59 Reencarnaciones según las misiones

VARIAS REENCARNACIONES SEGÚN LAS MISIONES
Según las misiones que tiene que cumplir un espíritu, así son mas o menos las reencarnaciones: Todos lleváis una misión y esta es redimiros por medio de las pruebas a que os someten, pues si el Padre no os diera pruebas que vencer no sabríais si sois dignos de sus reinos. Las pruebas os hacen más o menos dignos de la liberación de la materia. Luego vienen las misiones que se confían a vuestro espíritu, a todos los espíritus; unos, en una reencarnación, otros en otras según la preparación de los espíritus. Estas misiones son otras pruebas a las cuales se os someten a los espíritus para su progreso. Estas misiones son aparte de la posición social que puedan ocupar los espíritus en los mundos bajos, porque las misiones son confiadas sin distinción de clases. Son el progreso de los espíritus según han sabido cumplirlas, y entonces vienen las varias reencarnaciones hasta que aquel espíritu escogido la ha cumplido.

  Todos los espíritus misioneros han de probar que son dignos de los mandatos del Padre. Cumple santamente la tuya, si eres espíritu que se te da esa oportunidad para tu rápido progreso: No estáis solos al cumplir la misión, pues aparte de vuestros guías están acompañándoos cuando estáis en el momento de cumplirla, o sea trabajando espiritualmente, otros seres, espíritus que están a vuestro lado ayudándoos espiritualmente en vuestros trabajos. Espíritus sembradores elevados se ponen a vuestro lado para que podáis cumplir santamente vuestra misión. Si la cumplís con desprecio de las Leyes establecidas por el Padre, entonces entablaréis relación con espíritus de tinieblas, y ellos serán los que os aconsejarán y guiarán, y muy difícilmente saldréis de sus garras. No manchéis los Dones del Padre con trabajos y avaricias, porque se os da para vuestro progreso. ¡Pobres espíritus terrenales cogidos en la trampa de los Espíritus de tinieblas.

  Muchos se dirán: Pues aquel hermano cura como obra de milagro por venir. Sí, hermano, por cuanto los hermanos que establecen alianzas con Espíritus del mal, como los hay de muy inteligentes y se prestan a esta clase de trabajos, aquel espíritu terrenal puede triunfar terrenalmente. Pero ¡Ay de ellos! Que la Justicia de Dios caerá implacablemente sobre estos hermanos, que solamente hacen servir las misiones que se les ha confiado, en cosas terrenales y aún con avaricia. Ten presente que los Espíritus de gran progreso rehuyen de las cosas terrenales, y así solamente vuestro progreso espiritual y las Enseñanzas de la Ley del Padre es lo que se les confía.

  Los espíritus, creados todos por el Padre, llevan arcanos, misiones, y profundidades que solo el Creador de los mismos sabe y comprende. No te canses espíritu terrenal, en querer investigar los arcanos insondables de que viene revestido cada espíritu en su existencia. Solamente el Dios que lo creó lo sabe, y aquel espíritu. Solamente ellos se dan cuenta si cumplen o no cumplen, y así como un Padre terrenal da órdenes secretas a un hijo confiándole una misión, y solamente entre aquel padre y aquel hijo son sabedores de si se cumple o no lo mandado, así entre el Padre Celestial y sus hijos por separado, saben si cumplen o no cumplen la misión que se les confió al reencarnar.

  Espíritu terrenal que tan confiado vives y casi has olvidado tu misión que entre tu Padre y tú estableciste. ¿Cómo podrás comparecer tranquilo a la Casa Paterna? ¿Cómo podrás justificar tu pereza y abandono en el cumplimiento de tu deber? ¿Cómo podrás justificar tus años de peregrinación por la Tierra, sin preocuparte del trabajo a ti encomendado? Medita y no seas perezoso, y procura que en tu regreso a la Casa Paterna, lleves tu misión cumplida.