30 LA VERDAD Y SUS ENFOQUES

  ¿Qué es la verdad? La verdad es todo cuanto existe en el infinito existir. Entre nosotros está siempre este gran juicio innegable, siendo todo cuanto abarca el contínuo movimiento de lo creado. No obstante, es comprensible en algunos, el no asentir con esta opinión, al comprender que, como quiera que todo lo que materialmente existe dentro de la evolución continua, causa de infinidad de procesos de transformación que arrastra consigo el infinito existir, todo lo que vemos existente dejará ineludiblemente de existir.

  Según esto, podríamos decir, que una montaña no es una montaña y así sucesivamente todo lo demás dentro de la Ley incesante del movimiento contínuo, llegando a la conclusión de que todo es una ilusión o pasajero. Pero esto en el plano de las realidades humanas, si la mente no está ordenada puede conducir a un pasotismo poco edificante en muchos aspectos. Hay verdades que si no se saben asumir, se pueden convertir en lavados de cerebro. Pues todo lo que está interdependientemente unido en nuestro ámbito personal, familiar y social de vida y que no lo hemos elegido nosotros, es porque ahí está nuestro trabajo y las pruebas a las que nos hemos hecho acreedores.

  Cada ser humano tiene su propia causa para elaborar y modificar, y ahí es precisamente donde está su trabajo, en esencia, presencia y conciencia, y debe de ir asumiéndolo humildemente en su evolutivo desenlace. Aunque podamos acceder a grandes y metafísicas verdades, no debemos dejar de tener los pies en el suelo, hasta que nos crezcan las alas. Eso quiere decir, que mientras lo que existe sea una realidad tocante y sonante, debemos de contemplarla como verdad, asumirla y convivir con ella. Por lo tanto, para nosotros, una montaña siempre será una montaña, hasta que deje de serlo. Por otra parte, esta misma verdad de las cosas no es idéntica en ningún instante, aún refiriéndose a la misma sustancia, ya que tratándose de la Ley del progreso, este impide la permanencia total o parcial de su estado, por la evolución constante de la transformación de todo lo existente. Por lo tanto, la verdad de hoy difiere a la de ayer, y la de mañana a la de hoy, y así sucesivamente; «proceso» que rige desde el principio del existir Eterno e Infinito, siendo «este» el de transformación infinita, cambiando su estado de la verdad en sentido progresivo, por cambiar el estado de todo lo existente, por existir en el estado instante de la verdad, la causa de todo cambio por Ley incesante del movimiento contínuo.

  Filosóficamente hablando, en la convivencia con la verdad, lo importante es el reconocer que se puede presentar esta, sin dejar de ser verdad, en una diversidad de niveles desde el más pequeño al mayor. En la investigación dentro de la verdad y la vida entre los seres humanos, existen sus lógicas y comprensibles diferencias, por eso es importante el conocimiento de las Leyes inmutables que rigen en la vida de creación, como así mismo en el origen de todo lo que investigamos y los atributos de tal origen.

  Por otra parte, la investigación de la verdad, en el sentido práctico de nuestra relación y convivencia con los demás, es importante el contemplar lo que podríamos llamar ENFOQUES DE LA VERDAD, como pueden ser: El enfoque moral que atiende solamente a la bondad o malicia de las acciones humanas. El enfoque filosófico, abarcando los porqués de la existencia y las consecuencias de las acciones humanas, ante las Leyes de la vida y la creación.

  El enfoque psicológico que establecen algunos instructores, que no deriva ni hacia el pasado ni hacia el futuro, y que intenta dar respuesta social a los problemas humanos, diciéndonos que hay que trascender la dualidad sin establecer comparaciones. En cambio, el enfoque filosóficoteológico e incluso metafísico, en cuanto a la creación se refiere, se puede ver y comprender que sin dualidad no puede existir la vida de creación ni su desarrollo, ni tampoco como reflejo, pues si observamos la máquina corporal o el cuerpo humano, veremos un conjunto diverso de dualidades, trabajando armónicamente unas y otras, como también el desarrollo de la inteligencia, en su comparar sin juzgar.

  El enfoque científico que se mantiene en los hechos evidentes de la vida y la creación. Todos los enfoque en conjunto son participantes de la verdad que debemos de saber contemplar e integrar con cuidado de no ser excluyentes, pero eso ya es trabajo de cada cual. Debemos comprender por otra parte, que nos movemos en un mundo de gran confusionismo de ideas, muy buenas, buenas y menos buenas, donde las soluciones están por doquier en todos los campos. Esto es por lo que muchas veces no hay concordancia en la investigación de la verdad, porque cada cual la trata con un interés o un enfoque diferente, e incluso también en algunos casos, emocionalmente. ¡Hay que espabilarse! Por eso es importante el ver, desde que ángulo o enfoque nos estamos relacionando unos y otros, y no fanatizarnos con ninguno de ellos.

  La Tesis y la Antítesis nos hacen meditar y recapacitar. La Síntesis como resultante de las dos, nos hace comprender lo que de verdad puede haber en cada una de ellas. Y finalmente el Más Allá de las tres, con el reconocimiento que nunca podemos alcanzar la verdad Absoluta; si bien en el plano de vida en el que nos encontramos, podemos llegar a comprender y desarrollar la verdad justa del justo juicio dentro de la ley de Amor Universal.

Iostako Maraltrix