(31) Sobre la resurrección

⇐ La Unidad de las Iglesias Cristianas

La resurrección de los muertos físicos va contra la Ley Natural establecida por el Creador. Cuando el espíritu ser humano deja el cuerpo en la tierra, es decir desencarna, el cuerpo se pudre y da alimento a la naturaleza que lo mantuvo. No se puede jugar fuera de la Lógica, Razón y Justicia de las Leyes Naturales que DIOS estableció. Por lo tanto, la interpretación en cuanto al poder de resurrección de los muertos, se refiere a los muertos de conocimientos del Mandato Divino (Proverbios 6:20), con SUS Atributos (mensaje 11), y como la Palabra de DIOS con la semilla (Lucas 8:11), que estableció como Reino de DIOS en la Tierra, junto con el Reino de DIOS en el Cielo demandado en el Padrenuestro.
La semilla, junto con el número 12 son el fundamento natural trinitario, desarrollado con la llave de la Ciencia que se aplica sumando, o sea contando como indica en Apocalipsis 13:18. Viendo como el número 12 nos da la trinidad 12=3; y la semilla como unidad dualista (12) también.
Todas estas cuestiones que las Iglesias Cristianas en general todavía no han implementado, es causa de la poca voluntad unificadora, al no establecer una exégesis de predicación conjunta indisoluble, que ha llevado a una locura de predicación individualizada de cada cual, al no unificar en algunas cuestiones importantes el espíritu de la letra.
El dicho de “el Padre levanta los muertos y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida” no puede ser una cuestión literal y arbitraria, como resurrección física, sino espiritual. ¿O acaso la gracia como salvación y rescate, no es una forma también de resurrección para nacer de nuevo?
Vendrá hora, y ahora es cuando los muertos oirán la voz del Hijo de DIOS: y los que oyeren vivirán” estos son los muertos espiritualmente de la Palabra de DIOS, en el cuerpo como encarnados, por causa de su materialización, con su carga y peso como aguijón de muerte. Dice “y ahora” por la gracia de Jesucristo, los que oyeren vivirán. porque despertarán de su letargo.
La resurrección es un hecho natural en todos, no algo fuera de Ley, puesto que, cuando el espíritu deja el cuerpo, resucita a la vida espiritual, que antes no tenía porque estaba trabajando para su regeneración en el cuerpo. Mateo 19:28 y Tito 3:5, que es para la renovación del Espíritu Santo, que nos trajo a la vida Jesucristo. Romanos 5:5. Este es el poder que da vida a los muertos en el Espíritu y no otro.
Y que “Jesús libra del pecado”, es por el Atributo de Caridad, con su esclarecimiento en la Paternidad de las almas, y la Fraternidad universal de los hombres en este mundo, como una sola familia, en el Espíritu, donde deben estar acreditados todos los esfuerzos, y de la muerte llamada “muerte segunda”, como volver a encarnar, o sea reencarnar.
«Porque el Padre a nadie juzga, mas todo el juicio dio al Hijo; para que todos honren al Hijo como honran al Padre” En esta frase se pone en evidencia el Atributo de Inmutabilidad del Padre, haciéndose inmutable de todas las consecuencias acarreadas por la mala voluntad de sus hijos; luego el Padre ni castiga ni perdona porque SU Ley es justa recibiendo cada cual aquello le corresponde en Justicia. Pues cada cual se juzga o se condena por sus propios hechos. Y el que no cumpla o delinca por ser rebelde, la paga es muerte, o sea volver a encarnar para su regeneración y salvación, sea con rescate o sin él, puesto que el rescate no es una imposición sino una gracia como posibilidad de redención de Jesucristo; pues antes de la venida de Cristo redentor hubieron muchos que se regeneraron cumpliendo el Mandato del Padre.

Juan 5:29 Y los que hicieron bien, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron mal, a resurrección de condenación.

Hechos 24:15 Teniendo esperanza en DIOS que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos, la cual también ellos esperan. Sin acepción.
26:23 Que Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar Luz al pueblo y a los gentiles. Cristo fue el primero para la resurrección general universal de los muertos de conocimientos de la Palabra de DIOS, en el Planeta Tierra.

Romanos 6:5 Porque si fuimos plantados juntamente con El a la semejanza de su muerte, así también lo seremos a la de su resurrección.

Apocalipsis 22:12 Y he aquí, yo vengo presto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según fuere su obra.

Colosenses 3:25 Mas el que hace injuria, recibirá la injuria que hiciere; que no hay acepción de personas.

Mateo 12:37 Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.
19:28 Y Jesús les dijo: De cierto os digo, que vosotros que me habéis seguido en la regeneración, cuando se sentará el Hijo del hombre en el trono de su gloria, vosotros también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.
Se supone que habla en este momento de la regeneración completa: tanto la consciente en base a arrepentimiento, como a la regeneración como carga no consciente que se trajo al encarnar.
22:30 Porque en la resurrección, ni los hombres tomarán mujeres, ni las mujeres maridos, mas son como los ángeles en el cielo. Por ser espíritus solamente.

2ª Timoteo 2:18 Que se han descaminado de la verdad, diciendo que la resurrección es ya hecha, y trastornan la fe de algunos. Aquí no se habla de la resurrección del espíritu cuando deja el cuerpo en la tierra, sino de la resurrección a la vida espiritual estando encarnado.
19 Pero el fundamento de DIOS esta firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de la iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. Aquí se habla de “sello”, refiriéndose al sello de la resurrección de la palabra de DIOS. Téngase en cuenta que el espíritu encarnado son siete sellos que debe de abrir, que son los 7 velos del alma. Por eso dice Cristo que los que son suyos se aparten de la iniquidad, para poder abrir los sellos del aguijón de la muerte, por ser peso, carga y velo.
20 Mas en una casa grande, no solamente hay vasos de oro y plata, sino también de madera y de barro; y así mismo unos para honra, y otros para deshonra. Los vasos de madera y barro son la carga y peso de los velos del alma, como tendencia material para regeneración y redención. Y los vasos de oro y plata son la tendencia del dios vivo en nosotros, que como peldaños de Luz vamos adquiriendo como liberación y salvación.
21 Así que, si alguno se limpiare de estas cosas, será vaso para honra, santificado, y útil para los usos del Señor, y aparejado para toda buena obra.

Hebreos 11:35 Las mujeres recibieron sus muertos por resurrección; unos fueron estirados no aceptando el rescate, para ganar mejor resurrección. Aquí vemos como unos fueron torturados o masacrados, pero que no quisieron el rescate por renunciar a su fe, para ganar mejor resurrección.

2ª Corintios 3:16 Mas cuando se convirtieren al Señor el velo se quitará. Que se quite el velo no significa que la regeneración sea completa, porque es solo el velo de la incomprensión.

Romanos 8:6 Porque la intención de la carne es muerte; mas la intención del espíritu, vida y paz. Cuando se dice muerte, apunta a regeneración o nueva encarnación.
4:8 Bienaventurado el varón al cual el Señor no imputó pecado. Tal harás tal encontrarás por Ley Causa-Efecto.
5:21 Para que, de la manera que el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la Justicia para vida eterna por Jesucristo señor nuestro. Ver que dice “por la Justicia”, significando que la Justicia abarca los dos ámbitos: el ámbito de la vida actual existente, que es el pecado consciente sujeto a la opción de la gracia; y el pecado no consciente venido de la preexistencia que está sujeto solo a regeneración.
6:14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la Ley sino bajo la gracia. Se refiere al pecado de la existencia actual como arrepentimiento que está bajo la gracia, no del pecado preexistente. Por eso algunos, a pesar de la gracia continúan sufriendo consecuencias del pasado existencial, para regeneración completa.
6:23 Porque la paga del pecado (que es carga, peso, aguijón de muerte) es muerte; mas la dádiva de DIOS es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. La dádiva de Cristo es para vida eterna de los pecados conscientes, puesto que no es redención completa, o sea de los pecados que se trajeron al nacer, dando la condición de desterrados.

Gálatas 6:4 Así que cada uno examine su obra, y entonces tendrá gloria solo respecto de sí mismo y no de otro.
5 Porque cada cual llevará su carga.
7 No os engañéis: DIOS no puede ser burlado; que todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.
8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.
9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; que a su tiempo segaremos, si no hubiéramos desmayado.
Estos versículos, como otros, nos indican que la regeneración viene por pasos, es un proceso lento, tanto la regeneración del pecado como carga consciente, como la no consciente. Luego queda justificado que en este último proceso de la humanidad habrá el Juicio de mayorías, o sea en general.
“Vendrá hora, cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz” Entiéndase aquí la palabra sepulcros, los cuerpos, cuyos espíritus están en pecado por sus obras impías. Por eso Jesús dijo “sepulcros blanqueados”.

Salmos 51:3 Porque yo reconozco mis rebeliones; y mi pecado está siempre delante de mi. 4 A Ti, a Ti  solo he pecado (por Ley Causa-Efecto), y he hecho lo malo delante de Tus ojos; porque seas reconocido Justo en Tu Palabra, y tenido por Puro en Tu Juicio.
5 He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre. Al encarnar como desterrado. Porque el espíritu que dió vida al cuerpo, ya era desterrado antes de nacer, y velado por el aguijón de muerte.
6 He aquí, Tu amas la verdad en lo intimo: y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría. La Sabiduría de SU justa Ley Causa-Efecto.

1ª Juan 1:8 Si dijéremos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y no hay verdad en nosotros. Porque, como desterrados llevamos el peso y carga al venir a la Tierra, que se vuelven inconscientes al encarnar, al perder conciencia del pecado.
5:16 Si alguno viere cometer a su hermano pecado no de muerte, demandará, y se le dará vida; digo a los que pecan no de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que ruegue. Porque el pecado de muerte es pecado contra el espíritu, que no tiene perdón, o sea no entra dentro de la gracia como rescate.

1ª Corintios 15:12 Y si Cristo es predicado y resucitó de los muertos (resucitó de entre los muertos, todavía desterrados por ser muertos de la Palabra de DIOS) ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos?
13 Porque si no hay resurrección de muertos, Cristo tampoco resucitó.
14 Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe.
15 Y aun somos hallados falsos testigos de DIOS; porque hemos testificado de DIOS que EL haya levantado a Cristo; al cual no levantó, si en verdad los muertos no resucitan.
16 Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó. La resurrección del espíritu.
17 Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aun estáis en vuestros pecados.
20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.
21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Por ser Ley universal.
22 Porque así como en Adam todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados. Pues Adam fue el precursor del ADN de la raza, como simiente reproductiva en el planeta Tierra. Con la introducción de la enseñanza de la Paternidad de DIOS. Por los Melquisedecs; que nos hacen ver también Ley de reencarnación, para ver que nuestra inteligencia nunca muere, se vivifica a un máximo de perfección en espíritu.
35 Mas dirá alguno: ¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Con qué cuerpo vendrán?
36 Lo que tu siembras no se vivifica, sino muriese antes. Es decir, el espíritu deja el cuerpo en la Tierra y este se pudre.
37 Y lo que siembras, no siembras el cuerpo que ha de salir, sino el grano desnudo, acaso de trigo o de otro grano. Comprobado con cualquier semilla.
38 Mas DIOS le da el cuerpo como quiso, y a cada simiente su propio cuerpo-
39 Toda carne no es la misma carne; mas una carne ciertamente es la de los hombres, y otra carne la de los animales, y otra la de los peces, y otra la de las aves.
40 Y cuerpos hay celestiales, y cuerpos terrestres; mas ciertamente una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrestres.
41 Otra es la gloria del Sol, y otra la gloria de la Luna, y otra la gloria de las estrellas; porque una estrella es diferente de otra en gloria.
42 Así también es la resurrección de los muertos (Aquí se refiere a los muertos espiritualmente en el cuerpo físico). Se siembra en corrupción, se levantará en incorrupción. Que esto es visto cuando la semilla ha dado su fruto una vez sembrada.
43 Se siembra en vergüenza, se levantará con gloria; se siembra en flaqueza, se levantará con potencia. Esto es lo que sucede al ser humano, para que nos demos cuenta detalladamente del trabajo que todo tiene, que está efectuando el mismo trabajo de la manera de plantación y de creación.
45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adam en ánima viviente; el postrer Adam en espíritu vivificante.
46 Mas lo espiritual no es primero , sino lo animal; luego lo espiritual.
47 El primer hombre es de la tierra, terreno; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.
48 Cual el terreno, tales también los terrenos; y cual el celestial, tales también los celestiales.
49 Y como trajimos la imagen del terreno, traeremos también la imagen del celestial. De nuestra imagen en cuerpo astral.
50 Esto empero digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de DIOS; ni la corrupción hereda la incorrupción.
51 He aquí, os digo un misterio: Todos ciertamente no dormiremos, mas todos seremos transformados.
53 Porque es menester que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad.
54 Y cuando esto corruptible fuere vestido de incorrupción, y esto mortal fuere vestido de inmortalidad, entonces se efectuará la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte con victoria. Esta muerte se refiere a la carga y peso como velo, a desprender en la regeneración, asociado por las acciones contaminadas, .
55 ¿Dónde está, oh muerte tu aguijón? ¿dónde oh sepulcro tu victoria?
56 Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y la potencia del pecado la Ley

1ª Pedro 1:14 Como hijos obedientes, no conformándoos con los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia.
23 Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de DIOS, que vive y permanece para siempre. En orden como parábola en la semilla, junto con el número doce.
22 Habiendo purificado vuestras almas en la obediencia de la verdad, por el Espíritu, en caridad hermanable sin fingimiento, amaos unos a otros entrañablemente de corazón puro.
9 Obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salud de vuestras almas.

1ª Corintios 15:50 Esto empero digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de DIOS; ni la corrupción hereda la incorrupción.
42 Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, se levantará en incorrupción.

Marcos 4:28 Porque de lo suyo fructifica la tierra, primero hierba, luego espiga, después grano lleno en la espiga.
20 Y estos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la Palabra, y la reciben, y hacen fruto, uno a treinta, otro a sesenta, y otro a ciento. Téngase presente la palabra de DIOS en la semilla.

1ª Corintios 15:58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Padre siempre, y sabiendo que vuestro trabajo en el Padre no es vano.
Imitar a DIOS semejante a una semilla, dando fruto en SU Paternidad de las almas, con la Fraternidad Universal de los hombres, que es clave de perfección. Pues aquello iniciado en el tiempo de regeneración y salvación, lo terminaremos en la Eternidad de SU Obra.
El “Juicio de mayorías” se puede definir como una resurrección colectiva. Aquello que procede como semejanza del Padre es eterno como el Padre como son sus hijos. Otra cosa es la llamada “vida eterna”, como definición de haberse liberado del Aguijón de la muerte, con Cristo como Regentador Espiritual del mundo, ya que es la puerta para ir al Padre.
La resurrección de los justos en este tiempo, es como todas las resurrecciones según Ley; la diferencia está en que esta vez va el Señor al frente, puesto que el tiempo del tercer ¡Ay! Se está cumpliendo y el aprisco como muralla atmosférica se cerró para que no pudieran continuar encarnando en la Tierra, los espíritus cargados en demasía, y así poder ir haciendo limpieza separando la cizaña del buen grano. Y a los impíos, que según Ley establecida, les dieron un margen de tres encarnaciones para su regeneración, son cumplidas con el tercer ¡Ay!; Y ahora viene el Juicio de Mayorías, donde los dos rebaños serán separados, con la resurrección de gloria, y la resurrección de condenación.
__ “La PiedrAngular” 1ª Pedro 2:6 …...Y el que cree en ella no será confundido. Por eso es aconsejable en orden con la Unidad de las Iglesias Cristianas, pasar esta notificación convivencial, como evangelización, si procede, para regeneración y redención de la sustancia del aguijón de la muerte , tanto con rescate como sin él, puesto que el libre albedrío concedido por el Padre Universal, queda garantizado por la Ley de la Libertad.
Hay que considerar siempre como primicia, que la tecnología de la Unidad reclamada por Cristo, el la llave de la Ciencia, que justifica la Trinidad; con el número 12; y la Semilla como auténtico Reino natural establecido por el Padre Universal; ya que la Madre Divina como naturaleza, es igual fructificando en todos los mundos, a semejanza de una semilla. Pues la verdadera adoración se justifica con la Verdad demostrada.

⇐ La Unidad de las Iglesias Cristianas www.iglesias-cristianas.com
Iostako Maraltrix