8 UNIDAD SOCIAL REGENERADORA

    ¿Puede ir España a por todas, como “UNIDAD SOCIAL REGENERADORA”?

   Barcelona 14 Noviembre 2014
El Mundo está empezando a cambiar de forma contundente, movido por las energías de la Era de Acuario; y España tiene la gran oportunidad en esta nueva fase en el orden sociopolítico, de implementar el llamado y simbólico evento iniciado por colón con el primer huevo, “el huevo de colón”, interpretado simbólicamente como un descubrimiento. Por eso, España está movida por la misma energía transformadora, para que sociopolíticamente en ella como ejemplo, pueda quedar establecido el segundo huevo de la “Unidad Social Diversa Regeneradora”:

   Hasta el momento presente, en el mundo, las dos grandes fuerzas políticas establecidas como dos grandes sistemas económicos, no han parado de litigar desde el llamado sistema democrático. Aunque es curioso el observar, como el militante con la idea de izquierda siempre se ha reivindicado denominándose de izquierdas; en cambio, el llamado militante o simpatizante de derecha con su consabido sistema socioeconómico favorable capitalista, en general no se reivindica como de derechas aunque lo ejerza. Eso quiere decir, que aquí las denominaciones son defendidas más en base al sistema económico, que no por su ideología en sí misma, pues al final de cuentas solo hay dos posiciones en juego como son, la cartera y el corazón, mandando por separado, cuando deberían de ir compaginadas y de la mano.

   Pues bien, dado el rumbo sociopolítico sin freno opositor, que ha iniciado España en este período 2014 =7 con PODEMOS = 7, queda claro que el cambio de sistema, tanto a nivel nacional como internacional, van de la mano movido por la misma energía, haciéndose inminente. Pero España, como unidad diversa de cambio sociopolítico autonómico, debe de centrarse en su posición inmediata de cambio político, como gobierno soberano (como debe ser) en el contexto europeo.

  Por lo tanto, si verdaderamente deseamos efectuar ese cambio, aunque de momento, las siglas políticas que se han establecido todavía en el día de hoy, en la mentalidad ciudadana sean vigentes, debemos de ir pensando en la unificación de siglas en una de sola. Cosa difícil en la actualidad, puesto que el desarrollo psicofísico social en este sentido todavía se mantenga bajo, pues el miedo al cambio real y autentico como Dios manda, asusta y da miedo a muchos, dado el bombardeo opositor informativo por el león del poderoso a través de sus medios de comunicación a su servicio, que trabaja con prerrogativas hegemónicas económicas depredadoras, para el resto de los ciudadanos.

Luego la solución definitiva, si es verdad que nos podemos mantener en la idea de una “Democracia Real”, no es posible que sobre nadie, o de que se desee anular ideas que se consideran contrarias, a pesar de las muchas y diversas justificaciones que pongamos para arrasar a la que consideramos fuerza política opositora, puesto que se trata de una regeneración conjunta en un “crisol purificador”, que pasa de una diversidad sociopolítica externa a interna, haciendo el cambio regenerador conveniente.

Entonces tenemos dos opciones: o bien ganar elecciones a través de nuevas siglas como por ejemplo PODEMOS, que no deja de ser una sigla más, aunque se considere necesaria para liderar un cambio con su tremenda y consecuente oposición del sistema depredador económico. O bien, iniciar el cambio político tirando a la papelera todas las siglas puestas en juego, aunque sea esto una súper revolución mental, y trabajando con una sola sigla que englobe a todas las ideas en su seno, pero que sería espectacular, puesto que en el gobierno de España solamente existiría un solo partido con diversas tendencias, al haber pasado estas de la parte externa a interna, aunque con un solo programa regenerador establecido, y con la colaboración de toda la ciudadanía, dispuesta a participar en el bien común solidarizado. ¿Sería esto al mismo tiempo una depuración? Puesto que para gobernar soberanamente y con justicia no harían falta tantos parlamentarios, pero esto sería un tema de organización a estudiar.

Tengamos presente al mismo tiempo los deseos generados en la diversidad autonómica, y que detrás de toda justa nacionalidad de derechos de organización sociopolítica, está el factor económico susceptible de ser manipulado y mangoneado en muchas ocasiones por una o varias personas sin tener freno en su ejecución, por no reflejar a nivel popular la utilización de los recursos económicos, ni ser estos controlados por representantes de cuatro fuerzas políticas, pero con un justo y equitativo Programa implantado por tal “Democracia Real” común. Y las justificadas ansias prevalecientes de defender identidades históricas de los pueblos, en muchos quedarían diluidas, puesto que su mentalidad está fuertemente fundamentada en la hegemonía del poder económico sin control.

Llegados a este punto comprensivo de esta segunda opción, ¿serán capaces todos los partidos políticos vigentes, incluso el emergente de Podemos, aunque sea la fuerza política recientemente establecida y ganadora según las encuestas, del sacrificio de quedarse como constituyentes diversos en Una Sola fuerza política como único partido? Cosa difícil esta por el tremendo sacrificio que eso conllevaría. Pero si fuera eso factible, ya no habría que presentarse a más elecciones, porque todas las tendencias pasarían a ser “Unidad interna diversa unificada”, garante de todos los movimientos y decisiones acordadas, con la ventaja inherente de no ser presionada por el mercado financiero, puesto que tal “Unidad”, no se movería con los parámetros habituales de propaganda subvencionada endeudándose por ello, y recayendo como siempre en el sufrido trabajador y ciudadano.

Por eso, si el usufructo del trabajo común fuera respetado, no harían falta ni rescates ni deudas, porque nos regiríamos desde la diversidad unificada como gobierno, y nos conformaríamos con aquello tenemos por la responsabilidad conjunta diversa unificada del gobierno en función.

Este artículo expuesto, es por supuesto, solamente una pequeña aportación de ideas a poner en juego por la tecnología e ingeniería financiera al servicio del gobierno en su función soberana de “UNIDAD SOCIAL REGENERADORA”.

                 iostako maraltrix