna para transformación a Vida Infinita, dando Creación Inmortal al pasar de interno a externo. Por lo que podríamos decir, que el Cielo, es el que manifiesta todas las riquezas, que Dios en él las va depositando.

Los ojos que a ti te miran,
Los mortales ya Espirituales,
Son ojos que te vigilan,
Por lo que puedas tú darles,
Comprensión, a los carnales,
Y a cuantos a ti, te miran.

   Destruir hermanos míos, todos los obstáculos que os priven del progreso Espiritual, ya que la mente es el vehículo, para que se pueda manifestar el espíritu en la vida del hombre en lo terrenal; como en lo Espiritual, haciendo ver y comprender cuánto Amor hemos de ejercer a nuestro semejante, si es que queremos gozar de todas SUS riquezas, que por Justicia Divina las tenemos de saber ganar, y así poder obtener también SU Sabiduría, al desprendernos de los obstáculos terrenales que priven de poderla alcanzar, para que con la Luz del conocimiento, pueda en todos reinar lo Divino del Padre Creador, fructificando Una verdadera Familia de verdaderos hermanos todos hijos de Dios, por ser Dios Todo en todo, o la Vida de todas las cosas; siendo el Cielo el Barco, en donde a todos él nos acoge.
Por lo tanto, la vida del ser humano es un verdadero templo, en donde cada uno ha de encontrar en él, a Dios, en él, a SU semblanza y semejanza, si es que quiere gozar de SU Riqueza, o Sabiduría, dando a comprender que SU Riqueza, no se mide, se pesa, a través del dolor o del sufrimiento de uno mismo AL SABERLA VALORAR.

  Se os manifiestan hoy estos conocimientos, para que no vayáis errantes, en saber quién os instruye tal Sabiduría en misterio, para algunos que no han salido de su lugar de incomprensión, ni meditar el Árbol de la Vida Espiritual cómo se formó, dando vida de SU VIDA por el interno, y manifestándola al externo para vida Infinita a semejanza de una semilla: mas hasta ahora habéis andado en tinieblas, y ahora en Luz Espiritual, para que no ignoréis que el hombre, es el dique de reparación para sus grandes triunfos.

  Por lo cual, aprended de lo que el Padre nos dota de Su chispa de Luz Divina, para que una vez formados y creados, podamos ser SU imagen y semejanza por SU Vida en nosotros dada en espíritu, para que gocemos de SU Gran Riqueza Cósmica, tanto en la carnal, como en la Espiritual, por SUS diferentes caminos.

  A medida de ir uno comprendiendo lo que os decimos, sabréis los terrenales si es verdad, o si mentimos en la forma de nosotros hablaros en este presente, con estas Escrituras que os hacemos entrega para todos. Por lo cual, os digo a todos en general que os hagáis un repaso de conciencia, y profundizad bien nuestras palabras con equilibrio estimable, y podrá descubrir vuestra mente, los más insospechados conocimientos que el espíritu en su interior los lleva.

  Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos con espíritu, conforme al Espíritu: porque si vivierais vosotros conforme a la carne, moriréis: mas si por el espíritu mortificáis las obras de la carne, viviréis, al igual que nosotros con Luz en el Cielo.

Jesús, es quien os invita,
Lo que con Amor yo os digo,
Que sigáis el buen camino,
Y que con Amor, nos siga;
Y leer el TESTAMENTO,
Que Jesu-Cristo os invita.
El, desea lo Universal,
Con gran Amor y dulzura,
En donde se ve, hermosura,
Al igual que en lo Espiritual,
Dando a los hombres, Su Igual,
Cuando dejen su envoltura.

   Hoy, vuelve otra vez Jesús, a dar Sus enseñanzas con este Su TESTAMENTO DE LA NUEVA ERA DE AMOR UNIVERSAL, para que todos por él, seamos hijos de iluminación, sin importarle los diversos caminos que uno ejerza Amor para con los demás, al llevar cada uno, frutos dignos de Convivencia de Hermandad Familiar Universal, con ejemplaridad, diciéndonos:
Tu, Yo, Soy, Padre Bendito,
Y te digo, que Yo, TU Soy,
Buscando en TI, por donde Voy,
U Amor en Mí, o Padre Eterno,
Por ser Jesús, aquel Cristo,
Que Luz al Mundo le doy,
Haciendo saber quién Soy,
Dando TU Amor, Yo Infinito.
La educación de la mente, uno la va obteniendo conforme va dando sus frutos de comprensión: Ya que la mente es el alma, en donde queda en ella todo manifestado por el espíritu que la fortalece, al manifestarse él en ella, dando su crear. Pues, todo aquel que mira en destruir lo del otro, es el no saber comprender que uno mismo se destruye, al no ver que en él también está el fruto de su vida.

  Por lo cual, el hombre animal no comprende las cosas de Dios porque le son locura, y no las entiende, porque se han de examinar Espiritualmente. Mas todo aquel que me sigue no se preocupa de lo terrenal, y se sacrifica en lo terrenal para lo Espiritual en bien del terrenal, y pocos son aquellos que me siguen. Pues daros cuenta y veréis que pocos son los que con dolor y sufrimiento saben llevar su Cruz, por encontrarla muy pesada y dura de llevar, por el afán de estar uno pegadizo a las cosas terrenales. Levantaros ya y no pequéis más a vuestro cumplimiento de Amor, de los unos a los otros, ya que:

La fe no es destrucción,
Ni nos arrastra en dolencias,
Ni hace sentir diferencias,
Sino que Amor y Unión,
Para que cada Nación,
Sepa sacar sus Fronteras.

   La palabra de la Cruz, es locura a los que se pierden; mas a los que se salvan, es a saber: es Potencia de Dios.

  No venimos a destruir Religiones, ni Doctrinas, con estas nuestras enseñanzas; sino que aunaros aún más, porque nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que es de Dios, para que todos conozcáis lo que EL nos ha dado, para que cumplamos SU LEY de Amor Espiritual Universal, como verdaderos hermanos e hijos del Gran Padre Creador, para la Unificación de todos los hombres.

  Ya estamos dando conocimientos de iluminación, a los de este mundo terrenal por todos los cinco continentes. Esta vez, para que no tengáis confusiones, dentro de vuestras creencias espirituales, al no poner atención a la LEY DIVINA DE AMOR UNIVERSAL, que Es el gozo del bien Espiritual para todos los seres terrenales, como de los que se encuentran en Espíritu, y también, de los que residen en otros planetas semejantes al vuestro.

  No hablamos con doctas palabras de Sabiduría; sí, con Doctrina del Espíritu, acomodando lo espiritual a lo Espiritual; Lo Espiritual, es benigno y misericordioso, y a nadie hace daño alguno. Por lo tanto, tomamos toda la armadura de Dios, para resistir lo malo.

  Cada uno de vosotros en donde pertenezcáis, procurad de no tener odio a los demás, por pertenecer a otro lugar de su recogimiento Espiritual para la expansión de su espíritu, porque bien sabe el Padre, el lugar que a cada uno de sus hijos los elige para SU cumplimiento. Procurad el Reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas. Por lo cual, os ruego, que confirméis vuestro Amor para con EL.

  Porque no somos mercaderes falsos de la palabra de Dios; y de Dios hablamos con Cristo, como está escrito: DERRAMÓ Y DIO A LOS POBRES; SU JUSTICIA PERMANECE PARA SIEMPRE.

  El alma, es el tronco que va echando sus raíces, conforme el espíritu va dando a ella, los frutos de su vida inmortal. Porque ellos son los que llevan la humildad, según a su facultad que despiertan en bien al prójimo, y el despertarlo de lo que todavía dormita para el bien de su bien, ver claramente las manifestaciones de Dios en él.

  Yo doctrino, al Cristo Crucificado que es para los Judíos tropezadero, y a los gentiles locura, al no comprender que en todos los tiempos viene entre los terrenales un hermano de Enseñanza, no importando en el lugar que ha de Evangelizar su Doctrina en bien de la humanidad, para que comprenda que todos los hermanos de Enseñanza son una misma cosa para con Dios, en Amor al prójimo para Unidad o unidad.

  Daros cuenta, los que poseéis la Biblia, de la manera que a vosotros os hablamos a través del Perceptivo, que viene delante de mí abriéndome camino, del cual muchos son ya que lo van abriendo por diferentes lugares, para que todos a una, quede formada la Unidad del lazo de Unión de la Familia Universal, sin discriminación de Razas.

  A mí, Juan el Niño, que soy el más pequeño, me es dada esta gracia de aclarar a todos el misterio escondido desde los siglos en  Dios, que crió todas las cosas, y los hombres que están dentro del Tronco de la Vida, me comprenderán, y me ayudarán a que otros despierten, y despertarán.

La fuente de los siete caños,
La alimenta UN manantial,
Cuando comprendas desengaños,
Ellos, te serán todos igual.

Mas, no estoy todavía en la Tierra,
Y me siento ya un terrenal,
Por ser Jesús quien me guía,
Para que os libre del mal.

Dios, Es, lo que de EL sentimos en nuestro expresar de Amor para con los demás, por ser Todo SU manifestación de vida en diferentes formas de ExpresarLO: Porque somos hechura SUYA para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviéramos en ellas. Empero a cada uno, es dada la gracia conforme a la medida del Don de Cristo. Pues, la fuente, de los siete caños, son las Virtudes que dan el agua de gracia, por el manantial que es Dios, en cada uno de ellos, que los alimenta. Por lo cual, a vosotros os multiplique Jesús, y haga abundar el Amor entre vosotros, para con todos los demás, como los demás, para con vosotros. Para que cuando llegue el día de no estar yo con vosotros en Espíritu, podáis saber lo que habéis de hacer, y decir por nuestras Enseñanzas que os damos a unidad de Amor Fraternal Universal. Por lo que Jesús, os dice:

Las Espinas de mi Corona,
Que llevaba yo en la frente,
Son, las que el mundo las lleva,
Recordando a lo pendiente,
Que en otra vida tuvieron,
Por no ser buena la gente.

Mas ahora pagáis el Karma,
En esta vida presente,
Esperando con gran calma,
Ser buena, y también prudente,
Y sacar, una por una,
Las Espinas de mi frente.

Vosotros, tomáis mi ejemplo,
Por beber ya de mi Fuente,
Que por ser agua excelente,
Os llenáis de sentimiento,
Porque me lleváis adentro,
Aquel, que mi Amor ya siente. 

   Pensad, que la Mente es el Alma, en donde el Espíritu deposita en Ella toda su Sabiduría, y podamos saber, que la Sabiduría de Dios se halla, en cuanto más uno se va encontrando en sí mismo.

  Consolaos de los unos a los otros con estas palabras, porque vosotros sabéis bien, que vendrá el día de mi reencarnación como ladrón de noche, por lo que os digo: procurad que ninguno dé a otro mal por mal; antes, seguid lo bueno siempre los unos para con los otros, y después también: Así obréis de vuestras manos, de la manera que os mandamos que obréis, dejándose ver en vosotros, la verdadera espiritualidad de cada uno.

   Cuando llegaréis a más amplios conocimientos, vosotros mismos diréis:

La vida que estoy buscando,
La encuentro yo en mi vida,
Y ella, me está alumbrando,
Y la veo, que es muy bonita.

 Pues, lo contento del hombre es el saber encontrar la Paz en la Paz del hombre, y pocos son los que la hallan.

  Consolaos de los unos a los otros, y edificaos, para que os podamos dar los más extensos conocimientos Divinos Espirituales llenos de Sabiduría, según a la misión de cada uno. Porque yo no vengo para desunir, sino que a Unificaros a todos, a verdaderos hermanos en Cristo-Jesús: como MESIAS de Enseñanza de AMOR UNIVERSAL Y SOCIAL.

Yo me resigno a servirle,
Padre de Amor siempre Eterno.
Para que vuelva Contigo,
Cuando yo la Tierra deje,
Porque sé, que siempre vivo,
Por no existir en mí muerte.

Me resigno de verdad,
Y no, recompensa espero,
Porque sabiendo que muero,
Me tendrás, TU, gran piedad,
Por ser, quien Eres, Eterno,
Dándome en ver, lo del Cielo,
Con gran Amor y Bondad,
Si es que en la Tierra fui bueno,
Al llegar mi despertar.

Resignado, ya lo estoy,
Mas el morir, yo prefiero,
Porque sé, que vivo y muero,
Por encontrarme en TI hoy.
Al saber, que a donde voy,
He de ser humilde y bueno.

Ya Ves, mi resignación,
Porque sé, que soy eterno,
Y mi vivir en TI prefiero,
Cumplida ya mi Misión,
Que vendré, con ilusión,
¡Oh Padre de Amor Eterno!,
Que aunque me sea un infierno,
Sabré aguantar mi prisión,
Antes de subir yo al Cielo,
En cumplimiento, a Su misión.

  La felicidad del hombre, es cuando siente Amor en él por lo que profesa a su gusto, al estar retribuido según es aprobado de Dios para que se le encargue el Evangelio, y así hablamos; no como los que agradan a los hombres, sino a Dios, que Es, es el que nos retribuye con SU Amor y también Cristo. Porque somos tan amadores de vosotros, que quisiéramos entregaros no solo el Evangelio de Dios, sino que también nuestras propias almas.

  Haced todo sin murmuraciones ni contiendas como yo en vosotros y también Cristo: A él, le siguieron muchos hermanos de Enseñanza que ya han pasado por este planeta Tierra; como igualmente hermanos de Luz desencarnados, como así lo podéis muy bien vosotros apreciar aquí en esta obra, en bien de todos los terrenales y Gobiernos del Mundo.

  Todos buscan lo suyo propio; no, lo que es de Cristo; mas nosotros nos gloriamos de él, en él, no teniendo confianza en la carne, sino en el Espíritu.

  Este mismo Amor sintamos: y si otra cosa sentís, también esto os revelará Dios; sintamos una misma cosa: Amor de Hermandad Espiritual Universal; y la Paz de Dios que sobrepuja todo entendimiento, guardará en vosotros la Paz de vuestra Paz, que es, la que lleva al hombre a poderse compenetrar con EL; y a vosotros multiplique, y haga abundar el Amor entre vosotros; porque no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación: Así que, el que menosprecia, no menosprecia a hombre, sino a Dios, el cual nos dio SU Espíritu Santo, para que vivamos en Espíritu a SU semblanza y semejanza en el Gran Cosmos, que también ES manifestación SUYA.

  En tu vida se manifiesta la vida de la Anti-Vida, que es Dios en ti dándote vida de SU VIDA a SU imagen y semejanza. Por lo que nosotros, somos SU Vida en Luz, cuando pasamos a hijos de Iluminación, después de varias reencarnaciones para que Ella surja; y entonces es cuando se dice:

Mi vida en oscuridad,
Se transforma en Luz que brilla,
Al buscar la claridad,
Que con Amor y Bondad,
A mi cuerpo lo ilumina,
Y entonces, en mi verdad,
Tengo gran prosperidad,
Porque el Cristo me encamina,
A ver a Dios de verdad,
Cuando a mi espíritu ilumina.
Y sabiendo lo que soy,
Me doy vida yo a mi vida,
Por todas partes que voy,
No importando, en donde estoy,
En el gran Cosmos, pues hoy,
Porque de EL salió mi vida.

   Al comprenderlo es cuando contribuimos en bien de Amor Universal para con todas las Naciones del Mundo, sin discriminación de clases, ni raza humana. Por lo que no se puede logar la Paz, sin antes raciocinar en la Unidad, o en la Convivencia que nos une. Y es cuando se comprende que la Paz, es el baluarte que lleva el Espíritu para Unificación Humanista Universal entre todos los Terrenales.

  No apaguéis el espíritu. No menospreciéis las profecías. Examinarlo todo; retened lo bueno, y apartaros de toda especie de mal, sazonando la tierra como a buenos labradores, para que yo, pueda después echar de esta semilla, que os hago a vosotros entrega para los demás, y germine con abundancia, el Amaos de unos a otros para Unidad y Unión con los hombres.

  No endurezcáis vuestros corazones, porque participantes de Cristo somos hechos. Porque todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de Aquel, a quien tengamos que dar cuenta. No os hagáis perezosos, imitando a aquellos que tuvo Jesús de Su confianza.

   Recibid al flaco en la fe, pero no para contiendas y disputas: Porque Dios no es injusto para olvidar vuestro trabajo en bien al prójimo.

  ¿Tú quién eres que juzgas al siervo ajeno? para con dios está en pié, o cae: mas se afirmará que poderoso es Cristo para afirmarle.

  Cada uno esté asegurado en su ánimo, porque ninguno vive para sí, y ninguno muere para sí; que si vivimos, para Dios vivimos; y si morimos, para Dios morimos. Así que, o que vivamos o que muramos, de Dios somos. De manera que cada uno ha de dar a Dios razón de sí. Porque cada uno, llevamos Espíritu de Dios, por el mucho Amor con que nos Creó de SU Espíritu para buenas obras, diciéndonos:

YO, Soy tu vida y Vengo ayudarte,
Tú no temas porque ES la MIA,
Al venir YO a ti en seguida,
En tu lecho a buscarte,
Y el darte de Mi alegría,
Y tener Mi Compañía,
Y con Ella, YO aconsejarte,
Que al ser tu vida, Mi Vida,
ME tienes aquí presente,
Y te doy, agua de Mi fuente,
Que a todo Mi hijo aviva,
Por ser tu vida, Mi Vida,
Que es VIDA, que jamás muere.

Porque el mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu, que somos hijos de Dios

  La Comprensión, se recibe con heridas conforme a Ella se profundiza en saberla Valorar. Por tanto, rogad al Dios de la mies, que os envíe obreros a SU Mies, como a nosotros, y andaréis siempre en Luz, si de nosotros recogéis la Comprensión de nuestros conocimientos que os damos, demostrando con Hechos nuestro valor Espiritual, dando Luz a los hombres para que no se pierdan, por lo que os sigo diciendo, yo Juan el Niño.

Yo vengo a reconciliarte,
Aquí en la tierra de España,
Haciendo así mi campaña,
Porque quiero yo ayudarte,
En tu vida, y en la muerte,
Porque el Padre os espera,
Para que podáis bien verLE.

Por eso, yo estoy a España,
Y por eso, yo vengo a hablarte,
Y así a reconciliarte,
Para que tengas mi Patria,
En donde no existe la noche,
Sino que Amor grande y doble,
En donde el Padre nos espera,
Con SU Amor Noble del Fuerte.

Ven tú a mí, a reconciliarte,
Al saber que EL nos espera,
Y cual deciros muy prudente,
Soy el Padre, el que Crea,
Venid, mis hijos a VERME.

   Algunos decís: ¿Cómo resucitan los muertos, y con qué cuerpo vienen? y yo os digo: ¿Acaso lo que tú siembras, no se vivifica si no muriese antes? Así es la reencarnación de los hombres en otros mundos, contando también en el vuestro, ya que el espíritu, es la esencia que crea a la materia a su semblanza y semejanza tantas veces como le son necesarias, hasta quedar libre de sus envolturas una vez ya alcanzada su Luz de Esencia, a semejanza de quien lo creó, y que por voluntad puede venir a reencarnar por su Luz alcanzada en bien de la humanidad, y en ella ande en Luz Divina de Amor, que es lo que el espíritu lleva al interno de cada una de sus materias que formó a su imagen y semejanza, dando Amor, de SU AMOR.

  Todo lo que yo os digo, y os decimos, sea permaneciente en vosotros, los que nos escucháis con sinceridad; porque en nosotros hay Profecía, Doctrina, Ciencia y Revelación en bien para la Unidad de los hombres. Por lo que os digo:

Cuando no tengas amor de Patria,
Y mucha Unión de Amor Universal,
No existirán las Fronteras,
Y sí un Mundo Fraternal,
Y entonces será normal,
No ver a ninguna de Ellas,
Por un Gobierno Mundial,
Viendo Unidas las Banderas,
Para que no existan Guerras,
Y mucho Amor Celestial,
Ya que el hombre Fraternal,
Disuelve él sus Fronteras,
Haciendo una Patria igual,
Por Unir, él “las Banderas”,
Al dejar ya de ser Fieras,
Y de “todas”, UNA de igual.

   El planeta Tierra lleva en su interno el fuego parecido al del hombre, que a veces estalla en erupción. Por lo que el hombre lleva en su interno el fuego, que a veces estalla a semejanza al que lleva el Mundo Tierra en ebullición, por dejarse llevar de su nerviosismo que lo impulsa como el volcán, a que desahogue su fuerza impulsiva que lleva en su interior. Y he aquí, que venimos ahora a reconciliaros en el Amor del Padre Creador de todas las cosas para que tengáis Paz, en vez de fuego, y mucho Amor en vez de guerras. Por lo que decid todas las noches, antes de iros a acostar:

Veo con mi Alma en este destierro,
Dentro de SU Mundo en lo Universal,
Y Ella, me hace ver que nunca yo muero,
Por ser yo la vida del Padre inmortal.

Veo con mi mente y parece un sueño,
Estoy despierto y sigo viendo igual,
Porque sigo viendo a través de mi sueño,
Lo grande y hermoso del campo Espiritual.

Es mi espíritu en Ella que me está instruyendo,
Sin libro en mis manos en ver lo Esencial,
Y al estar despierto veo lo Divino,
Por ser Dios o el Padre que me instruye igual,
Que me hace El ver claro estando despierto,
Y te digo que es cierto, que en mí es normal.
El ver la hermosura, en la vida Espiritual.
No soy un demente, sé lo que me digo,
Piensa bien mi hermano en querer ver tú igual,
Y verás que pronto tu mente ella quiere,
El ver la hermosura en la vida Espiritual.

  Lo Eterno es Dios y nunca jamás muere: Piensa que lo que tú desprecias, para otro puede tener utilidad.

Lo malo pronto se aprende,
Por no saber uno Amar,
Y el Amor no se comprende,
Hasta que llega a Triunfar.

   No está en mí que un alumno quede rezagado, si es que su voluntad es querer progresar en lo Divino Espiritual; para ello, doy y damos Sabiduría a los hombres para su internar, y ver lo que contiene en la espiritualidad del hombre en su investigar.

Soy pues, como el dormir del arriero,
Que sólo en un ojo él duerme,
Y estar despierto prefiero,
Por si a robarme alguien viene.

  La verdad es tan confusa, que solo se puede comprender a través de aquellos que son de afinidad a los que la expresan. Cosa que el Planeta Tierra también la recibe, para aligerar la transformación y dar paso a la Nueva Era. Porque pensad hermanos, que el Cosmos, es el Banco que nos retiene el Caudal de nuestra riqueza, para dárnosla, a medida que nos va haciendo falta si vamos en busca de ella. Por ser el Cielo, el Arca, en donde cada uno extrae de Ella la riqueza que más le conviene.

  El que tenga oído, oiga, lo que mi Espíritu os dice desde el Cielo, y el que venciere, no recibirá Karma en la muerte segunda, y se ahorrará de venir a reencarnar. Pues, ¿cómo dicen algunos de vosotros, que no hay resurrección de muertos? Si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó, ni nosotros, y sería vana entonces nuestra predicación, si en verdad los muertos no resucitan. ¿Para qué ir a Dios limpios de todo pecado, a través de todas nuestras reencarnaciones, que nos libran de todo cuanto daño al semejante le hayamos hecho, si morimos? Y si morimos: ¿Cómo es que nos manifestamos y nos dejamos ver tal como fuimos terrenalmente? Mas lo Espiritual es la Esencia de la vida de lo inmortal, que da forma a su forma como quiere, o Dios, como Vida de SU Vida, y que al entrar la muerte en el hombre, también en el hombre la resurrección de la muerte, para vida a SU imagen y semejanza. Pues, cada uno, en su orden. Y ahora decid:

  Así que: Si no hubiese la resurrección de muertos, no existiría Ley de Reencarnación, y sin la Ley de Reencarnación, tampoco la Procreación, y sin la Procreación, la Creación, y sin la Creación, la Naturaleza, y sin la Naturaleza, Dios en todo lo manifestado, por lo que todo y todos se hallaría en lo manifestado invisible de Dios en Esencia Eterna, en transformación constante a Vida infinita, y que al estar en constante estado de embrión modula todo a SU Voluntad, para que la vida interna, al transformarse a Esencia de SU misma Esencia, la invisible de SU Esencia Eterna va a EL, manifestada en Unidad de Materia de Esencia y en Esencia de Materia en Esencia, dándose con Ella Unidad a SU misma Creación Creada e Increada. Saliendo por SU unidad de Esencia la manifestación de SU Creación, y también creaciones manifestadas todas ellas en unidades, a semblanza de SU semejanza, por SU Esencia Interna Eterna para vida de transformación Infinita, a semejanza de EL. Mas EL lo es todo en todas sus diferentes formas de creaciones, que están tanto manifestadas como inmanifestadas en el Gran Cosmos; por lo que podríamos decir que el Cosmos, es el Árbol de la Vida, y EL ES Dios dando la vida, para que en cada una de ellas, uno pueda descubrir que Dios Es la vida Interna de la Esencia Eterna que jamás muere, por estar en constante continua transformación de Creación, manifestando a SU Vida de Anti-Vida, que Es la que lleva la Esencia de SU Anti-Esencia en toda SU Esencia, para poder dar la Creación de SU Creación y creaciones en SU UNIDAD, conforme a SU CREAR. Haciendo ver, que la Vida Interna de la Esencia Eterna es DIOS. Y eso no se comprende hasta que uno llega en el gran mundo de la Locura, que lo hace pasar al del Gran Confusionismo, y de este al de la Ciencia Espiritual de la gran Sabiduría Universal o Cósmica.
   Y prosigo diciendo:

No es que sea yo un demente,
Ni me llaméis a mí un loco,
Por conduciros un poco,
A llenaros vuestra mente,
Con la Escritura presente,
Que leéis, de poco a poco,
Por ser Cristo quien me instruye,
A ser fuerte como Peña,
Haciendo que sea ducho,
En todo cuanto él me enseña.

No digáis que estoy demente
En todo cuanto yo os doy,
Por estar en donde estoy
Bebiendo en Su mejor Fuente,
Para llenaros la mente
Y el Vivir en donde estoy,
Por ser Jesús quien me instruye,
Al darme, lo que yo os doy.

   No me aparto aún del tema, de quien es DIOS, ya que os lo expresaré en diferentes formas de descubrirlo, por ser muchas las que existen y lo veamos oportuno, según vaya viniendo la relación de las Escrituras que hacemos entrega al Perceptivo, para que se interpreten como él lo recibió por nosotros.

  Nosotros, desde el Cosmos que es el Árbol de la Vida, que ES DIOS, asentamos Cátedra, para que vosotros los terrenales podáis profundizar, a comprenderLO en Sus diferentes formas de Unidad de Creación, y que al descubrirlo uno en su mente, al verlo, dirá, o diréis: EL, EL, EL, o él, él, él. En donde uno viendo Perfección, llegar a la máxima Perfección de SU Perfección, tal como EL ES en SU UNIDAD, Tres Mundos en UNO, que son por los que ha de pasar uno antes no llega a poderLO descubrir, y éstos son los que ya os hice antes mención de ellos; el de la Locura, por la investigación hacia el descubrimiento, y por aquellos que sin investigar tratan a uno de loco, por decir cosas que no están al alcance de su comprensión: El del gran Confusionismo, por verlo cada uno bajo su punto de vista, si no ha llegado a introducirse en el interno del “ARBOL DE LA VIDA”, en ver las múltiples vidas que de El salen. Y “de Este”, es cuando uno pasa al de la Ciencia de la Gran Sabiduría Espiritual, por ser el que todo lo Descubre. Entonces conforme uno va descubriendo, es cuando se va llenando de gran Luz de Sabiduría, al penetrar en esos Tres Mundos en UNO, que no deja de ser EL, o él, dando el fruto de la Vitalidad que en el Interno lleva, para el externo de SU Interno, en donde es El con él: Sí, se puede ver y apreciar con la Luz del espíritu en la mente, por ser el que todo lo escudriña, hasta las cosas más profundas de Dios, al ser el Tercer Ojo.

El hombre que busca a Dios,
Necesita bien ahondarse,
Por hallarse en cualquier parte,
Hasta incluso entre los dos.

  El hombre Sabio se da a conocer con humildad; y lo oculto de Dios sólo es reservado a los hombres, que son dignos de profundizar en lo ”Espiritual” para DESCUBRIRLO. Así que partiendo desde esta “Esencia Divina” de nuestro Padre Creador, se fueron esparciendo las unidades de esencias, por EL Creadas de SU ESENCIA EN LUZ, para LUZ DE ESENCIA a semejanza de UN SOL. Cual por esto, nuestro Espíritu en Luz DIVINA es SU Imagen, y los hay que partiendo desde su punto van subiendo en afinidad de Luz, hasta llegar a EL cada uno en mayor tamaño en forma de Bola, que es, en la que por ella nos sirve el podernos manifestar en ojo Divino, o por él, tal como fuimos en la existencia anterior antes de pasar a hermanos de Luz, y con Ella el disfrutar nuestro Espíritu de lo Divino del Padre, al llegar a SU imagen y semejanza.

  La muerte no es nada más que el despertar en la Trece Dimensión, en donde en Ella se manifiesta la Vida de la anti-vida, o la vida de todo cuanto muere.

  Pues decid: El Alma es la Mente, en donde el espíritu deposita en Ella su sabiduría. Y el hombre Sabio demuestra su Sabiduría humildemente, diciendo:

Si el Morir, es el Nacer,
Y el Nacer, es el Vivir,
Mas yo, prefiero el Morir,
Para volver a Nacer,
Y decir: Quien Muere, VIVE.

   Por lo que pasamos a la TRECE Dimensión, que es en donde nos desarrollamos “en Luz”, por lo que a través de nuestras reencarnaciones hemos recogido terrenalmente, y “los hay de varios tamaños”, según es, o ha llegado nuestra Esencia en Luz, conforme se va transformando la Esencia de la Esencia de EL que llevamos, que es la ANTI-VIDA de SU VIDA en nosotros de ANTI-ESENCIA en nuestra Esencia, para que seamos en todo a SU Semejanza, desde que salimos creados por EL en unidad.

  Por lo que JESUS, al descender del Árbol de la Vida, por su madurez, fue el primero, cual por eso fue y es, el Hijo primogénito; y Su Luz es tanta, que por no perjudicar a todos aquellos que él se deja ver, a los que ven con los ojos del Alma en su cumplimiento, para Su cumplir, reduce a Su voluntad la Luz que lleva para no perjudicarles a su materia lo más mínimo, y esto hace que se deje él ver resplandeciente, al igual que un hermoso día en pleno Sol. Es decir, que la Bola de Luz se transforma a semejanza fue en la Tierra, y desaparece como obra de magia, o se presenta en forma de BOLA DE LUZ DIVINA, por ser la Esencia convertida o transformada en LUZ. Dando a profundizar metafísicamente lo que ES la VIDA.

  No hay triunfo sin antes haber recibido la derrota. Nosotros, los Espirituales, y vosotros los terrenales, y todo lo creado, pertenece al Padre, o al Árbol de la Vida, por cuya Esencia que nos une, y que haciendo un buen estudio Etimológico, se comprende del por qué todo lo manifestado se encuentra unido al externo de Su interno, haciendo ver y comprender, Amor de SU Amor en todo lo creado que se mueve en transformación, por estar dando de Su interno la Creación de SU Creación Creada Increada para vida infinita de metamorfosis, que se va llenando de conocimiento, conforme a su voluntad en cada una de las unidades, o vitalidades por el Espíritu dadas. Ya que el Espíritu es el conocimiento de todas las formas determinadas, y de las indeterminadas. Por lo que la Mente es el Alma o la forma del espíritu, según es su voluntad en manifestarse él en Ella.

  Sin la virtud de Dios en el hombre, no puede haber el verdadero Triunfo. Ya que el Alma, es la Mente que purifica lo que el espíritu le da, por ser en donde él en Ella da su manifestación tal como él es: Por lo que el Alma o Mente, al recibirlo, va haciéndose cada vez mayor en su unidad, conforme a su voluntad va manifestando desde su esencia indeterminada, el conocimiento en Luz a la Mente. Por lo que Voluntad (Esencia indeterminada), Mente (Alma), y Conocimiento (Espíritu), son las precursoras de las 12 Dimensiones que existen en la Unidad de la Creación, dando lo Tridimensional de la Vida, que es Dios, o bien el ARBOL DE LA VIDA, dando lo Infinito Eterno de SU Eterno Infinito de Dimensiones y Subdimensiones, o vidas.

  La humildad es la mejor demostración del espíritu en el hombre, para saber atender y respetar. Y entonces, es cuando se da uno cuenta, que para poder llegar uno a Dios, primero hay que saber vencer todas las Batallas, sin necesidad de Guerras.

  Nuestro espíritu, al estar dotado de Sabiduría por ser el Conocimiento del Padre, o Espíritu del ARBOL DE LA VIDA, Es el que da a comprender de donde procedemos; lo que somos, y lo que hemos de ser según a SU Vida, conforme nos va liberando de la oscuridad convirtiéndola en Luz, para que podamos disfrutarla y poder admirar en SU Infinito existir, que nosotros somos creados a SU Imagen y Semejanza.

No hay noche en mis tinieblas,
Y me dejan ya ver claro,
Por eso, sin tinieblas veo,
La Luz  de SU hermoso Faro,
Rodeado EL de estrellas,
Son sus hijos todas ellas,
Que ya LO están Alumbrando.

Mas ahora te digo, tú duerme,
Que ya te iré despertando,
En donde no habrá nunca noche,
Y podrás ver siempre claro.

El hombre va obteniendo sus triunfos, en el batallar de su incomprensión

¿El por qué no se obra tal como Jesús enseñó y obró con los terrenales? ¿Es que se ha perdido el raciocinio del Justo Juicio? Si en verdad se obrara con el Justo Juicio de Amor Espiritual, en Unidad de Convivencia Fraternal Universal, todo iría en acorde a Su Doctrina de Paz de los unos a los otros, por lo que no haría falta que ya diéramos el último aviso como lo estamos haciendo en estas Escrituras, del TESTAMENTO DE LA NUEVA ERA DE AMOR UNIVERSAL, para que despertéis los que aún os encontréis dormitando, y os digo: Despertaros para siempre, porque ahora son echadas afuera las tinieblas, si es que veis como la verdadera Luz ya alumbra para todos los hombres de buena voluntad, y con su Amor vayan dando la Luz al Mundo, con ejemplo de no herir el sentimiento a nadie, buscando Unificación de buena hermandad sin miramiento de Credos, Doctrinas, Religiones, Clases, ni Raza Humana, para que todos a una, formar Una Sola Familia Universal en lo terrenal, como si se viviera en la Casa Paterna, al lado del Gran Padre Creador, en Paz.

  La mayor parte del tiempo uno lo dedica a las cosas terrenas, en vez de las Espirituales, por comprender que esto es locura. Pues, un pueblo sin Alma es carecer de agua, por no tener quien la suministre.

  ¡Oh, Dios mío y Padre mío Excelso Creador de todas las cosas! Manda TU Divino Raya de Luz a todos los terrenales, para que sepan ellos apreciar lo que de TI llevamos, por ser todos hijos TUYOS, y dar TU el conocimiento de comprensión, es decir: el Espíritu de Comprensión en el Alma del hombre, que como ya he dicho, será en la mente del hombre, para que vaya siempre en Luz, y no en tinieblas, u oscuridad, para que con conocimiento investigue la enorme Sabiduría que lleva, y ser consciente de lo que de TI llevamos: Dadles Padre TU Luz Divina, para que puedan ver cada vez mejor lo que de TI viene de TU Amor, y así comprendan que en TI no hay Guerra, sino Paz.
      Decid:
La vida que hay en mi dentro,
Amar a Dios bien quisiera,

Si no tuviera ceguera,
En ver lo que llevo adentro.

   El Poder, sin Voluntad, no tendría Fuerza de Acción. Porque testigo me es Dios, al cual sirvo en mi Espíritu en el Evangelio de Su Hijo; mi hermano, por lo que él dice que se tendrá que sufrir. Pues, obedeced a vuestros Pastores y sujetaros a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como aquellos que han de dar cuenta de su obrar, por SU obrar, haciéndolo con alegría y no gimiendo, porque esto último no es útil.

  La mente es el alma, en donde el Espíritu unifica Unidad de perfección de Esencia manifestada en Luz de Sabiduría Infinita.

No hay mente sin voluntad,
Ni voluntad sin la mente,
Percibiendo así la gente,
Con claridad, la bondad,
Y con ella el despertar,
Cuando el Espíritu la instruye,
Viendo en ella lo que afluye,
Y dar comprensión de verdad,
Y ver claro en soledad,
Lo que el Espíritu le intuye,
Dándole así el despertar,
Cuando la mente le afluye.

 De la voluntad, se sirve el Espíritu para recoger el Conocimiento, que lo transmite a la mente para el moldear, formar y Crear.