53 Sobre la Ley y las obras

__ Mateo 5:12 Gozaos y alegraos; porque vuestra merced es grande en los cielos: que así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. 17 No penséis que he venido para abrogar la Ley y los profetas: no he venido para abrogar sino a cumplir. 18 Porque de cierto os digo, que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la Ley, hasta que todas las cosas sean hechas. 21 Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; mas cualquiera que matare, será culpado de juicio.
 
6:1 Mirad que no hagáis vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos: de otra manera no tendréis merced de vuestro Padre que está en los cielos. 3 Mas cuando tú haces limosnas, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha.
18
Para no parecer a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto: y tu Padre que ve en secreto, te recompensará en público. 22 La lámpara del cuerpo es el ojo: así que, si tu ojo fuere sincero, todo tu cuerpo será luminoso: 23 Mas si tu ojo fuere malo, todo tu cuerpo será tenebroso. Así que, si la lumbre que en ti hay son tinieblas, ¿cuántas serán las mismas tinieblas?
7:12 Así que, todas las cosas que quisierais que los hombres hiciesen con vosotros, así también haced vosotros con ellos, porque esta es la Ley y los profetas.
12:37 Porque por tus palabras serás justificado y por tus palabras serás condenado.
22:37 Y Jesús les dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y el grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante a este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la Ley y los profetas.
__ 1ª Corintios 3:8 Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.
4:5 Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual también aclarará lo oculto de las tinieblas, y manifestará los intentos de los corazones; y entonces cada uno tendrá de Dios la alabanza.
6:9 ¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No erréis, que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones. 10 Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los robadores, heredarán el reino de Dios. 11 Y esto erais algunos: mas ya sois lavados, mas ya sois santificados, mas ya sois justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el espíritu de nuestro Dios.
15:19 Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, los más miserables somos de todos los hombres.
__
2ª Corintios 5:10 Porque es menester que todos nosotros parezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que hubiere hecho por medio del cuerpo, ora sea bueno o malo.
__
Juan 4:29 Venid, ved un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho: ¿si quizás es este el Cristo?
5:29 Y los que hicieron bien, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron mal, a resurrección de condenación.
__
Romanos 2:5 Mas por tu dureza, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la manifestación del justo juicio de Dios. 6 El cual pagará a cada uno conforme a sus obras. 12 Porque todos los que sin Ley pecaron, sin Ley también perecerán; y todos los que en la Ley pecaron, por la Ley serán juzgados. 13 Porque no los oidores de la Ley son justos para con Dios, mas los hacedores de la Ley serán justificados. 14 Porque los Gentiles que no tienen Ley, naturalmente haciendo lo que es de la Ley, los tales, aunque no tengan Ley, ellos son Ley a sí mismos: 15 Mostrando la obra de la Ley escita en sus corazones, dando testimonio juntamente sus conciencias, y acusándose y también excusándose sus pensamientos unos con otros; 16 En el día que juzgará el Señor lo encubierto de los hombres, conforme a mi evangelio, por Jesucristo.
 
3:20 Porque por las obras de la Ley ninguna carne se justificará delante de él; porque por la Ley es el conocimiento del pecado.
7:7 ¿Qué pues diremos? ¿La Ley es pecado? En ninguna manera. Empero yo no conocí el pecado sino por la Ley; porque tampoco conociera la concupiscencia, si la Ley no dijera: No codiciarás. 8 Mas el pecado, tomando ocasión, obró en mí por el mandamiento toda concupiscencia; porque sin la Ley el pecado está muerto. 9 Así que, yo sin la Ley vivía por algún tiempo; mas venido el mandamiento, el pecado revivió, y yo morí. 10 Y hallé que el mandamiento, intimado para vida, para mí era mortal; 11 Porque el pecado, tomando ocasión, me engañó por el mandamiento, y por él me mató. 12 De manera que la Ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, y justo, y bueno. 13 ¿Luego lo que es bueno, a mí me es hecho muerte? No; sino que el pecado, para mostrarse pecado, por lo bueno me obró la muerte, haciéndose pecado sobremanera pecante por el mandamiento. 14 Porque sabemos que la Ley es espiritual; más yo soy carnal, vendido a sujeción del pecado. 15 Porque lo que hago, no lo entiendo; ni lo que quiero, hago; antes lo que aborrezco, aquello hago. 16 Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la Ley es buena. 17 De manera que ya no obro aquello, sino el pecado que obra en mí. 18 Y yo sé que en mí (es a saber, en mi carne) no mora el bien, porque tengo el querer, mas efectuar el bien no lo alcanzo. 19 Porque no hago el bien que quiero; mas el mal que no quiero, éste hago. 20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo obro yo, sino el pecado que mora en mí. 21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta Ley: Que el mal está en mí. 22 Porque según el hombre interior, me deleito en la Ley de Dios: 23 Mas veo otra ley en mis miembros, que se revela contra la Ley de mi espíritu, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. 24 ¡Miserable hombre de mí! ¿quién me librará del cuerpo de esta muerte? 25 Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la Ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.
 
8:4 Para que la justicia de la Ley fuese cumplida en nosotros, que no andamos conforme a la carne, mas conforme al espíritu. 7 Por cuanto la intención de la carne es enemistad contra Dios; porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede. 10 Empero si Cristo está en vosotros, el cuerpo a la verdad está muerto a causa del pecado; mas el espíritu vive a causa de la justicia.
10.4 Porque el fin de la Ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree.
11:21 Que si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco no perdone. 22 Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios: la severidad ciertamente en los que cayeron; mas la bondad para contigo, si permanecieres en la bondad; pues de otra manera tú también serás cortado.
13:1 Toda alma se someta a las potestades superiores; porque no hay potestad sino de Dios; y las que son, de Dios son ordenadas. 2 Así que, el que se opone a la potestad, a la ordenación de Dios resiste; y los que resisten, ellos mismos ganan condenación para sí.
__
Efesios 6:8 Sabiendo que el bien que cada uno hiciere, esto recibirá del Señor, sea siervo o sea libre.
__
Lucas 6:38 Dad y se os dará; medida buena, apretada, remecida, y rebosando darán en vuestro seno: porque con la misma medida que midiereis, os será vuelto a medir. 23:41 Y nosotros, a la verdad, justamente padecemos; porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas este (Jesús) ningún mal hizo.
__
Colosenses 3:25 Mas el que hace injuria, recibirá la injuria que hiciere; que no hay acepción de personas.
__
Hebreos 6:10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado a su nombre, habiendo asistido y asistiendo aún a los santos.
10:16 Y este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el señor: Daré mis Leyes en sus corazones, y en sus almas las escribiré. 17 Y nunca más me acordaré de sus pecados e iniquidades. 18 Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por pecado.
__
Hechos 24:14 Esto empero te confieso, que conforme a aquel Camino que llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que en la Ley y en los profetas están escritas. 15 Teniendo esperanza en Dios que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos, 16 Y por esto, procuro yo tener siempre conciencia sin remordimiento acerca de Dios y acerca de los hombres.
__
Santiago 1:25 Mas el que hubiere mirado atentamente en la perfecta Ley, que es la de la libertad, y perseverando en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este tal será bienaventurado en su hecho.
2:8 Si en verdad cumplís vosotros la Ley real, conforme a la escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis: 9 Mas si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y sois reconvenidos de la Ley como transgresores. 13 Porque juicio sin misericordia será hecho con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia se gloría contra el juicio. 21 ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 22 ¿No ves que la fe obró con sus obras, y que la fe fue perfecta por las obras? 26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras es muerta.
__
2ª Pedro 2:21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la Justicia, que después de haberlo conocido, tornarse atrás del santo mandamiento que les fue dado.
__
Apocalipsis 13:10 El que lleva en cautividad, va en cautividad; el que a cuchillo matare, es necesario que a cuchillo sea muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos.
20:13 Y el mar dio los muertos que estaban en él; y la muerte y el infierno dieron los muertos que estaban en ellos; y fue hecho juicio de cada uno según sus obras.
22:12 Y he aquí, yo vengo presto, y a mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según fuere su obra.
__
Gálatas 6:7 No os engañéis: Dios no puede ser burlado; que todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

Enlace para compartir: http://www.maraltrix.com/33ni
iostako maraltrix