12 Yo, SANTIAGO

               A TODOS MIS ELEGIDOS Y ESCOGIDOS TERRENALES
    YO, SANTIAGO:                                              

  A vosotros me dirijo, porque sé, que recibís mis mensajes a través de Cristo. 1ª Tesalonicenses 5:6 Por tanto no durmamos como los demás; antes velemos y seamos sobrios. 2 Porque vosotros sabéis bien, que el día del Señor vendrá así como ladrón de noche, para ser cumplido el gran Amor Universal entre los terrenales, 4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sobrecoja como ladrón, porque a vosotros os ha llegado el momento de hacerlo manifiesto y no durmáis. 4:9 Mas acerca de la Caridad fraterna no habéis menester que os escriba; porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios, que os Améis los unos a los otros. 8 Así que, el que menosprecia, no menosprecia a hombre, sino a Dios, el cual también nos dio Espíritu Santo. 7 Porque no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. 2:3 Porque nuestra exhortación, no fue de error, ni de inmundicia, ni por engaño. 4 Sino según fuimos los aprobados de Dios, para que se nos encargase el Evangelio, así hablamos; no como los que agradan a los hombres, sino a Dios, el cual prueba nuestros corazones. 5 porque nunca fuimos lisonjeros en la palabra, como sabéis, ni tocados de avaricia: Dios es testigo. 1:6 Y vosotros fuisteis hechos imitadores de nosotros, y del Señor, recibiendo la palabra con mucha tribulación, con gozo de Espíritu-Santo, para que hagáis saber de que ya estamos Espiritualmente con vosotros Evangelizando a los terrenales, dándoles los últimos avisos o llamadas para unificación, porque los días malos se acercan. 9 Porque Ellos, cuentan de vosotros cual entrada tuvimos a vosotros; y como os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero. 2 Damos siempre gracias a Dios por todos vosotros, haciendo memoria de vosotros en nuestras oraciones,Ya Romanos 14:17 Que el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu-Santo 15:4 Porque las cosas que antes fueron escritas, para nuestra enseñanza fueron escritas; para que por la paciencia, y por la consolación de las escrituras, tengamos esperanza 15 Mas os he escrito, hermanos, en parte resueltamente, como amonestándoos por la gracia que de Dios me es dada. 22 Por lo cual, también he sido impedido muchas veces de venir a vosotros, tal como lo estoy haciendo yo ahora aquí en Barcelona (España), por haber sido la elegida de estos hechos de las Escrituras del Nuevo Evangelio, que con él, nosotros os hablamos diciendo: 28 Así que, cuando hubiere concluido esto, y les hubiere consignado este fruto, pasaré por vosotros a España, mas 24 Cuando partiere para España, iré a vosotros; porque espero que pasando os veré, y que seré llevado de vosotros allá en vuestras Escuelas, como a Juan el Niño, si empero antes hubiera gozado de vosotros: Ya veis estas nuestras escrituras que estamos efectuando, cual si yo hubiese tenido miedo de transmitirlas al perceptivo, como igualmente él a los elegidos y escogidos, este TESTAMENTO DE LA NUEVA ERA DE AMOR UNIVERSAL, o EVANGELIO DE LA NUEVA ERA, y precisamente, sin libertad de religión aquí en España lo estamos efectuando, ¿no comprendéis que estos conocimientos celestes, Divinos, no podrían ser efectuados, por no existir aún comprensión, cual ellos dan fe? 32 Para que con gozo, llegue a vosotros, por la voluntad de Dios, y que sea recreado juntamente con vosotros. 14:12 De manera que cada uno de nosotros, dará a Dios razón de sí. 16:16 Saludaos los unos a los otros con ósculo Santo. Os saludan todas las iglesias de Cristo. 17 Y os ruego, hermanos, que miréis los que causan disensiones y escándalos contra la doctrina que vosotros habéis aprendido, y apartaos de ellos. 19 Porque vuestra obediencia ha venido a ser notoria a todos; así que, me gozo de vosotros; mas quiero que seáis sabios en el bien, y simples en el mal. 26 Mas manifestado ahora, y por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios Eterno, declarado a todas las gentes para que obedezcan a la fe. 1ª Corintios 1:21 Porque por no haber el mundo conocido en la sabiduría de Dios a Dios por Sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden, mas a los que se salvan, es a saber, a nosotros, es potencia de Dios. 17 Porque no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el Evangelio; no en sabiduría de palabras, porque no sea hecha vana la cruz de Cristo 25 Porque lo loco de Dios, es más sabio que los hombres; y lo flaco de Dios, es más fuerte que los hombres. 2:14 Mas el hombre animal, no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura, y no las puede entender, porque se han de examinar  Espiritualmente. 11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios 13 Lo cual también hablamos, no con doctas palabras de humana sabiduría, mas con doctrina del espíritu, acomodando lo espiritual, a lo Espiritual, como ya estáis viendo que son unas Escrituras de Enseñanza muy sencilla; tal es así, que parece como si realmente fueran efectuadas por un niño vulgar terrenal, o también de un sabio terrenal, que os ha de coger a todos de gran sorpresa, de ver la letra que es muy pobre, pero toda ella llena de grandes riquezas, o de virtudes espirituales con gran sentido humano, por ser fuente de revelación Divina del Padre, dando a saber en Espíritu, entre muchas cosas, EL PRINCIPIO DE CREACIÓN, Y LA CREACIÓN DE SU CREACIÓN, QUE CREA CONTÍNUAMENTE PARA EL ENGRANDECIMIENTO GENERAL UNIVERSAL DE SU VIDA CÓSMICA.

EL PRINCIPIO DE CREACION, Y LA creación, de SU CREACIÓN, ES LA MARAVILLA DE TODO AQUEL QUE PROFUNDAMENTE LO COMPRENDE ESOTERICAMENTE.

  Os hago un llamamiento de Paz a todos los hombres de buena voluntad, diciendo: Que para obtenerla, es preciso sacar las fronteras que os dividen a los hombres, que hacen que os pongan en pugna de unos a otros, no dejando que la Unidad de Dios se unifique.

  También os falta saber practicar como humanos que sois, el bien al prójimo, y así el rico ser más pobre, y el pobre más rico, ya que si esto fuera así, todo quedaría a un mismo nivel de vida razonable, cosa que en el futuro ya no habrían pobres, porque como humanos, todos tendrían el mismo derecho de vivir dentro de su trabajo de responsabilidad, en bien a una comunidad Mundial para el bien a Dios y el de todos.

  Si alguno de vosotros tiene falta de Sabiduría, demándela a Dios, el cual da a todos abundantemente y les será dada, pero pida con fe, no dudando, porque el que duda es semejante a la onda de la mar, que es movida del viento y echada de una parte a otra. Mas sed hacedores de la palabra, porque si alguno la oye y no la pone en práctica, no es perfecta, mas la Ley del tal es vana; así que si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y de preciosa ropa, y también entra un pobre con vestidura vil, y tuviérais respeto al que trae la vestidura preciosa, y le dijerais siéntate tú aquí en buen lugar, y le dijerais al pobre, estate tú allí en pié, o siéntate aquí debajo de mi estrado ¿no juzgáis en vosotros mismos que venís a ser jueces de pensamientos malos? Si esto se hace modifican nuestras palabras, y vana es vuestra fe; mas ahora se os dice otra vez para mayor comprensión de vosotros a la Ley, y no despreciar al Padre, al ser hijos buenos de ÉL, en la Nueva Era, que ya empezó para nosotros el día 9 de agosto de 1957, porque juicio sin misericordia será hecho con aquel que no hiciere misericordia, cual esta se gloria contra el Juicio ¿qué aprovechará si alguno dice que tiene fe y no tienes obras? ¿Podrá la fe salvarle? Recordad que ya se os dijo que son los Hechos los que llevan las palabras, para que las palabras lleven las obras, y con las obras, los Hechos; por lo que os hago recordar otra vez de nuevo, diciendo: ¡Hechos, Hechos! son los que deseamos y no las palabras! Porque las palabras sin los Hechos son obras muertas, que no conducen a ninguna parte al humano. Pues ¿qué hubiéramos hecho nosotros, si las palabras no hubieran sido expresadas por los Hechos? Vedlo vosotros, una Obra muerta, en vez de una Obra de gran estima en hermandad para con todos los humanos.

  Si vuestro hermano tiene necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno le dice ven en paz, y no dierais las cosas que le son necesarias para el mantenimiento de su cuerpo ¿qué aprovechará creer en Dios? Así también la fe, si no tuviera obras buenas, es muerta en sí misma. Tú tienes fe, yo tengo obras, muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe con mis obras; por lo cual así como el cuerpo sin espíritu está muerto, también la fe sin obras es muerta, y se verá, cuando os llegue la Crisis Mundial.

  No os hagáis muchos maestros de la Ley Divina, sabiendo que recibiremos si no cumplimos mayor condenación, porque todos ofendemos en muchas cosas, pues si alguno no ofende en palabra, éste es perfecto, y también puede con freno gobernar todo su cuerpo para su perfección.

  Mirad las naves, aunque tan grandes y llevadas de impetuosos vientos, son gobernadas por un muy pequeño timón, por donde quisiera el que las gobierna, así también “la lengua” es un miembro pequeño, y se gloria de grandes cosas, “he aquí un pequeño fuego”, ¡cuán grande bosque enciende! Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad que está puesta entre nuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo si no es refrenada por Dios, ya que con ella bendecimos al Padre y maldecimos a los hombres que son hechos a semejanza Suya: De una misma boca proceden maldición, bendición, buena conversación, mansedumbre, sencillez y humildad, pues no seáis mentirosos contra la verdad, porque donde hay envidia y contención, allí hay perturbación y toda obra es perversa.

  La Sabiduría que viene de lo alto es pura, pacífica, modesta, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, no juzgadora, no fingida, y fruto de justicia que siembra la Paz para todo aquel que quiera hallarla. Habiendo ya contribuido yo para vuestra Unificación de hermanos todos hijos de Dios, me retiro, dando para todos un gran saludo de Paz, para que la unión que os decimos pueda en su día verse relucir, sin odios, y hermosa sin envidias, iluminando a vuestros corazones, para que os sea el espejo de perfección, y de verdaderos hermanos imitadores de Cristo en Amor al Padre, a través de su prójimo.