19 ¿Cumple la Unidad Europea?

   Barcelona 19 Julio 2015

POLÍTICA DE INVESTIGACIÓN CIUDADANA

¿Cumple la Unidad Europea con su semántica función natural?

   Si somos capaces de responder a todas las preguntas inherentes de todo lo que conlleva, significa y abarca la singular y magistral palabra UNIDAD, dentro de la Lógica, la Razón y la Justicia, nos asombraremos de donde estamos, y lo que nos ha conducido hasta aquí; pues aunque haya sido bueno hasta un punto determinado de su florecimiento, también es verdad que tenemos dificultad en ir más adelante para cumplimentar su proceso natural de fructificación, porque sus bases todavía poco eficientes, no dan más posibilidades para su progresiva y natural transformación, puesto que son punto de contradicción al no permitir o bien obstaculizar una coherencia entre la soberanía de sus componentes por una parte, y al mismo tiempo el quitarla en base a unas estructuras establecidas con anterioridad a la formación de la U.E. por la otra.

   Y esa es la cuestión de fondo que se obvia sin poner en tela de juicio, puesto tales estructuras macro neo liberales, no fueron pensadas para el buen funcionamiento soberano de una Unidad diversa de estados constituyentes.

Tengamos en cuenta que si bien es imprescindible que la U.E. sea soberana en sí misma, esa soberanía no debe estar coartada por estructuras sociopolíticas creadas sin pensar en la soberanía de tal Unidad, y mucho menos de sus componentes.

   La pregunta obligada en estos momentos como principio para replantearse es: ¿Cómo se articula todo este maremágnum como mecanismo desde la obligada soberanía de la U.E.? ¿Quién creó y para qué, y cuál es el objetivo como herramienta de progreso y maniobrabilidad dentro de la U.E., el F.M.I.; el Banco Mundial; la Organización Mundial del Comercio, y otra serie de Organizaciones, Comisiones, Consejos, Corporaciones, etc.? ¿Cuál debería de ser en la U.E. la función coordinadora y esclarecedora de una política común que articule un proceso democrático regenerador?

   Si no iniciamos y replanteamos de nuevo la U.E., con nuevas estructuras comunitarias, estaremos perdidos ante tal maremágnum de estructuras de poder, que no ha sido legítimamente votada por el conjunto de los representantes de cada país que compone la U.E.

   Si somos capaces de edificar con la mente puesta en la UNIDAD, eso significa que dentro de Ella, no puede una parte ser progresiva, sin al mismo tiempo ser progresiva en su conjunto. Por eso se hace necesaria una política común que articule tanto política como economía, es decir, que si un trabajador tiene que jubilarse a una edad determinada, todos los países comunitarios lo hagan igual, y así en cuanto al conjunto; pues como existe una Interpol como policía comunitaria también deberían existir unas normas sociopolíticas consensuadas y aplicadas a todos los países que formen tal Unidad, sin menoscabo de la soberanía de cada cual. Eso significaría un determinado cumplimiento obligado para todos.

   Estamos asistiendo, al menos en España, en estos momentos, a un cambio estructural donde, tanto las fuerzas políticas tradicionales como las emergentes, se ven obligadas a poner un listón de altura de miras, y eso no se hace sin consenso y buena voluntad. Y a nivel Europeo, el cambio se está propiciando con la renovación griega de su política, y al mismo tiempo de la estructura europea.

   Por eso, ahora la renovación debe de ser a nivel total de Unidad; es decir, unas bases de cumplimiento sociopolítico básicas para todos de forma indistinta, y un margen soberano de libertad para los miembros que componen la U.E.

Iostako Maraltrix