70 El universo es como una colmena

  ¿Te ha sido dado contemplar una colmena de abejas? Pues el Universo es algo parecido. En una colmena hay la reina que lo distribuye todo, que lo rige todo, y aquellos laboriosos animalitos todos tienen su moradita, en el cual, afanosas van tejiendo su incesante trabajo y todas bajo la vigilante mirada de su reina. Bien, en el Universo todos somos abejas. Todos bajo la vigilancia de nuestro Rey y Señor: tenemos que cumplir la misión, nuestro trabajo. Este Rey nos quiere laboriosos, pues no podemos estar holgazaneando mientras todo el Universo trabaja. Somos los obreros de este excelso Señor y si tú paras tu obra, no cumples el Mandato. Si flaqueas o es muy pesada tu cruz en tu misión, este Señor ya te ha puesto a tu lado hermanos para que te ayuden, así que no puedes presentarle excusas, pues este Señor ya lo tiene previsto todo, y todo lo ha previsto con Amor de Padre. Da a todos el trabajo según sus fuerzas y circunstancias que lo tenemos que desarrollar, así que, aunque a ti mismo te quieras excusar, cuando te presentes delante de EL con tu hoja de trabajos realizados, no puedes darle excusas, por cuanto todo lo tuvo previsto al encomendarte tu misión.

  Piénsalo. Medítalo, y verás cómo es necesario ser abeja laboriosa del Universo, para que holgazaneando no pierdas un tiempo precioso. Cumple tu misión que ya cobrarás tus trabajos, y se te dará el ciento por uno de ellos, si con amor, paz y caridad los has cumplido.