13 EL ETERNO ABSOLUTO

La Eterna existencia no manifestada llena de Esencia, da la Eterna Existencia por su manifestación de esencia; por tanto, en el Eterno Absoluto existen dos diferentes Absolutos también Eternos.

  El primero, es el Absoluto no manifestado, y el segundo, el Absoluto manifestado, quedando bien entendido que aún siendo aparentemente dos, en resumen, es solamente Uno, por la Única y Eterna Esencia (en el 1ª A- VACÍO).

  Bien claramente se puede distinguir el trabajo de la Eterna Unidad de Esencia, al poder apreciar con la mente, que no deja de ser Esencia, y que la Suprema Unidad trabaja por separado, o sea, la Dualidad de Esencia formando la inseparable Unidad Eterna, invisible visible, lo visible invisible dentro de lo que es el Reino de DIOS en SU UNIDAD. (11 K- 1, 2 y 3).

  Examinando esta especial lección o especiales conocimientos psicofísicos, es fácil de comprender que la mente trabaja dentro del existir, así como los peces en el agua, que pueden ir en todas direcciones, con la particularidad de que a unos les es permitido salir fuera de ella, y hasta respirar por algún tiempo también fuera de la misma, mientras que a otros, su estado no les permite este progreso de ascensión, manifestándose por tanto en las profundas oscuridades, sin poder percatarse del exterior; igualmente le ocurre al ser racional, que dentro de sus imperfecciones, en la mente de muchos terrenales, no pueden surgir en ellas el infinito existir, para salir al exterior lo Esotérico, mientras que la de otros puede trasladarse al exterior del existir, en donde la mente queda unida a la esencia no manifestada, manifestada.

  Los hermanos que ya han examinado, algunos trabajos de estudios astronómicos, realizados por hermanos investigadores del firmamento, se dirán que es un imposible poder llegar a lo inexistente, o existencia no manifestada, según se manifiesta, en los estudios de algunos hermanos, por la inimaginable e incalculable distancia, al ser esta infinita, y por tanto, jamás podría llegarse a tal término, toda vez que según cálculos de hermanos prácticos en esta materia, y ayudados por aparatos telescópicos, han podido observar que el espacio creado no tiene fin.

  De la infinidad de casos, que estos hermanos pueden citar, pondremos uno como ejemplo: La extensión de la Vía Láctea, en su mayor longitud, es igual a la que recorrería un rayo de luz, que a razón de 75. 000 leguas por segundo, marchara en línea recta y sin detenerse durante 15.000 años.

  Ahora bien, si el Universo tuvo principio, no sería un imposible poder recorrer de parte a parte en el Cosmos, pero no, con velocidad de materia alguna, sino con la mente, ya que para ella no existe tasa en la velocidad, cuando está preparada para ello con el tercer ojo, o Espíritu.

  Solo la mente, puede llegar a percatarse de ello, y llega a comprender, que por mucha velocidad que el hombre pueda imaginarse dentro de lo Creado, jamás llegaría a alcanzar la velocidad que se va manifestando constantemente por la continua manifestación de la esencia, o existencia no manifestada, por ser el vacío Eterno de la vida, en donde en él, empieza a manifestarse lo que es EL REINO DE DIOS.

  Por tanto trabajemos en este campo abierto tan maravilloso, con la mente, seguida de la voluntad, y ver, el Supremo Absoluto interno, que con SU Esencia, va dando esencia a las mentes, al objeto de poder encontrar en nuestras investigaciones a la Esencia, o Dualidad no manifestada, siendo esta una de las partes de que está formada la Eterna Dualidad, que se matiza con la Eterna Dualidad de Esencia manifestada, viendo formada la Unión de la Absoluta Eternidad, con las dos dualidades distintas, que son; la una la manifestada, y la otra, la no manifestada, pero que a su vez, es una Unidad de Esencia de vida en transformación Infinita sin fin.

  También deberéis prestar especial atención a lo que sigue: Para mejor entender o apreciar el proceso de la mente, cuando la hagáis trabajar para estos fines de progreso mental, debéis de tener en cuenta, que al pedir ayuda, o querer fijar la misma en el Absoluto, la encamináis al principio del existir, o Cerebro Central Absoluto existente, y a medida que a EL os aproximáis, vais recogiendo con ella más claridad, alejándoos del no existir, por ir dejando las imperfecciones; pero a medida que profundicéis en lo interior, más perfecta será vuestra comprensión mental hacia lo exterior, o esencia manifestada, toda vez que cuanto más os aproximéis al interior, más luz mental recibiréis, y por tanto, más comprensión obtendréis del estado exterior, para alcanzar los conocimientos necesarios, y comprender un camino recorrido de donde todos procedemos, o sea, de lo que en otros tiempos fue la inexistencia hasta el momento de nuestra creación, que fue el principio de nuestro existir ya manifestado en la UNIDAD.

  Queridos hermanos; como podéis observar por vosotros mismos, ya se descorre el velo de vuestra incomprensión, y grandes conocimientos vais adquiriendo, si por vuestra fe y constancia en ver a la Esencia Divina; ahora más que nunca os pido firmeza en vuestros trabajos; mantened en vosotros firmes el propósito de vuestro progreso y valor, por más que vuestro camino quiera ser obstaculizado por las imperfecciones de los demás: Nada podrá impediros el seguir caminando y avanzando hacia puestos más seguros y firmes, donde poder proseguir los estudios para alcanzar más gloria para vuestro espíritu.

  Grande es y será, la labor que el Padre pone en vuestras manos, por mediación de otros hermanos Superiores a nuestra semblanza, por su estado de elevación.

  Sed buenos administradores de todo cuanto el Padre tenga a bien poner en vuestro camino, al objeto de que sea repartido para los demás hermanos que estén hambrientos de este Pan Espiritual, o de Ciencia Divina.

  Vosotros habéis entrado en escena, donde esperamos desarrolléis la gran obra sellada por la Justicia Divina, de la que no podréis escapar, y como ya es dicho a cada uno según sus obras SU GRACIA.

  Que vuestras mentes no se turben en lo más mínimo; estar atentos a la cercana llamada, porque nadie podrá impedir lo que tan próximo está a suceder; que todas mis palabras queden grabadas y refortalecidas en vuestras mentes para vuestro mejor entender, y caminar en los ásperos senderos de la vida, pero llenos de Paz y de Gloria en lo que queráis investigar, al objeto de poseer más amplios conocimientos acerca de la Suprema Ley de Justicia Divina, único fin para conquistar la Infinita Gloria, o fruto, de la Eterna Esencia del SUPREMO HACEDOR.

  Muchos hermanos se creerán que son fatuos estos pensamientos que aquí nosotros os entregamos para la comprensión de todo el ser humano, pero vosotros seguid adelante, sabiendo soportar todo cuanto se os presente, y continuar la acumulación de estos conocimientos que poco a poco iréis resolviendo por vuestra fe y constancia, ya que todo está al alcance del hombre, cuando él quiere ir cultivando su apreciado Ser, buscando la inagotable Fuente, de donde un día partió para ganarse con su estudio, los amplios conocimientos a medida que avanza en el sendero, para ir continuando los mismos en un Océano de maravilla, que es el Océano Infinito en donde todo es luz, cuando a él le llega la comprensión, no sin antes haber pasado por múltiples existencias, todas ellas de un continuo sufrir, por la misma imperfección, antes de que su comprensión pudiera descorrer el velo, para poder entrar en un campo de dicha, al percatarse de lo bello que es el caminar de la vida, cuando se encuentra él mismo con SU Esencia, para ir dando a su vez Esencia del Supremo Absoluto, o el Creador del mismo Océano de Luz.

  Por otra parte, comenzaréis a daros cuenta del sufrimiento que supone para todo aquel hermano que entra en estos amplios conocimientos del ESPIRITU, al ver que muchos hermanos no quieren entrar a conocer nuestros trabajos Espirituales, que son los que proporcionan, el bienestar Espiritual, y comprensión. Cuanto más no será el nuestro, al ver con más claridad, lo que sucede en todo el globo en el que habitáis, al comprender que todo sigue su curso normal dentro de la Ley del gran progreso, pero cuántas veces ven algunos hermanos el ventanal abierto, ese ventanal de donde se divisa el más allá, viendo los rieles, que con sus propias máquinas les conducirían al puerto de la claridad, pero por no parar a meditar unos instantes, por el temor de ver desvanecidos sus sueños materiales, no se aperciben de lo grande y prometedor que es, lo que su mismo Creador pone delante de sus ojos: Amor, para la investigación de la creación COSMICA, que no es más, que a la misma vida del Gran Creador absoluto de TODAS LAS COSAS.