52 Sobre la Semejanza y Regeneración

Sobre la Semejanza con DIOS, y la Regeneración, Lavacro, Redención, Perfeccionamiento, Purificación, de la substancia como posesión adquirida, y aguijón de la muerte como corrupción.

 Génesis 1:26 Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza. Romanos 6:5 Porque si fuimos plantados juntamente en él a la semejanza de su muerte, así también lo seremos a la de su resurrección. Romanos 8:3 Porque lo que era imposible a la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios envió a su Hijo en semejanza de carne de pecado, y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne.
5:5 Y la esperanza no avergüenza: porque el amor de Dios está derramado en nuestros corazones “por el Espíritu Santo que nos es dado”. 1ª Corintios 3:16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 17 Si alguno violare el templo de Dios, Dios destruirá al tal: porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.
Juan 10:34 Respondiéndole Jesús: ¿No está escrito en vuestra Ley: Yo dije, “dioses sois”? 6:45 Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados de Dios. Así que, todo aquel que oyó del Padre, y aprendió, viene a mí.
Romanos 8:16 Porque el mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. 17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios, y coherederos de Cristo; si empero padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. 19 Porque el continuo anhelar de las criaturas espera manifestación de los hijos de Dios. 20 Porque las criaturas sujetas fueron a vanidad, no de grado, mas por causa del que las sujetó con esperanza. 21 Que también las mismas criaturas serán libradas de la servidumbre de corrupción en la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Efesios 4:13 Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la edad de la plenitud de Cristo.
Mateo 19:28 Y Jesús les dijo: De cierto os digo, que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando se sentará el Hijo del hombre en el trono de su gloria, vosotros también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.
Tito 3:5 No por obras de justicia que nosotros habíamos hecho, mas por su misericordia nos salvó, por el lavacro de la regeneración, y de la renovación del Espíritu Santo.
Hebreos 5:9
Y consumado (en la regeneración), vino a ser causa de eterna salud a todos los que le obedecen.
12:11
Es verdad que ningún castigo al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; mas después da fruto apacible de justicia a los que en él son ejercitados.
Gálatas 6:4
Así que cada uno examine su obra, y entonces tendrá gloria sólo respecto de sí mismo, y no en otro. 5 Porque cada cual llevará su carga.
1ª Pedro 1:22 Habiendo purificado vuestras almas en la obediencia de la verdad, por el Espíritu, en caridad hermanable sin fingimiento, amaos unos a otros entrañablemente de corazón puro.

 Romanos 8:10 Empero si Cristo está en vosotros, el cuerpo a la verdad está muerto a causa del pecado (aguijón de la muerte); mas el espíritu vive a causa de la justicia. Oseas 13:14 De la mano del sepulcro (Seol) los redimiré, de la muerte los recobraré. Oh muerte (sepulcro), yo seré tu muerte y seré tu destrucción. ¿Dónde están tus aguijones (pecados), oh muerte? La compasión misma será escondida de mis ojos (por existir la Ley de Causa y Efecto). Hechos 26:14 Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba, y decía en lengua hebraica: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa es dar coces contra los aguijones.
Romanos 12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne. 15 Porque no habéis recibido el espíritu de servidumbre para estar otra vez en temor; mas habéis recibido es espíritu de adopción, por el cual clamamos, Abba, Padre. Efesios 1: 14 Que es las arras de nuestra herencia, para la redención de la posesión adquirida para alabanza de su gloria. 1ª Corintios 15:53 Porque es menester que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad. 54 Y Cuando esto corruptible fuere vestido de incorrupción, y esto mortal fuere vestido de inmortalidad, entonces se efectuará la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte con victoria. (que es, cuando ya no hay más reencarnaciones, y podemos decir), 55 ¿Dónde está, oh muerte tu aguijón? ¿dónde, oh sepulcro, tu victoria? 56 Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder para el pecado, la Ley (a reencarnación).
Nota: Las aclaraciones puestas entre paréntesis son personales.

Enlace para compartir: http://www.maraltrix.com/jc6m
iostako maraltrix