38 ¿Qué es el horno del fuego?

  El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, que recogerán de su Reino todos los escándalos y a los obradores de iniquidad, y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga”.

   Hay muchas expresiones que no se aclaran, están ahí desde siglos sin respuesta, como esta:
“y los arrojarán en el horno de fuego”
¿Cual es el horno y cuál es el fuego? ¿Donde está ese horno?
Como se puede ver y observar, es todo simbólico, aunque el tal simbolismo no concuerde con la realidad al menos en sus palabras. Una interpretación por iostako asumida, con la sola intención de participación con la libertad del espíritu, tal horno lo interpreto así:

  Dado que los humanos no hicieron la suficiente evolución a su tiempo dentro de este mundo, como así ya le correspondía, el mundo no se puede parar, es decir no se puede estacionar en su proceso evolutivo, por estar ligado al progreso General Universal que le corresponde. Pues habiéndose agotado el margen de tolerancia de ocho (8) siglos de espera para ver si se regeneraba el humano, el planeta Tierra, como destierro que es, sufrió un cambio en su modo de vida, es decir, se cerró la muralla atmosférica que lo envuelve, dejando de dar paso a nuevos espíritus desterrados, cerrándose el orden hasta ahora establecido, para entrar en el llamado “Juicio de Mayorías”, aquello de,“Separaré la cizaña del buen grano”.
Pues a partir de la fecha establecida del cierre de la muralla atmosférica, todos aquellos espíritus rebeldes al cumplimiento de la Ley del Padre, por tres existencias consecutivas, van a morar al Nuevo Destierro, que está ubicado en el centro de la Tierra, donde los seres que allí entran, su vida es un contínuo sufrimiento por la vida hostil allí establecida, y a donde rebajan la materia acumulada por su orgullo, egoísmo y vanidad desarrollados en la costra de la Tierra, donde nos hallamos nosotros, aunque allí no existe el fuego físico, sino el fuego del sufrimiento purificador, pues en el centro de la Tierra no es todo igual, existe un lugar hueco donde los que allí van a morar no ven la luz del sol como en la costra, y hasta que no están lo bastante purificados no salen de allí, para continuar su progreso en la costra de la Tierra.
El fuego físico, solamente quema lo físico, no es para quemar al espíritu sin el cuerpo que es fluídico. Luego, los ángeles son los que, a los espíritus en el cuerpo, o sea encarnados, obradores de iniquidad, una vez dejado el cuerpo, en estado espiritual, su espíritu será arrojado al horno del fuego de purificación en el centro de la Tierra para los triple rebeldes, por Ley de justicia Divina, Ley del Talión o de Causa-Efecto, no al fuego físico como algunos atribuyen, por eso dice al final, el que tenga oídos que oiga. 

  Apocalipsis 21:8 Mas a los tenebrosos e incrédulos, a los abominables y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

   ¿Qué es su parte? ¿A qué parte se refiere?
Y el será tiene relación con la muerte segunda, por eso dice será (en la muerte segunda): Con un cuerpo nuevo, la parte de materia, adherida al espíritu, que es la tendencia material, que en conjunto envuelve al alma, que son los llamados velos del alma, y como materia fluídica, en la muerte segunda serán purificados por Ley del Talión, o de Causa-Efecto; dicho bíblicamente “Con la misma vara que midas serás medido”. Y la representación del fuego y azufre, significa lo que purifica la materia, puesto que tiene una connotación científica. 

   Al Padre no se le pierde ningún hijo, por escandaloso y obrador de iniquidad que sea, por eso, el fuego de purificación vale, pero eterno no, como algunos le atribuyen, puesto que si fuera así, DIOS sería peor que los padres materiales. Pues, ¿hay algún buen padre material, que no desee que su hijo descarriado se regenere? pues menos DIOS, que tiene los atributos de Amor y Justicia.
¿Puede un hijo creado a imagen y semejanza, que no sea eterno también a semejanza del Padre? por lo tanto, los hijos también son eternos, aunque no tengan vida eterna al Lado del PADRE, si no quieren saber nada del PADRE. 

  El Horno de fuego, donde allí será el lloro y el crujir de dientes. Dice allí, por lo tanto es un lugar.

Iostako Maraltrix