17 La U.E. ¿La joya de la corona?

   Barcelona 1 de Julio 2015

POLÍTICA DE INVESTIGACIÓN CIUDADANA

   Vistas las cosas desde el punto de vista macro esotérico, como debe de ser en plan humanista, puesto que somos en este minúsculo reducto planetario llamado Tierra, un cúmulo de entes incipientes en estado de perfeccionamiento espiritual, y como quiera que no nos movemos al menos en principio bajo una estricta idea solidaria, sino en base a un dominio global predominante, pues como progreso evolutivo inexorable, las cosas se mueven más allá y por encima de nuestras posibilidades perceptivas cognitivas, y mucho menos premonitorias; paro no obstante empujadas en el subconsciente humano a tal fin progresivo; y aunque el inicio del cambio se origina con la mentalidad del humano de que la mejor forma de dominar globalmente a una serie de países sería unificarlos para tal fin, económicamente, como la economía es donde radica tal poder de dominio, aunque la idea oculta fuera en este sentido visto y comprobado cómo esta fuerza se erige en promotora de crisis, en lo externo no deja de ser al mismo tiempo una resultante de progreso y unidad, como se ha ido viendo, aunque en su seno estén agazapados intereses prepotentes macroeconómicos.

   No obstante a estas alturas, podemos considerar a la U.E. la Joya de la corona, aglutinadora de todo lo bueno y lo malo existente en este mundo, como así también consta individualmente en el ser humano con sus dos tendencias encontradas a resolver, pues tal es la Ley de creación.

   Estamos ante un punto de inflexión, donde hay que coger el toro por los cuernos, poner encima de la mesa los poderes ocultos que inciden en los acuerdos adoptados, como son los paraísos fiscales, de donde viene buena parte del rescate de la deuda con sus buenos dividendos, y de las grandes y poderosas multinacionales con sus lobbies, presionando en los acuerdos desdichadamente al margen de los países que componen legítimamente la U.E.

   Luego estamos en un momento de hablar de todo aquello de lo que se calla de forma implícita impuesta económicamente bajo cuerda, y no marear más la perdiz con argumentos tecnológicos económicos de ingeniería financiera, sin plantearnos aquello que provoca los acuerdos y decisiones en el seno de la U.E.

   En estos momentos (1-7-2015) la U.E. está ante una fase de cambio, con el problema a resolver de Grecia como muestra y señuelo real, siendo precisamente la cuna histórica de la democracia, donde conviene empezar a replantearse nuevas estructuras en su unidad, siendo justos desde la base, y no seguir el camino de la O.N.U. con sus vetos e intereses dominantes y toma de decisiones al margen de su fuero interno.

   La sociedad en general está empezando a despertar como está sucediendo en España, y no se puede aguantar más la presión social que suscitan los cambios a diversos niveles, mantenidos en el tiempo ocultamente como los económicos, étnicos, religiosos, etc. Pues en cuanto a movimiento de base todos somos Grecia. Eso quiere decir, que la U.E. debe de iniciar una nueva estructura, replantearse las deudas generadas, bien sea por intereses o negligencias gubernamentales, y ser más transparente a la hora de alcanzar acuerdos con el beneplácito de todos los países de su constitución en esta subyacente revolución moral social civilizadora.

Iostako Maraltrix