7 YO, JUAN EL NIÑO, vuestro Mesías

YO, JUAN EL NIÑO, desde hoy vuestro Mesías

  Recordad de aquellas palabras que os dije, y que las vuelvo a repetir: ¿No decís que queréis a Dios? ¿Cómo y de qué manera vosotros lo demostráis? ¿Siendo acaso víboras, cuando se os habla de Amor a unión conjunta, o siendo zorras vestidas de ovejas en vuestros lugares de recogimiento, sin acertar a esa Unión de Hermandad que nos une, porque cada uno en lo suyo se cree divide y vencerás? Fijaros  en los que siguen a mi misión, ¡cuánta humildad!, porque nadie se cree ser uno más que el otro. Nosotros, somos los que estamos velando por encima de todos vosotros, viendo que muchos son los que creen en Dios, pero que muy pocos los que procuran servirLE con Amor, tal como EL lo quiere o desea. Por eso, se me concedió hacer esta Obra, para que os unáis todos sin distinción de credos, razas, ni religiones, ¿y cómo obráis?, nada más con palabras, y muy pocos hechos; por lo tanto, os digo: Dejaros de vuestras rencillas personales, hacedme este favor, porque bien claramente os hablo y no queréis comprenderme; si me comprendiérais, no tendría que deciros lo que escrito está. ¡No hay justo ni aun uno! No hay quien entienda, no hay quien busque a Dios, no hay quien haga lo bueno, no hay como he dicho, ni aun uno. Pero sabemos, que todo lo que la Ley dice, a los que están en la Ley lo dice, para que todo el mundo se sujete a Dios. Por lo tanto, pensad que todos sois hermanos, y os debéis de Amar mutuamente los unos a los otros, porque uno es Dios, el cual justificará por mediación de la fe, la Ley, para que sea por gracia, y la promesa sea firme a toda simiente para con Dios, por mediación de Jesucristo; por lo cual, por él, tenemos entrada al Padre, y nos gloriamos en la esperanza de alcanzar SU Reino, y no solo esto, más aún, nos gloriamos con las tribulaciones, sabiendo que éstas producen paciencia, y la paciencia, prueba, y la prueba, esperanza, y la esperanza, no avergüenza, porque el Amor de Dios, está derramado en todos los corazones por obra del Espíritu Santo, que nos ha sido dado a los que creemos, y repetimos las cosas porque uno, rectifica lo que dice el otro.

  Hoy, en este presente, estáis vosotros conscientes a la verdad que Jesús predicó, y nadie asume su responsabilidad de lo que él está desempeñando, por entregaros a vuestro afán terrenal que tanto él desechaba, si es que no se hace con él buenas obras de beneficios sociales.

  También así mismo él decía; No quiero holgazanes en mí, mas quiero trabajadores, y que todos sepan cumplir, porque el Padre ve todos vuestros pensamientos. Pues yo, he venido a ponerlos en juego, dentro de esta Obra que me ha sido concedida para que LE sean a EL obedientes para buena comprensión, toda vez que las palabras no llevan los hechos, son los hechos que llevan las palabras, sin estas ser pronunciadas.

  Para comprender nuestra Obra, Social, Espiritual y Cultural, haceros el efecto de que estáis viviendo en aquel pasado de Cristo, cuando él estaba enseñando lo que hoy reproducimos, para que ahora lo podáis comprender, aunque para muchos pasará por desapercibido, pero que al reproducirse los Hechos Espirituales, a los impulsos que las Divinidades trabajan, os hacen ver que se están efectuando también versiones de aquel pasado, unidas a estas Escrituras, para que se cumpla lo que dice el TESTAMENTO DE AMOR UNIVERSAL, que es el Libro más voluminoso en conocimientos espirituales, si los terrenales lo poseéis. El, es mucho más comprensible por encontraros en la época que actualmente os halláis, ya que las mentes han evolucionado, y no es preciso de que estén en un lecho dormitando sin Ley de evolución o de progreso, que el Atributo de Caridad nos concede para despertar. Son tantas las “manifestaciones Espirituales que os damos”, que las estáis viviendo en este presente, y os pasan algunas desapercibidas por incomprensión a ellas, haciéndoos despertar “las actuales”, con el fin de que veáis la maravillosa Obra del Padre, en este nuevo trabajo que nos da Jesús. Fijaros bien con él, y veréis lo que él sufrió por no ser comprendido.

  Debo yo deciros que os damos también enseñanzas para experimentaciones e investigaciones psíquicas, muy diferentes a todas las demás, como Religiones que existen, habiéndose concedido lo expresado de esta Obra, para que, cuando llegaréis a los hechos que se avecinan, veréis vosotros la realidad, al “comprender”; por lo tanto, quereros todos como verdaderos hermanos, y procurad de ser trabajadores, hasta que lleguéis a la meta del Padre, con el pleno Amor de Cristo.

  Ya estáis viendo la veracidad de las cosas, sólo tenéis que meditarlo para comprendernos aún más; por lo cual, respetaros de unos a otros, fraternizar hermandad, y mirar de progresar todos unidos, sin mirar si son Iglesias, o religiones, respetando a cada uno su lugar en donde mejor  se encuentre, con religión o sin ella, porque todos sois de Dios, llevando cada uno la Caridad en vuestros corazones, para que podáis alcanzar una paz hermosa entre todos los terrenales, ya que ante el Padre todos somos iguales, no teniendo ÉL, distingos para sus hijos, como sus hijos la tienen entre sus hermanos: ¡Ay de aquel hombre, por el cual viene el escándalo dentro de esta Nueva Era de Amor Universal!, no podrá tener la paz que lleva en su interno, y será apartado por mala semilla, hasta que dé el buen fruto para gozar externamente de su felicidad; por lo tanto, yo no divido, sino que unifico a los hombres a su comprensión de buena hermandad, para que no se destruyan de unos a otros, y sepan comprender que los gastos que han de servir en destrucción, puedan ser para fines pacíficos, para la superación del hombre para el bien del hombre. Con este fin, no habrá la necesidad de trabajar tantas horas, pudiendo entonces el hombre estudiar hasta los veinte años; trabajar de los veinte a los cincuenta, y de los cincuenta en adelante según a sus experiencias obtenidas, ayudar a la buena marcha del progreso, para los que vayan subiendo detrás de ellos, puedan alcanzar aún menos horas de trabajo por medio de los robots, para el descanso propio humano, por haber vencido las dificultades del mal materialista egoísta, cumpliendo el Amor del Padre en bien al prójimo, y para con Dios, por todo lo mecanizado.

  El clarín ya está sonando, poniéndoos él en estado de atención, avisándonos de que se acerca el juicio final, y el hombre sepa comprender por último la razón de su vivir en paz, y tenga sus grandes conocimientos al superarse; por ello se está trabajando en dar luz al mundo, cual los ángeles del Cielo vemos siempre la Faz del Padre que está en los cielos, deseando que SE LE comprenda, para que se viva en verdadera unión unos con otros: Por eso vino Jesús, y ni aún hoy se le obedece a pesar que tres cuartas partes del mundo van para un mismo fin, pero el afán de las riquezas materiales de este siglo, ahogan Sus ejemplos, pero no Sus palabras, ni vivir como ejemplo. Yo, no hago más que advertiros, ya que en el Reino del Padre no valen estas riquezas, mas sí las que el mismo hombre haciendo bien las posee, por lo que  vale más un buen ejemplo, que cien palabras; Yo, a dar Su ejemplo vendré, y a salvar, lo que de él se haya perdido.

  Cuando sea comprendida esta Unidad de Hermanos todos, no harán falta las religiones, sectas, ni partidos políticos, porque todo estará unido a Ley Divina de Amor Universal, al comprender que entre todos formamos la Unión de la verdadera Unidad Cósmica de Dios, diversa e indiversa, por ser EL, el Creador de todo lo creado, y Vida, de SU Vida, en acción de Unidad y de Convivencia en Paz y de Armonía.

  La Ley de Amor Universal es Luz Divina, Bondad, Obediencia, Misericordia, Fraternidad, Inmutabilidad, Caridad terrenal y Espiritual, Paz, Hermandad y Unión Universal, etc. porque todo es Justicia Divina de DIOS, que no castiga ni perdona, por ser EL todo Amor y Transformación Infinita.

  Dios es el Centro de la fuerza vital del isótopo en Luz Espiritual, cosa que se puede descubrir de varias maneras, por ser EL la Unidad Dualista de Transformación Trinitaria, que toda creación la lleva, para que se pueda manifestar EL Diverso e indiverso, que difícilmente puede uno acertar a comprender quién ES, porque entre todo también lo está en Esencia Mayúscula, y en esencia minúscula; en minúscula se puede encontrar también al interno del ser humano, y en Mayúscula, con los hermanos en Espíritu de Luz Divina, por ser EL la Suprema Esencia en Luz Divina de AMOR, o Padre de Luz Divina Inteligente Suprema, que a través de SU Unidad se mueve toda SU Creación, por ser EL, la Vida, y también de los átomos, isótopos, neutrones, iones Plutones, etc., etc., que hoy está al servicio del humano, para darle amplio conocimiento de la vida que manifestamos para fines benéficos y pacíficos, al igual que otras vidas más, que a través de unas y otras van saliendo conforme de SU Vida interna las va descubriendo DIOS, porque está EL en todas las cosas, como igualmente dentro de nosotros mismos para edificación, y no para destrucción. Por eso el humano lleva consigo el atributo de Caridad que el Padre dota al hijo en su creación, para que la podamos recibir tanto de los Espíritus, como de lo terrenal, dándonos a que ampliemos nuestros conocimientos terrenales, y Espirituales, y con ellos el ser imitadores de Jesús, subiendo los peldaños que por Ley de justicia nos corresponde hacia él y a EL.

  Para llegar a todo cuanto él decía, a lo que hoy nos dice, serán precisos unos cuantos años de desmaterialización muy duros para el desprendimiento de la materialización de cada uno, por estar acostumbrados los terrenales a la explotación del hombre por el hombre, que no hace más que retrasar la buena marcha del progreso Universalista de Amor Universal de entre los hombres.

  Ya veis vosotros con lo expuesto, que la Casualidad no existe, porque todo va relacionado a través de la vida interna del hombre, y de la vida interna externa Universal, para un desarrollo de creación conjunta, no habiendo Causa sin efecto, ni Efecto sin Causa, guiados siempre por la Caridad, que la pasamos por desapercibida, cuando no se comprende.

  Para llegar el terrenal a conseguir todo cuanto os expresamos, ¡cuántos dolores y sufrimientos antes tendrá que pasar, para poder conseguir esa Unidad de Amor y Paz que os decimos!, que a medida que se va recogiendo la Caridad, que a través de todas las cosas os sirven para obtenerla, se va limpiando uno de sus impurezas, al entrar a perfección de conocimientos, pero vosotros, no temáis, porque cumpliendo el bien siempre al prójimo, llegaréis a sentaros a la diestra de Jesús, y entonces: ¿qué diremos? ¿hay injusticia en Dios?, yo creo que de ninguna manera, al tener en cuenta que todo cuanto se hace en bien, es necesario por Gracia Divina; de otra manera la Gracia yo no es Gracia, y si por las buenas obras que vosotros hagáis ya no es Gracia, las obras buenas ya no son buenas. Es decir, que por la Gracia que nosotros recibamos hacemos las buenas obras, para que los terrenales vayan ampliando sus conocimientos por mediación de la Caridad que os damos, entonces no son las obras que hacen la Gracia, es la Gracia que hace las buenas obras, para que ellas, tengan gracia por la Suprema Vida que se manifiesta en gratitud por SU Gracia, haciendo siempre el bien, para que se obtenga la gracia que del Padre nos viene.

  Así que, hermanos, os ruego presentéis vuestros cuerpos en sacrificio en bien agradable al Prójimo y a Dios, haciendo nosotros buenas obras; y no os conforméis a este siglo XX lleno de prejuicios, sino al que viene, para que podáis gozar del bien recibido, por el que habéis dado. Mas conformaros por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis la buena voluntad de Dios agradable y perfecta. Digo, pues, por la gracia que me es dada, que cada cual, no tenga de sí más alto concepto del que debe de tener, sino que piense en sí con templanza, conforme a la medida, que Dios repartió a cada uno para hacer bien al “prójimo”, por ser “él”, creación, de SU Creación e increada.

  Todos, formamos un cuerpo en Cristo, teniendo cada uno diferentes dones, según la gracia de cada uno que nos es dada para ayudarle, mas vosotros, los terrenales, ya no es así, son varios cuerpos diferentes que quieren formar a Cristo sin Sus diferentes dones, no por la gracia que cada uno lleva, al no pensar, que entre todos formáis el cuerpo de Cristo, con Sus diversos dones, ejerciéndolos cada uno según es la comprensión o misión a Su cumplimiento. Pues Su Amor, sea sin fingimiento, aborreciendo lo malo y allegándoos a lo bueno. Amándoos de los unos con los otros, al igual que nosotros a vosotros con Caridad fraternal, previniéndoos con honra, no perezosos en Su trabajo de AMOR, pero sí, ardientes en espíritu, para servir a Jesús en el lugar que a cada uno le corresponde, que es en donde más a gusto se le comprende ejerciendo cada uno su misión; gozosos en la esperanza, sufridos en la tribulación, y constantes a Sus buenas obras, ¿cómo podríamos nosotros comunicar nuestras manifestaciones Espirituales, si vosotros, no las aceptarais para vuestro bien? Cual nosotros, siempre estamos deseosos de daros la Caridad, que os es necesaria, para el saberos comprender, Amar y respetar, al deciros entre estas cosas, y otras muchas más, por haber llegado el momento de exponeros el bien, que a nadie le hace daño, por ser, el que va unido al Padre lleno de AMOR.

  Daros cuenta en donde Jesús evangelizó, y en qué lugar, el más duro y crudo habido, mas nosotros en éste, esperando que Jesús habrá el camino de la libertad de conocimiento al Culto, para que cada uno se pueda manifestar tal como lo siente, al igual que nosotros que cooperamos, para que sea una libertad sin fronteras, porque Dios no las tiene, pero las tiene, que son, en el abuso, del buen uso. Mas ninguna condenación hay para los que están en Cristo, y que no andan conforme a la carne, y si, conforme al espíritu; advirtiéndome él, lo que puedo efectuar desde este lugar que yo me encuentro en Esencia, el camino para el bien de esta Obra Profética, Científica, Cultural y Social, que una vez sea dada a la luz Pública, ya no se ande más conforme a la carne, mas sí, conforme al espíritu, para que la justicia de la Ley Divina sea cumplida; porque los que viven conforme a la carne, de las cosas que son de la carne se ocupan, mas los que conforme al espíritu, de las cosas del espíritu, porque lo entienden, y están por él, haciendo saber que la carne es muerte, y el espíritu vida, por la muerte de la carne, que esta, se sujeta no más que al mundo terrestre, el que le da vida carnal, pasando el espíritu al Padre, si está en Luz, cuando él ha dejado su envoltura en la tierra.

  Nosotros, todavía no hemos llegado a ese grado perfectísimo del Padre, sólo en Esencia de Luz Inteligente, y nos dejamos ver en Materia de Esencia, y en Luz de Esencia Divina, según es nuestra voluntad que nos queremos dejar ver, nos dejamos ver, por lo que hoy, estamos con vosotros para vuestra desmaterialización, y evitaros reencarnaciones, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros, en dicho cumplimiento de Amor al prójimo. Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne, mas conforme al Espíritu, para que hagamos entre todos el bien: porque no habéis recibido el Espíritu de servidumbre para estar otra vez en temor, porque él mismo da testimonio de “nuestro Espíritu”, diciendo que somos hijos de Dios. ¿No os dais cuenta hermanos, que sin EL, “no viviría”? No paguéis a nadie mal, por mal, procurad lo bueno, y tendréis Paz y alabanza del Padre.

  Toda alma se somete a las potestades Superiores, transmitiendo al inferior, la Caridad, mas el que se opone, a la ordenación de Dios resiste; por lo tanto, haz lo bueno, y tendrás de EL alabanza, ya que el que Ama al prójimo, como así nosotros a vosotros, cumplió a la Ley. El Amor no hace mal al prójimo, así que, el cumplimiento a la Ley, es el Amor. Por esta Ley queda formada la ley de Universalismo de Amor Universal, que forma la unión de todos para Uno, y Uno para con todos, acogiendo en Ella, a todas las maneras de pensar, por diversas que sean en lo Social, por ser la Diversidad, la perfección de la Unidad, en donde los hombres no mirarán la diversidad, sino que la Unidad sana por ser la perfección de la diversidad, en donde con ella, van desapareciendo los nombres de sectas, religiones, doctrinas y partidos políticos, por la unidad que les une en su afinidad de pensamientos unitivos a perfección humana.

  Para que los terrenales podáis obtener esta unión de hermanos todos unidos a un mismo fin de paz, se precisa vuestra comprensión, a la verdad que cada uno siente por lo que le satisfacen nuestras palabras: cual yo os doy el camino, mas vosotros la verdad, si es que sentís el Amor en vuestro interno para seguirme a la regeneración humana que Jesús Evangelizó, y que hoy, esté él Evangelizando también a través de estas Escrituras, despertando a los hombres a que sientan ellos el respeto mutuo al que él enseñó, y al que nosotros estamos enseñando a vosotros en estas Escrituras. Entonces, pasa uno al cumplimiento para ser un puntal firme de Dios, procurando que los demás también sepan cumplir la Ley Divina, evitándose uno de sufrimientos y de reencarnaciones. ¿No decís que creéis en Dios, y con Jesús?, pues aquí os damos la Unión verdadera, si la queréis aceptar para saberos Unificar. ¿A qué esperáis?, pensad, que entre todos los hombres de buena voluntad se puede empezar a formarla, quedando Ella unida para siempre, por ser el grado máximo de vuestro bienestar a comprensión, alcanzando los verdaderos conocimientos necesarios de Unidad, Paz y de Amor con estímulo.

  La noche ha pasado y ha llegado el día, echemos pues a fuera las tinieblas, y vistamos con las armas Divinas de Luz, para que andemos de día los unos con los otros. Mas el que coma de lo Espiritual, que no menosprecie al que no coma, y el que no coma, que no desprecie al que coma, porque tú: ¿quién eres que juzgas al ajeno, tanto si come, como si no come?, para Dios está en pie, y se afirmará que poderoso es EL, para afirmarle en donde mejor sepa cumplir él su encomienda, sin obligarle nadie, para no serle robado su libre albedrío por lo que cada uno cree en su lugar.

  Cada uno esté asegurado en su ánimo, para estar bien seguro de sí mismo, ya que ninguno vive para sí, ni muere, porque al morir, es el vivir para con Dios, y el vivir, también es para con Dios SU Vida. Por eso Cristo murió y resucitó en Materia de Esencia, y volvió a vivir después de haber dejado él su cuerpo, al igual que una simiente, al dar el fruto de su vida, que al dejar el cuerpo que le dio la vida a su vida, por la unidad de Esencia para volverlo a tomar y dejar, es cuando se manifiesta la Ley de Reencarnación o la vida que no es muerte, porque si así lo fuera, no nos encontraríamos nosotros Espiritualmente Evangelizando en Esencia, estos conocimientos que os damos, dando cada uno de nosotros razón de Dios, o de la Vida, al haber asumido nosotros la responsabilidad de este trabajo de Unión, para enderezar a todos los hombres al camino del Universalismo de Amor Universal, al que nosotros nos encontramos en Espíritu, para que vosotros los terrenales, podáis apreciar todo cuanto os decimos en El.

  Así que, no nos juzguemos mas de unos a otros, antes juzgad de no poner tropiezos, para que la Unión sea un hecho positivo. Todas las cosas a la verdad son limpias, ¿tienes tú fe?, tenla para contigo delante de Dios, porque bienaventurado es aquel que no de condena  a sí mismo con lo que aprueba; los que somos los más firmes, debemos de saber sobrellevar las flaquezas de los flacos, y no agradarnos a nosotros mismos, porque Cristo no se agradó a sí mismo, antes bien, como está escrito, ya que las cosas que antes precedieron, para enseñanza vuestra fueron hechas.

  Esta vez, os hacemos un aviso a todos mundialmente Espiritual, por tener ya encima la llamada del juicio final, para que cumpláis la Ley de Amor que os decimos, si esta es vuestra voluntad, antes de que sucedan los hechos que ya están por llegar, pues habrán muchas lamentaciones, viéndose con ellas la ayuda de unos a otros, como nosotros a vosotros, avisando en poneros a salvo por mediación del Padre, que es el Dios de la paciencia y de la consolación, y así todos a una, lo podamos glorificar. Los hechos lamentables os afirmarán con claridad de todo cuanto os decimos en este movimiento Espiritual, que os avisamos con anterioridad, en bien de Caridad para “los terrenales”, haciendo que nos despierten confianza en todo cuanto os decimos, antes que sea para “ellos”, demasiado tarde, al ver nosotros las cosas anticipadamente; por lo tanto sobrellevaos de los unos a los otros, como también Cristo nos sobrellevó para gloria de nuestro Padre creyendo, para que abundéis en esperanza, por la virtud del Espíritu Santo que os es dado para buenas obras, cual nosotros, hermanos Superiores de Luz, os guiamos dando la firmeza de nuestra existencia para guiaros al bien, que bien claramente se viene expresando para sacaros de vuestras dudas, por estar dentro de la Ley Divina de Nuestro Padre Creador, y he aquí que venimos prestos para que sea bien aventurado el que cumpla, y guarde las palabras que os decimos, para esa Unión de Hermanos todos Hijos de Dios, ya que el tiempo  está cerca, y compensaremos a cada uno, según sean sus actos de buenas obras.

  Cada uno mire de cumplir lo mejor que pueda en donde mejor se encuentre, sea en cualquier partido político, secta, iglesia, o religión, o Doctrina, que por su grado de comprensión comprenda lo que a todos nos une por afinidad, tanto a unos como a otros por su ánimo de comprensión, en su creencia, donde mejor la comprenda, viviendo cada uno en lo suyo de comprensión y armonía con lo que aprueba, o por lo que siente a través de su espíritu, que poco a poco lo adentra a tomar nuevos conocimientos, hasta que por último a través de ellos nos une a Cristo, y también al Padre, si es que cumple cada uno el Amor al prójimo.

  Mejor nos comprenderéis, cuando os deis perfecta cuenta de cómo os estamos hablando Espiritualmente en esta obra de Jesús, que todos colaboramos con él, a Unificación de Su Amor, para que exista un Mundo mejor aquí en vuestro planeta.

  Daros cuenta de cómo os hablamos, ya que Jesús también está él con vosotros en Esencia, abriendo el camino de la libertad de libertades honestas, trabajando para que el hombre pueda ser feliz, y pueda vivir en paz, abriendo un nuevo amanecer de Amor sin fronteras, para que entremos todos a la Luz de comprensión a hermandad; por lo cual, somos tan amadores de vosotros, que quisiéramos no tan solamente entregaros el Evangelio de Cristo, sino que también nuestras propias Almas, a todos los hombres de buena voluntad; hacer pues que esta llamada sea en bien de toda la humanidad, mientras que otros también la reciben de nosotros según es la gracia de cada uno, haciendo que sea extensiva nuestra obra de reconciliación, al dar nuestras verídicas demostraciones a los perceptivos y médiums de este planeta, demostrando la verdad de nuestras llamadas que os hacemos en avisar anticipadamente los acontecimientos tanto terrenales, como Espirituales, abriendo el camino del futuro, al dar paso a este (Testamento) de la Nueva Era de Amor Universal, en unión del (Antiguo y el Nuevo Cristiano) para que veáis entre los tres la verdad en transformación, y no seguir los terrenales con más errores.

  Las señales y manifestaciones Espirituales, las estamos ya dando por doquier de vuestro globo terráqueo, haciendo despertar al hombre a una verdadera Unión Fraternal con gran libertad y armonía creciendo en Jesús, a que os podáis multiplicar para el logro de esta Unión tan difícil entre vosotros los terrenales, si no ponéis parte de vuestra voluntad para lograrla; pensar que cada uno lleva exclusivamente su verdad, que es solamente una verdad relativa en transformación, dando a cada uno el lugar de vida de su conocimiento que le corresponde por el manifestarse: Cuando esta Unidad de AMOR Universal se comprenda, hará que todas las naciones del mundo estén unidas y sin fronteras, para que se pueda gozar de una paz verdadera, al reconocer que la verdad absoluta se encuentra entre todos; por lo cual, poner vuestra voluntad en comprendernos, para que sean confirmados vuestros corazones irreprensibles ante la verdad de cada uno, para ir fundando el Universalismo de AMOR Universal y su Ministerio.

  Daros cuenta que ahora os hablamos en Esencia, y que os guiamos a lo que estamos haciendo en preparación de lo venidero, que es cuando Jesús dijo: Vendré otra vez a vosotros en Esencia, y con Espíritu de verdad, para enseñaros aún lo mucho que todavía tengo para enseñar y dar; que no puedo hacerlo hoy porque no se me comprendería. Es pues preciso que me comprendáis porque ya sabéis vosotros lo que os decimos, y qué mandamientos os dimos, como igualmente los Atributos Divinos por Voluntad de Jesús, para vuestra santificación, y que os apartéis del mal.

  Deseo que reflexionéis bien lo que os decimos, para que no podáis alegar ignorancia de todas estas nuestras manifestaciones que os hacemos entrega, en Espíritu y el de estar nosotros con vosotros a todas horas avisando para haceros ver el fracaso, al no ser practicado el Amor que sentimos de nuestro Amor a los demás. Si lo practicáis, obtendréis la P., que quiere decir Perdón, Paz y Progreso; que a medida que se va alcanzando, conforme el grado que cada uno es merecedor, se va obteniendo la C., diciendo: Caridad y Comprensión, para extensificar la Luz Espiritual de unos a otros, al igual que Jesús, de él a nosotros, para que recojamos grandes conocimientos; no con afecto de concupiscencia como los gentiles que no conocen a Dios, pero sí, con poder del Espíritu Santo, por conocer, que Cristo, es nuestro Salvador Universalista de Amor Universal.

  Que ninguno oprima ni engañe a su hermano con lo que siente o aprueba, como ya hemos dicho y protestado, puesto que el que menosprecia, no menosprecia a hombre, sino a Dios, el cual también le dio el Don de Su Espíritu-Santo, para que se obtenga Luz y comprensión con EL, a fin de que andemos honestamente con los extraños, ya que Dios está con ellos y con nosotros, por llevar cada uno a SU Esencia Divina de Amor.

  Vosotros, los terrenales, no sabéis apreciar con vuestros artefactos y creencias materiales lo que es la Casa Paterna, ni al EFER Superior, DIOS, por hallarse EL, en el Centro de la Galaxia Uniforme de Luz de Esencia Inteligentísima o Universo Único en Espíritu de Esencia, en donde desde allí deriva toda la Naturaleza, o la Creación de SU Creación, saliendo el Principio de SU Creación, o la Creación de SU Principio, que empezó a través de la Vida Interna que lleva la Esencia Eterna, dándose Transformación a SU Vida, para Creación de SU Creación Infinita, por SU Eternidad que lleva en SU Dualidad; entonces el Principio de Creación, pasó a dar Creación, de SU Creación, conforme al manifestarse SU Vida Eterna a transformación de Vida infinita, dando así a la Vida de SU Vida, Creación de SU Creación Increada, saliendo de Su Interno el Principio de Creación, y la Creación de SU Creación, o SU Principio de Vida, Dios, o la “Naturaleza Manifestada e Inmanifestada”, saliendo de “Ella”, el Principio de Creación, y la Creación de SU Creación, para manifestar EL, Creación de SU Creación, Diversa e Indiversa, Visible e Invisible. Entonces podréis decir: el Principio es Dios, y la creación, de SU Creación, toda la vida Manifestada que se ve, como igualmente la vida interna de la Esencia Eterna que no se ve, y que al transformarse a Infinita, es cuando se ve, lo que no se veía, pero se ve también, a SU Unidad de Esencia ser Vida Manifestada e Inmanifestada Manifestada, dando en SU Transformación, a la Vida Infinita de SU Creación Increada Eterna, desde Su Interno a Externo, y de SU Externo a Interno para SU Externo e Interno de Creación continua Infinita de Transformación, para dar Creación, por Su creación e Increada Creada en SU Dualidad de Esencia Eterna e Infinita, por ser EL, la Vida de SU Creación, dándoSE Vida de Materialización y de desmaterialización para SU Transformación y Creación. Mas, cuando uno ya se va perfeccionando, es cuando empieza a ver con los ojos del Alma, muchas cosas Divinas de las que existen en los demás mundos, como también, a los diminutos mundos que ya están llenos de vida interna, por ser la misma Esencia que todo lo lleva para poder manifestar a SU Vida. No siendo entonces necesario los instrumentos materiales en el hombre, para comprobar la certeza de lo Espiritual; pues el tercer ojo, es el más ajustado para ver sin los ojos del Alma, todo cuanto pueda existir, no despreciando a lo vuestro que os sirve para comprobar la certeza de lo Espiritual, que todo es Esencia Manifestada e Inmanifestada Manifestada. Pues la Luz del Padre es tanta, en SU Mundo de Esencia, en la que EL se encuentra, que el acero más duro o fuerte no resistiría ni un minuto en transformarse en caldo, daros cuenta de SU Gran potencia, ya que todo lo creado se mueve por SU gran poder de Inteligencia Inteligentísima Espiritual, trabajando EL, en materializar, y desmaterializar a la vida, de SU propia Vida, como igualmente a SU Creación, y Procreación Suya. Con esto, podréis apreciar los cambios atmosféricos, que todos los mundos lo deben sufrir, por ser el ascenso general de una Era a otra que viene anunciando Juicio Universal para todos, desde el Centro de SU Mundo de Esencia, o Casa Paterna.

  Cuando sus hijos van llegando al penúltimo peldaño de la Casa Paterna, sus cuerpos de Materia de Esencia resplandecen todos en Luz de Esencia Divina, para que puedan entrar en Ella convertidos en Luz Inteligente, que es cuando pasamos a entrar al último peldaño, a imagen y semejanza del Padre, convertidos en dioses, llevando un grado menos que EL, en nuestra vida, que es la que nos separa, para no ser fundidos con EL.

  Ahora mirad bien la exhortación que yo hago, como hermano vuestro, que habiendo empezado vosotros sin ninguna noción de cuanto os decimos en esta obra, en verdad os digo que estudiándolo con profundidad, podéis tenerla muy amplia, para comprender esta enseñanza que os damos con estos conocimientos Esenciales, para que no ignoréis la existencia Divina en el hombre que se mueve e investiga.

  Hermanos, queremos que no ignoréis acerca de los que duermen, porque no tienen esperanza, por eso, con la premura del tiempo os despertamos a estos nuevos conocimientos del Futuro, para que veáis cómo obramos y actuamos abriendo este camino que Jesús evangelizó, y no se le comprendió, y que después, otros fueron abriéndole paso, para sacar adelante esta misión que otros también se encargarían de hacerlo, porque habiendo un solo Dios, también hay Una Sola Ley, con sus diferentes caminos para lograrla. Cual todas las Iglesias y religiones la tocan, pero mal comprendida, que para evitar confusiones y errores, se edita este Testamento del Futuro, para más comprensión mutua, pues no ignoréis como los que ignoran, sin tener la esperanza de conocer esta Justicia Divina, por ser Ley de Amor Universal que todos hemos de llegar a comprenderla. ¿Quién comprendió a Jesús, en aquel tiempo, con las enseñanzas que él dio? Nadie, al obrar contrariamente a lo que él decía, y después, cada uno a su manera más conveniente, haciendo adeptos, para que dejen ellos beneficios. Mas en los tiempos actuales, no se debe de proceder así de este modo, porque si en verdad creemos que Jesús murió, y después resucitó en Materia de Esencia a imagen al cuerpo que él dejó en Su envoltura, también hemos de creer, en nuestros espíritus, que no mueren, buscando cada uno a Dios en donde mejor LO pueda encontrar, porque a todos en general obra la palabra dicha, que Dios Traerá por diferentes caminos a los que durmieron en Cristo. Por lo tanto, pensad, no sea cosa que aún andemos nosotros dormidos hacia él, y que hagamos dormir a los demás, pensando estar despiertos, que bien sabrá Dios afirmarlos uno por uno, en el lugar en donde mejor sepamos comprender con fe a Cristo, para el bien de nuestro bien, y al prójimo.

  No despertéis a nadie si no es su voluntad, porque cada uno lleva su razón de despertarse: pensad antes si estáis dormidos, para que no os despierten otros que estén entregados a los “deseos carnales”, que son del mundo, de vuestro mundo: No confundir, “lo sexual”, aunque también estos entran si son carnales, porque a través de ellos venimos a purificarnos por Ley de la Reencarnación, pagando en bien, el mal que hemos hecho, para convertirnos en Materia de Esencia purificada, y pasar a Luz de Esencia Inteligentísima, que es, la que precisamente mal vertéis, por no saber lo que en ella contiene del Padre, para el bien de todos.

  Si se abrieran en vuestro mundo muchas Universidades libres, ya no habrían necesidades, porque con ellas se podría ver la capacidad intelectual de cada uno, en beneficio de todos, por lo que hoy, no es así, viéndose que los hay que tienen título sin capacidad y otros tienen capacidad sin título, porque carecen de fondos monetarios, siendo lástima que se le desprecie al igual que a un campo árido, pudiendo en él trabajar los Agrónomos, al hacer antes los sondeos internos para que el agua nunca falte, siendo como es la Tierra rica de grandes manantiales subterráneos a varias profundidades. ¿Podremos dar las culpas a Dios, de nuestra desorganización dentro de la organización armónica que lleva lo creado? No, por ser nosotros y vosotros la mano de obra inteligente de organización Universal Humana, mientras que el hombre, se cree, que de la mejor manera es con la destrucción del hombre por el mismo hombre, en vez de construir el hombre en bien del hombre, cosa que si primero se construyera como pretendemos nosotros en Espíritu en beneficio de todos los terrenales se reconstruiría, y entonces no valdrían solo los títulos, sino las capacidades, por ser Dios, que a cada uno le da según le conviene para beneficio de todos. Eso haría mirar al hombre por su capacidad, y no por su título, por comprender que todo conocimiento viene de lo espiritual, por lo Espiritual, en beneficio de lo terrenal, dejando en lo material la manifestación de Dios que de EL se recibe, para que el humano pueda vivir cada vez mejor en lo material por lo Espiritual, y se irían abriendo “locales de afinidad”, conforme a la superación del hombre para el bien del hombre, y no para la esclavitud del hombre por el mismo hombre por no estar hoy bien organizado, ya que cada vez irían “aumentando más”, para la evolución del hombre, por el Don de Dios que cada uno lo recibiría con gran gozo, al obedecer al interno, y manifestarse el hombre libremente por lo que lleva dentro, de Dios, que es la esencia de SU ESPÍRITU, SU VIDA.

  Con el tiempo suficiente os hacemos esta llamada de atención por si queréis obedecernos, si lo hacéis, dejaréis para siempre vuestra incomprensión que os lleva a grandes sufrimientos, por desconocer a nuestra Ley Divina. Pues todavía estáis a tiempo de entrar en perfección a Unificación de unos con otros, si de verdad sentís en vuestro corazón el Amor humano, para que podáis gozar libremente de una vida agradable en vuestro Mundo, al igual que nosotros la gozamos Espiritualmente en el Cielo.

  Si nos hacéis caso omiso de todo cuanto os decimos, fuerte será para vosotros, vuestro crujir de dientes, por el temblor que os entrará, al no poneros con el tiempo a salvo, de todos cuantos acontecimientos os vienen. No es que yo os juzgue o bien os desprecie, no, ya que la misma Justicia Divina es la que Juzga: por eso Jesús nos dice, no juzguéis, para no ser juzgados: Dejad que el tiempo pase, y entonces veréis con gran claridad que no os mentimos, y que os avisamos con anticipación para vuestro bien; por lo cual, no sigáis lo que es malo, sino lo que es bueno; si es que reconocéis lo que os hablamos en Espíritu y con Jesús, abriendo la Luz de la comprensión a los terrenales, que muchos más de nosotros ya se encuentran preparados, para manifestarse por otros lugares de vuestro globo terráqueo, dando verídicas demostraciones de la verdad que presentamos, para que vuestra paz sea un hecho benigno y concreto, por ser nuestra misión de que os Améis de los unos a los otros, con el debido respeto, porque éste es nuestro deseo. ¿Qué importa el nombre de Iglesia, Religión, Escuela o Doctrina, etc. sabiendo que Dios es la Vida, que a todos nos mueve a nuestra manera de pensar, por el don de SU Espíritu, que cada uno de EL posee? EL, es la Vida, y nosotros la manifestación de SU Vida, que la reproducimos por SU misma vida que EL nos ha dado. ¿Crees tú esto? Si no lo crees, medítalo con gran entendimiento, que te dará a comprender lo mucho que EL aprecia tu vida para gloria infinita tuya en Esencia, por ser tú, SU imagen y semejanza: por el cual, no menosprecies a tu semejante, ya que él, es igual que tú, y tú, igual que él: Hazle todo el bien posible que puedas demostrándole el Don de tu gracia en él:

  A vosotros los hombres de la Tierra, os haremos ver grandes cambios en lo terrestre, por vuestra manera de proceder, mucho antes de finalizar este siglo (XX), ya que son muchos los elegidos de enseñanza que han venido a reencarnar entre vosotros, y pasan algunos de ellos a quemarropa con la vuestra, sin que os deis cuenta. Estos son los preparados de manifestar la Caridad a los demás, que desde el primer día de Escuela la venimos nosotros dándola con estas escrituras: Son muchos ya de los cuales, que las esperan, para que tan pronto salgan a la Luz ellos las examinen, y las puedan extender a los demás, por ser esta vuestra misión, que se puede presentar diversa, por ser una demostración clara que os damos con la D., que significa Dios, o Divinidad, para que seáis todos tenidos en cuenta en el día de mañana en SU Reino, cosa que siempre nosotros oramos por vosotros, diciendo que nuestro Dios os tenga dignos, cumpliendo esta misión que a todos nos concierne, por ley Divina de AMOR Universal.

  Mirad que nadie os engañe en ninguna manera, para que entre todos podamos ir siguiendo este trabajo que tenemos asignado, ya que no se dejará ver Jesús a la Luz de todos en Materia de Esencia, o en Espíritu, sin que antes venga la apostasía y se manifieste el anticristo, por la incomprensión de los hombres, oponiéndose, y levantándose contra todo lo que se llama Dios, como si EL hubiera de solucionar las cosas del hombre, en cuanto que el hombre, es el que ha de solucionar las cosas de Dios, en el hombre, que por eso está dotado de inteligencia y de sabiduría; pues Dios, lo da todo, mas nosotros, debemos como hijos saber trabajar con lazos de Amor para el bien común de todos, y entonces, no daremos la culpa al Padre, por ser, EL, justo, ya que SU justicia es la que nos juzga, o nos juzgará, sin pasar ella por desapercibido, si no procedemos en hacer siempre el bien.

  Ahora ya sabéis vosotros lo que impide, para que en su tiempo se manifieste con todo engaño de iniquidad, por cuanto no recibieron firmes el Amor de Dios que os enseñó, y nos enseña Cristo. Así que, estad atentos, y retened todos la doctrina que aprendéis, y si es posible practicarla cual se merece, por haber llegado a vosotros de nosotros para todo el Mundo, y podáis andar con ella firmes, fructificando, y creciendo siempre en buenas obras, tal como es digno de Dios agradable en todo conocimiento de Cristo, conforme a la potencia de SU gloria, para toda tolerancia; como igualmente dar siempre gracias al Padre, por habernos hecho merecedores de participar en esta Obra, y recoger de ella, los conocimientos que contiene, dándolos a conocer a los demás por vosotros, los de la Escuela.

  Yo, vendré a reencarnar en el año dicho, para una comprensión más amplia de Cristo, con SU Doctrina de Universalismo de AMOR Universal, para con todos, cosa, que desde hoy, ya os vienen a reencarnar “varios profetas”, y hermanos de Luz, que están preparando el camino de mi venida, mientras que otros, como ya veis, lo están haciendo desde lo Espiritual; los unos entre vosotros, y otros, por diferentes lugares también con sus elegidos anunciando gran comprensión y Amor para con todos: “Ellos”, irán viniendo con el fin de Unificar a todas las Naciones del Mundo, para que sin fronteras que son las que os dividen, puedan fomentar la verdadera Unidad sin distinciones de razas, por encontrarse cada uno en el lugar adaptable a su reencarnación, purificando en cada una de ellas, su pasado.
   Paso la palabra a Pablo, ya que él, me dice: déjame expresar; Juan.