11 Mensaje 3-D

  Intrigantes o tal vez dudosas serán para algunos las enseñanzas que presento, mas yo os digo que son naturales, y el que medite en ellas con buenos deseos obtendrá la ayuda Divina. Comprenderá y ya no dudará de que exista una Fuerza Creadora que rige con Su Ley de Amor y Justicia a todo ser viviente. ¿Por qué dudar del Poder y Sabiduría del Creador, si cada ser humano lleva en sí una vitalidad que dimana de EL, le anima y le da vida? Si el hablar del espíritu resulta para algunos fantasmal, ¿por qué ciertos ritos y plegarias cuando acontece la llamada muerte? ¿Acaso van dirigidos al cuerpo sin vida?

  ¡Pobre humanidad que, entretenida en la práctica de rutinas y formulismos, nada aporta a su saber para el progreso del alma! He aquí lo que recomiendo a mis lectores, sean de la ideología o religión que fueren: que mediten lo leído antes de dar el veredicto, pues tratándose de lo espiritual, obtendrán la ayuda de la misma procedencia para su mejor comprensión, ya que en ello se manifiesta la Justicia Divina, que a todos llega aun sin pedirla, si es merecida.

  Osados e intransigentes son aquellos que no aceptan la verdad de las cosas, y desean que se cumpla todo lo que creen sin examinar el error que en ello pueda haber. De allí resultan tantas equivocaciones en las distintas religiones, tan dispares en manifestaciones y comprensiones. Si religión quiere decir Amor y Unión entre la inmensa creación de Dios, sin distinción de razas y colores, no son precisamente los rituales que no pasan de ser un mero formulismo más entre los hombres, los que unirán a los hombres de la Tierra. Cúlpense a estos que, en lugar de buscar la unión de los pueblos, los desunen al dar diferentes significados a todo cuanto al Padre Creador se refiere. Creen que por seguir ciertos rituales ya se librarán de sufrir los efectos de sus equivocaciones o modo de tratar a sus semejantes. Al no existir mas que un Dios no puede haber más que una religión verdadera con la que se debe adorar y comprender al Padre o, mejor todavía, amarle, ya que Dios no necesita de hijos que le adoren sino hijos que se amen entre sí, con lo cual ya se siente EL amado.

  Que cada uno medite y examine cuál puede ser la religión verdadera, si la que habla por hipótesis o la que os expone con claridad el medio de descubrir la verdad por sí mismo. Entregados a realizar una perenne y bella labor están todos aquellos que han escogido una misión de enseñanza espiritual, y la siguen sin desfallecer, haciendo con esto la caridad más completa, porque la cumplen ellos e inducen a otros a cumplirla. Mucha riqueza adquieren ante el Padre estos hermanos que saben aprovechar el tiempo en ayuda de los demás, mostrándoles el «camino» más corto para llegar a la Casa Paterna, después de haber andado extraviados por «otro» sin hallar salida.

  Moviliza el humano sus ejércitos cuando necesita defenderse de su adversario y sin garantías de vencer, o sucumbir en la contienda. En la parte espiritual, sin embargo, nada hay que no se defienda por sí solo, nada hay que en sí no lleve la verdad; todo obedece a unas Leyes que se complementan fielmente entre sí. Sólo los humanos, conservando el libre albedrío, no siempre respetan las Leyes Espirituales ni materiales por voluntad propia; más bien las cumplen con lentitud y como obligados. Por eso tantas existencias y siempre con la misma graduación, la de soldado raso.

  El hombre sin moral es semejante a una máquina que destruye lo que a su paso encuentra, por no llevar freno que pare su mecanismo. Cuánto hay que meditar entre el ser humano por la diversidad con que enfoca la vida, aún hallándose en iguales circunstancias materiales. ¿En qué consiste ello? En la comprensión que a él viene por su cumplimiento. De ahí aquello de, según el color del cristal con que se mire se ven las cosas. ¡Cuidado!, que el Padre lee en vuestros corazones y ve con qué deseos vais. Más bien, si no sois sinceros, sed pasivos. Por eso, no seáis tibios, sino fríos o calientes, pero sinceros con vosotros mismos, porque el que engaña se engaña a sí mismo.

  Serenad la mente antes de dar el fallo a estos sencillos pero valiosos escritos, que os dan la clave para que cada cual resuelva su actual y venidera vida que infaliblemente ha de llegar. Anticipadamente os agradezco este gesto y mi Amor para ello os dejo.

 EXPRESA EL HOMBRE EN LA TIERRA LO QUE SABE COMPRENDER. OTORGA EL PADRE LA GLORIA A QUIEN LA SABE GANAR, POR MEDIO DEL BIEN HACER, QUE ES LA BASE PARA MEJOR COMPRENDER.

Abre las puertas de tu inteligencia,
ser humano desterrado,
y comprenderás que Luz es vida,
y la materia es la muerte
de tu propia vida;
sepas, pues, guardar vida,
para cuando llegue la muerte,
a tu materia querida.