13 Resultantes según Ley

  Resultantes según Ley en el desarrollo humano: Toda investigación psicológica en orden al desarrollo humano, está relacionada en base a la Ley de semejanza, con el orden natural indubitablemente establecido en la naturaleza, también sujeta a Ley. Por lo que tal investigación, también tendrá un carácter científico, puesto que los parámetros de semejanza establecidos son inmutables y permanentes, habida cuenta que jamás se cambiaron, pues a lo sumo, el ser humano mejoró o cambió en algunos aspectos el producto natural, pero no lo establecido en la naturaleza, según el origen base natural  con sus procesos. Y esto es visto en la germinación, con su unísona materialización y desmaterialización interna externa de la propia esencia de toda semilla, como exponente básico de vida y desarrollo, dando una general ejemplaridad de reproducción-procreación, encarnación y reencarnación de la propia esencia infinita de vida.

  Según esta premisa expuesta de la semilla con sus procesos, podemos levantar tanto cátedra universal, como en el desarrollo e investigación en los procesos del ser humano, con sus consecuencias tanto psicológicas como físicas, al no adaptarse o no actuar en armonía, según el orden natural de cumplimiento establecido en lo creado con su ecológica diversidad. Según esto podríamos decir que, el que ignorantemente actúa, peca o tergiversa, ignorantemente tiene que asumir sus justas consecuencias ante la Ley inmutable, y siempre según sea el estado de su conciencia en los momentos de obrar, pues, aunque el ser humano se rija en base a su libertad o libre albedrío, las Leyes establecidas serán un muro donde siempre se dará de cabeza al no tenerlas en cuenta: Aquí cabría preguntar: ¿La Ley de Amor Universal, con sus Leyes establecidas en la naturaleza, son impuestas al ser humano? Podríamos decir que sí dentro de la eternidad, aunque la respuesta solamente la tiene cada cual según su proceder, en esencia y en conciencia.

  Una vez planteado todo lo dicho, no tenemos más que utilizar las herramientas que el Ser Supremo pone a nuestra disposición. Así pues, en el supuesto válido de que todo ente inteligente en el plano físico, dispone de un lapso de tiempo en lo corporal, para efectuar su desarrollo correspondiente según Ley semejante a una semilla, puesto que para eso vino a este mundo, si en tal margen de tiempo cuando le llega el momento de la madurez, no ha efectuado su desarrollo psicológico correspondiente de cumplimiento, dentro de su propia Ley de causa y destino por lo por él elegido antes de venir a este mundo, o porque su  mentalidad se fue endurecido sin adquirir la suficiente madurez,  entonces el margen de tiempo que le resta, en vez de pasarlo de forma plácida y natural, lo efectúa de manera un tanto drástica a través del sufrimiento, con enfermedad y demencia, ya que su fecha de caducidad debe cumplirse en cuanto al orden natural.

  Esto es bien visto y comprobado en el proceso de la semilla, puesto que esta, si llegado su momento de reproducción, no es sembrada o puesta en la tierra, en su estado natural de transformación, entonces, al no poder dar la inteligencia interna el producto de su vida, dando el igual de su igual, es cuando da su fenómeno con el no igual de su igual, o sea el cuco o mariposa, sin solución de continuidad. Pues así mismo le sucede al ser humano, que llegado el momento, si no ha efectuado el proceso natural que su alma requería con su luz, vida e inteligencia, es cuando le sobreviene el fenómeno de la dolencia en sus múltiples formas, que le sirven no obstante como un desprendimiento final, para un mejor inicio en su posterior andadura.

Iostako Maraltrix