10 CUANTO TE FALTA SABER

 CUANTO TE FALTA SABER HUMANIDAD

   Cuánto te falta que saber humanidad desterrada, para que halles la paz cuando estés entre guerra, y puedas ver claro lo que tarde o temprano te está destinado a comprender.

  ¿Ya sabes hermano por qué has venido a nacer aquí y qué rumbo tomará tu espíritu cuando dejes tu cuerpo? Esto te conviene saber, y así podrás por ti mismo analizar tu situación y que has de hacer mientras transmigres por este planeta. Ya ves que más tarde o más temprano todos lo dejáis, unos por no cumplir lo que prometieron y otros porque ya cumplieron. Esta es la explicación el por qué unos dejaron su materia antes y otros después.

  Mira como anhelas siempre tener un poco más, estás siempre insatisfecho porque no has dejado el egoísmo por el cual fuiste desterrado. Tu ambición insatisfecha no te deja pensar en los demás. Sí, sólo piensas en ti y vives un círculo limitado por tu egoísmo, y eso te llevarás hasta el más allá.

  Por castigo no toméis las penas y contrariedades, estáis recogiendo lo que otro día sembrasteis, pero no te importe si sigues el camino que para ti es aunque sea agreste, que si lo dejas limpio, es porque lo vas pasando como cosa tuya que es.

  Con más facilidad podrás cumplir si sabes la verdad, porque no te revelarás a cuanto tengas que pasar e irás adquiriendo esa desmaterialización que te hace falta. ¿No os dais cuenta que entre vosotros hay hermanos más desmaterializados, piensan menos en las cosas de la materia y son menos orgullosos y egoístas? estos están más preparados para dejar el caos de la Tierra; y en cada mundo van dejando imperfección, es decir, se van divinizando. Te daré un ejemplo: cuando una planta muere, deja su semilla y en su día se reproduce, así eres tú, que tu cuerpo lo dejas, pero tu alma sigue y coge otro cuerpo en uno u otro mundo, porque no es tan fácil como creéis, se va muy despacio escalando los mundos habitados que en escala de ascenso van, hasta llegar a Dios.

  Cuando sepas perdonar las ofensas que te hagan, cuando trates de ayudar aquel que te desprecia, cuando no sientas los que tú llamas ofensas, sabrás mucho de lo que tienes que saber, antes de llegar a nuestro Padre de Amor, y como creados por ese Amor, para volver a Su Lado antes habéis de sentirlo y eso se hace con buena voluntad de querer corregirse, y así tal vez sin darte cuenta entres en el camino de la perfección y serás feliz, porque en ti habrá esa paz tan anhelada, y serás tú quien la habrás creado para ti y los demás; ya no sufrirás tanto por empezar a cosechar la siembra que vas haciendo. Eso experiméntalo y te darás cuenta cómo recompensa la Justicia de Dios al que sabe encauzarse y con su ejemplo encauza a los demás, pero no confundas, el verdadero amor ha de abarcar a todos sin excepción de clases; no te equivoques que también hay pasiones, a este no me refiero, ha de ser, a imitar al Creador que para todos es igual.

  Entiende bien y ves tomando las cosas de ese Creador que a todo le da vida, con más sentido del deber. Deja pasiones y rencores y no atesores, sobre todo cuando lo hagas perjudicando a tus semejantes. No te vanaglories, pensando que eres más que ellos, porque tu posición es mejor que la de tu hermano. Sepas hacer buen uso de ella, él no es más ni menos que tú, ayúdale, piensa una cosa, que también tú estás desterrado por no haber cumplido en otros mundos que ya habitaste; no te olvides de la Caridad que es muy extensa y la puedes hacer de diversas formas, no siempre es óbolo. Si eres amoroso y sabes respetar la opinión del otro, tal vez si la estudias puedas darte cuenta que va más acertado que tú. Todos estáis con una causa más o menos pesada, cancelando hechos de otra existencia, que son las penas y contrariedades, y si tú has venido con misión diferente por tener menos causa, dales la mano y tira de ella, para que puedan andar el camino o llevar la cruz que pesa más que la tuya y a ti te gustaría recibir esa ayuda.

  Escucha siempre la voz de tu conciencia, que ésta no te engaña. Esta voz interna que sientes cuando vas a obrar, es remordimiento o bien satisfacción, según a donde te inclines, si hacer el bien o hacer el mal.

  Los guías protectores son hermanos vuestros que supieron cumplir antes que vosotros, y cual los materiales, que los hijos mayores dan la mano a los pequeñuelos y les avisan del peligro que pueden correr, así estos hermanos os ayudan con sus avisos, para que no cojáis el camino equivocado.

  Ten siempre fe y fortaleza para saber opinar, pero no fanatismo, que éste no te dejará ver con claridad toda la verdad que contiene cuanto te digo.

  NO TE ENORGULLEZCAS DE SER HOY RICO QUE MAÑANA PODRÁS SER POBRE, Y NO TE OLVIDES QUE DESPUES DE HOY VIENE ESE MAÑANA Y RECOGERÁS LA SIEMBRA DE AYER, QUE ES VUESTRO TRABAJO.

  BUSCAR SIN ABUSAR DE TAL BÚSQUEDA, QUE NO HALLA MAS EL QUE MAS BUSCA, SI ESTA NO VA ACOMPAÑADA DE BUENA VOLUNTAD.

  DEJAR PENSAR Y OPINAR SIN QUE SEAIS UN OBSTACULO PARA QUE CREAN LO QUE LES PLAZCA, QUE TU TAMBIEN TIENES TU CRITERIO, PARA OPINAR SEGÚN TE PLAZCA.