28 Declaración ciudadana de principio

   Barcelona 24 de Agosto 2015

POLITICA DE INVESTIGACIÓN CIUDADANA

  Atento lector: Una vez más expresamos aquí ideas dentro del marco sociopolítico, que muchos en su fuero interno comparten, si bien no tienen o pueden plantearlas en un medio de comunicación. Y otros, compartiéndolas, se mantienen en oposición, por su tendencia, bien sea tanto de fondo como de trasfondo, sea partidista interesado, nacionalista, religiosa, económica, o de otra índole. Y aunque sea todo dentro del marco democrático, donde entran en juego excusas, justificaciones, descalificaciones, mentiras, engaños, etc., eso no pasa la primera prueba del nueve de Lógica, Razón y Justicia.

   Si tenemos que mantenernos dentro de una honestidad, unida a los hechos reales y tangibles, tendríamos primeramente que establecer unos parámetros de orden universal, sin llevar a cabo políticas bilaterales o multilaterales de doble rasero.

   La venida del ser humano a este mundo, y en general como humanidad, somos entes enfermos por la ignorancia en el conocimiento de sí mismos, aunque cada vez más, dado que el progreso como factor inexorable, los entes como nuevos vástagos que van viniendo a la Tierra, por tener un mayor progreso espiritual, traen y traerán nueva sabia y nuevos enfoques más justos para la sociedad en general.

   El primer hecho a constatar históricamente, es el dominio, opresión y usurpación de unos grupos de humanos erigidos como naciones, o corporaciones, han hecho sobre otros. Es decir el empoderamiento por la fuerza, el engaño, la extorsión y por todos los medios hábiles para comprar voluntades del poder legislativo de turno. Pues los acuerdos multilaterales solamente son válidos ante la Ley, en tanto en cuanto lo sean para fomentar la Paz sin violencias ni represiones, con el intercambio y cooperación política entre naciones, pero nunca referidos a imposiciones soberanistas sobre cualquier país sin tener la aprobación del consejo de Naciones Unidas, y sin el derecho de veto.

   Si enfocamos una acción sociopolítica honesta desde sus principios, cosa difícil en los momentos actuales, por el poder mandatario de trasfondo que rige actualmente, donde no se cumplen los postulados de buena y justa voluntad, aprobados después de la última conflagración mundial, nos vemos inexorablemente abocados a mantenernos unidos en los principios legislativos Mundisociales de la Asamblea General de Naciones Unidas y sus resoluciones.

Iostako Maraltrix