27 Investigación sobre economía política

      Barcelona 6 de Agosto 2015

POLÍTICA DE INVESTIGACIÓN CIUDADANA

   En esta Investigación Ciudadana sobre Economía Política, podemos ver desde las alturas, que el objetivo último de la humanidad es la desaparición de las nacionalidades y de las fronteras impuestas por los hombres. Este es el lado positivo, pero como el humano ser es dual y se deja llevar por su propia contaminación mental depredadora del mismo hombre, estamos arrastrando lo negativo que lleva adherido el positivo. Pues bien: La única frontera natural es el idioma hablado y la propia naturaleza, por ser la Tierra que de forma natural con sus etnias, son las que se establecieron como regiones del mundo sin fronteras, no como imperios dominantes.

   Luego empecemos si cabe la Investigación Ciudadana, sin ánimo de lucro mental ni de intereses particulares pero sí sociales:

   En política, sobre todo económica, que es la que mueve más el egocéntrico, se ponen bastante en evidencia los dos aspectos de esta humanidad, que son: la condición intelectual por una parte, y la condición espiritual por la otra:

__ La condición intelectual por medio de la cual el hombre accede al conocimiento capacitándole para desarrollar los diversos aspectos y áreas de la vida pública, para ejercer como gestor de la misma. En esta faceta intelectual se pone en evidencia, como el hecho de tener diplomas, carreras y títulos, no es óbice para no prevaricar, pues asistimos a cómo fácilmente se involucran en una forma de hacer política, donde la corrupción se practica de forma habitual como condición sine qua non de la naturaleza humana.

__ Y la condición espiritual es aquella faceta donde se circunscriben los “valores adquiridos por medio del desarrollo psicofísico”, y que como garantes, no permiten tomar caminos y decisiones donde existan falta de honestidad, coherencia y justicia social. Tengamos en cuenta que, cuando estamos hablando de la condición espiritual, no estamos haciendo alusión al seguimiento de una determinada creencia religiosa, que se hace determinante y muchas veces condicionante a la hora de ejercer política, sino del cumplimiento de la “Ley Divina” que es universal; ya que el ser espiritual no tiene siglas ni tendencias, porque su “Ley” la practica consigo mismo como Atributo de Dios. Por eso muchas veces el actuar según conciencia acaba teniendo problemas desde su área política, al no transigir con el modo de ejercer política en su entorno.

  Visto este primer criterio como principio, podemos pasar al nivel de los hechos, en cómo se mueve el mundo; habida cuenta de que entre el que ejerce las decisiones políticas y el ciudadano elector no hay diferencia en cuanto a la intrínseca condición humana espiritual con sus tendencias opuestas, y todos en su desarrollo.

   Si pusiéramos un nivel estrictamente práctico, nos tendríamos que limitar a los hechos habientes, y no irnos por las ramas retóricas, que nos adentran en el campo de los galgos y podencos. Por lo tanto, actualmente en el mundo, tenemos, como siempre, los dominadores, que siempre también han sido una minoría, y los dominados, pero no por ello mejores, sino simplemente carne de cañón por su propia ignorancia de cuáles son las causas que mueven los hilos, ya que, el que empuña un arma, tiene que saber, o debería, cómo o para qué está con ella funcionando, o cual es o son los objetivos de aquel que bien le compró o le obligó a funcionar con ella, puesto que el que obedece no piensa, y si el que piensa y manda obedeciendo a su particular interés engañando con excusas y justificaciones, su único objetivo sea el dominio a sangre y fuego.

  Llegados a este punto en cuanto a los hechos, y no solo en cuanto a los criterios, tendencias o palabras, tendríamos que ver, hasta qué punto la ciudadanía educada y pensante sobre causas y efectos, sociopolíticamente, puede cambiar la tendencia dominante de aquellos que imponen su propia ley más allá de quien mande democráticamente, cosa ilógica pero desdichadamente todavía existente en el día de hoy.

   Pues bien: sin entrar en las ramas, el tronco nos trae las siguientes cuestiones:

  En el mundo existen dos estrategias que el área dominante utiliza políticamente. Y son: El “Dividir para vencer”, por una parte y el “Unificar para dominar” por la otra. En cuanto a la primera, esta estrategia ha funcionado cuando existen pocos contendientes o participantes. Pero cuando se trata políticamente de una serie de gobiernos más numerosa, la segunda estrategia es más efectiva, que es “unificar para vencer y dominar”. Porque como estamos viendo en la U.E., al unificar con patrones económicos dominantes, se pueden sojuzgar las partes unificadas al perder estas poder de autodecisión. Mas para ello se ha tenido que crear una moneda común como factor positivo, pero al mismo tiempo se ha introducido el punto negativo, que es el perder decisión soberana de sus miembros, siendo aprovechado del poder dominante en la sombra de las grandes corporaciones, que no están establecidas como países en dicha Unidad, pero dominando.

   Por lo que tenemos en el mundo el caos económico establecido como ganancia de pescadores. Pues por una parte tenemos el lado positivo unificador, pacífico y progresivo, y por la otra el imperio económico arrollador, con los señores de la guerra al frente, que no paran de meter leña al fuego, para agravarlo todavía más con la incomprensión religiosa por si fuera poco, puesto que les suministran las armas.

   Los ciudadanos del mundo en desventaja ante la Ley, al no ser cumplida igualmente por todos económicamente, a los señores de la guerra les deberíamos decir, que cambien su estrategia. Y a las grandes corporaciones adheridas que no formen sus ejércitos para imposición de sus productos, y no pagar los impuestos correspondientes como obligadamente hacemos los ciudadanos, porque el ciudadano no puede ser defraudador. Por eso mismo el ciudadano debe de reclamar que le rebajen los impuestos al nivel de los defraudadores, y así estaríamos todos más igualados en Ley y Justicia.

  En este mundo ha habido relevantes economistas, como lo fue en su momento Henry George, pero era un tiempo en el que todavía no funcionaban los paraísos fiscales ni el dinero Fiat a gran escala. Esto es por lo que los sistemas económicos han tenido que adaptarse haciendo retoques sobre el terreno, y eso es porque los sistemas planteados no han mandado, han sido mandados.

   Luego para ir al objetivo, una pregunta como planteamiento fundamental es, ¿Qué sistema económico se podría utilizar actualmente, para que estuviéramos todos legítimamente igualados, sin que la evasión de impuestos fuera la cabra loca del rebaño? Puesto que a corto plazo parece imposible que puedan desaparecer tales antros de perdición; pues asistimos a la gran paradoja, de que hay soberanías que los defienden, y estas por supuesto son defendidas como legales; y en cambio, los países unidos para que la economía funcione, tienen que perder su soberanía, para que manden y se impongan los grandes defraudadores. ¡Tiene OO!

  Iniciemos una investigación sobre economía política, poniendo de relieve algunas causas para ir definiendo efectos, e igualar derechos y deberes, y habremos conseguido una mejora Mundisocial en el progreso común humano.

 P.D. Ver Nº 29 Una economía política ciudadana.

 

Iostako Maraltrix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 Caracteres restantes

*
Para demostrar que eres una persona (no un script de spam), escriba la palabra de seguridad que se muestra en la imagen (puntos incluidos).
Anti-spam image