03 Unión Sud-Americana Bolivariana

    Unión Sud-Americana y revolución Bolivariana 

  El espíritu de Simón Bolívar resurge como el ave fénix entre las cenizas, puesto que, la unión sudamericana está dando los pasos en esa dirección, por medio de los instrumentos que la Coordinadora Cósmica tiene más a mano, ya que para ella no existen obstáculos, en la consecución de la unidad humana, dentro de la transformación General Universal, por la que está pasando el planeta Tierra: Pues si cogemos el hilo de la cuestión, de los fundamentos de la revolución Bolivariana, referida al usufructo del trabajo social, distribuido en orden a una justa legislación, para su puesta en marcha es preciso el existir una unidad sudamericana que de paso a tal Idea solidaria entre los pueblos.

  Toda idea social-humanista justa y equitativa con el usufructo común del trabajo y la tierra que le vio nacer, ha de llevarse a cabo primeramente, con el reajuste moral humano a tal idea, por eso mismo, el problema siempre deriva del humano, que su pensamiento y forma de vivir, no está siempre en acorde con la idea original que desea establecer. Por eso cuesta tanto llevar a cabo tales ideas sociopolíticas renovadoras, y por la oposición que encuentran, dados los intereses macroeconómicos transnacionales, que no piensan ni es su estrategia en revertir una parte de su riqueza en los pueblos de los que se valen, para mantener su liderazgo.

  Y una de las ideas sociopolíticas renovadoras a llevar a cabo entre todos los países latino-americanos, junto con Brasil, que estén en afinidad con tal idea social humanista, como es el movimiento iniciado por Simón Bolívar, son los que deberían de tomar acuerdos conjuntos, semejante a la Unidad Europea, y llevarlos a cabo, iniciándose con el tripartito de Cuba, Venezuela y Bolivia. Siguiendo todos los demás estados sudamericanos en tal orden, como así el obispo que dejó los hábitos para seguir la Teología de la Liberación, como presidente de Paraguay.

  Y aunque siendo España la que marcó un proceso histórico socio cultural e idiomático, aglutinador de una serie de países sudamericanos, no forma parte de la revolución Bolivariana, aunque sí sea y le corresponda mediar como conjunción de unión sociopolítica sudamericana. Pues si los dirigentes de todos los países unificados en la revolución Bolivariana, son capaces de pensar y vivir en acorde a tal idea, los frutos renovadores tendrán el éxito que merecen, al estar apoyados por el Gran Movimiento General Universal, como corresponde al planeta Tierra.

  Aquí tenemos un ejemplo mas, de cómo se mueve la energía, sin imposición, pero como movimiento resolutivo de cambio social, a seguir por la fuerza sociopolítica en función, promovido con las FARC, Betancourt y Uribe en Colombia, aunque tal movimiento no llegó a prosperar, porque no se siguió el hilo de la energía como Coordinadora Cósmica en su función de cambio.

  Veamos: Siendo el principio original de las FARC, legítimo, dentro de un determinado estado mental, movido por la lógica y el ideal humano, fue derivando a peor, como muchas de las cosas que el ser humano emprende, puesto que no existe en él la sabiduría de contacto con el seguimiento de la energía, para mantenerse en el movimiento de reacción legítimo, según las circunstancias del momento.

  Observemos el movimiento efectuado por Betancourt, hacia la zona, digamos, más sensibilizada por la reacción sociopolítica, con la lógica de una legalidad democrática, ya que, sin ella saberlo, estaba movida espiritualmente como una Juana de Arco, es decir, estaba efectuando el movimiento correcto de acercamiento y unidad afín sociopolítica, puesto que en ese momento, las FARC, tenían que haber dado el siguiente paso de unidad con Betancourt, que representaba a una buena parte del cambio en Colombia. Y al secuestrarla, hicieron precisamente lo contrario que debían haber hecho, el formar un frente común de cambio y de liberación. Por lo que se rompió la posibilidad apoyada por la Coordinadora Cósmica en ese momento; agravándose desde entonces las represalias, y la credibilidad de las FARC, por lo que la energía cambió de lugar, siendo aprovechada por la fuerza opositora, siguiendo una continuidad sociopolítica con Uribe.

  Esto pasa, porque las fuerzas progresivas de cambio, deben seguir la energía que en un determinado momento les apoya, y no efectuar movimientos contradictorios que hagan cambiar en su contra los acontecimientos, al no tener los humanos, la justa visión sociopolítica, movida por la onda macrocósmica de la Coordinadora Cósmica, en su función de transformación, para que sea seguida por el humano.

Iostako Maraltrix