2 Advenimientos de Orden Natural

  Si observamos algunos acontecimientos en la historia de la humanidad, nos daremos cuenta de que el ser humano en la mayoría de los casos, no es nada más que un instrumento inconsciente movido por una fuerza superior, rectora y directora del progreso evolutivo en el mundo. Y sobre todo cuando, como inconsciente ente existencial, va por el camino de romper el margen de tolerancia establecido dentro del Orden Natural de las cosas, como Advenimientos de Orden Natural.

   Existen grandes acontecimientos que no son promovidos por voluntad humana, aunque la voluntad humana sea el instrumento que los promueva: Tenemos por ejemplo algunos como la venida de los seres que como instructores o maestros dieron un empuje global. Siendo así como Buda y Jesús y muchos otros tanto anteriores como posteriores.

   El descubrimiento de América marcó un antes y un después en la historia de la humanidad.

   Si seguimos el hilo de «la Iglesia», que se formó como depositaria directa de las Iglesias de Jesús con sus Apóstoles, y que habiéndose materializado como gran poder mandatario tanto religioso como político, llegando a unos extremos peligrosos y no convenientes en el proceso de la humanidad, hubo una escisión en «ella», partiéndose el poder con el protestantismo, como compensación y equilibrio. Pudiéndose considerar este HECHO movido y promovido por lo Providencial, dentro del Advenimiento de Orden Natural.

  Si investigamos en la última guerra mundial, quien ostentaba el descubrimiento del poder nuclear, y al que correspondía por lógica natural su principio y ejecución, el Poder Supremo corrió un velo en las mentes para que su finalización no pudiera llevarse a cabo, pues de ser así hubiera ocurrido una catástrofe que hubiera sobrepasado los límites máximos establecidos en el orden existencial y evolutivo del mundo en esos momentos.

   Tenemos también uno de los eventos acaecidos en el Tibet. El de la penetración de china, cambiando el sistema político y social. Si observamos que todas las cosas tienen un proceso natural, cuando llega el momento del cambio se debe este de producir de forma natural, y si no lo hace porque el ser humano se estanca en una comodidad o inactividad de cambio y transformación, el cambio es producido y efectuado de forma inarmónica, aunque movido en muchos casos por los mismos hilos invisibles que transforman todas las cosas:

   Y si observamos con atención los hechos ocurridos en el Tibet, el legado esotérico tibetano no podía quedar encerrado por más tiempo en las fronteras de un país cerrado al exterior y anclado en tradiciones ancestrales. Pues le había llegado el momento de efectuar un cambio, y al no efectuarse por la visión y voluntad humana, el progreso de la humanidad que no entiende ni de fronteras ni de Leyes humanas establecidas por el hombre, se verificó aunque fuera de forma un tanto inarmónica:

  Todo este movimiento para que el legado cultural tibetano traspasara fronteras y pudiera convivir y compararse con los diversos legados y revelaciones a través de los tiempos, por haberle llegado a la humanidad el tiempo de Síntesis en todos los órdenes.

  Hay también un HECHO a estudiar y es el de la sucesión de los Lamas: Sabido es, según hechos producidos, que hubo el espíritu encarnado de un Lama en España. Y la dirección tibetana puso todos los medios para llevárselo, como futuro cabeza de su orden o movimiento tibetano: Si aplicamos la Ley Natural y Espiritual, si tal ser nació en España podía tener esto un significado como unión de Oriente y Occidente y que tal cultura se debía de extender. Y sabido es esotéricamente hablando, que un ser antes de encarnar elige el país, el lugar, la familia y la posición social, y cuanto mas si tal ser tiene una misión que cumplir. Pues esto se verifica con la visión del Espíritu de Verdad sin interferencia, apoyado por las Jerarquías Espirituales.

   Entonces según esto ¿por qué fue prácticamente capturado un niño con no uso de razón, y llevado a otro lugar, rompiendo el Orden Natural establecido en su encarnación? Pues en vez de llevárselo y hacer emigrar a la familia a un lugar que no le correspondía, bien pudieran haber hecho un seguimiento desde España siguiendo el Orden Natural correspondiente.

   Pasando a otros HECHOS acaecidos, si analizamos los últimos acontecimientos en New York y España con el número 11 = 2 ¿No será que tal dualidad está poniendo de relieve y un punto de atención entre Oriente y Occidente, y que deben de desaparecer por una parte las Torres materialistas que se han erigido, y por la otra la unidad de Síntesis de todo lo concerniente a lo diverso Espiritual? Los acontecimientos terráqueos así también indican un acercamiento humano, al comprender que tales acontecimientos no son parciales sino globales.
    Sigamos investigando EN POS DE LA VERDAD.

Iostako Maraltrix