5 COMPRENSIÓN

EL HOMBRE, NUNCA PODRA GOZAR DE UNA VERDADERA PAZ, SI AHOGA LA VOZ DE SU ESPIRITU CON SUS INTERESES CREADOS, AL RECONOCER COMO PROCEDE SU CUERPO FISICO Y NO EL ESPIRITUAL.

  Hombres de todas las Ciencias del mundo, hombres doctos e indoctos de la Ley, y  también para todos los humanos sin excepción en general, tengo el honor de dirigirme a vosotros, por si acaso existe alguna duda referente a lo que yo me manifiesto; si es así, que en alguno de vosotros la existe, yo gustosamente procuraré de esclarecer en Espíritu, a mi modo de comprender, lo que para alguno no sea comprendido de lo que claramente para toda la humanidad me expreso: ya que mirado desde el punto de vista Espiritual, vemos las cosas a la inversa que terrenalmente las vemos y comprendemos; por lo tanto, no hay que extrañar los grandes errores que se cometen, por mirarlas, bajo el punto de vista terrenal, que si uno dispusiera de tiempo suficiente, dentro del trabajo en la investigación Espiritual, se tendrían más Grandes conocimientos, en conocer al Autor de la Vida que ES Inteligente, dándonos EL, SU vitalidad en riquezas para la investigación en Ciencia Psicofísica Filosófica.

  EL, por boca de Jesús, manifestó: Ganarás el Pan con el sudor de tu frente, y digo yo, por mediación de SU Mente que es parte ella de la mía. De nada nos sirve el ganarnos el pan con el sudor de nuestra frente, si no disponemos por lo menos de dos o tres horas diarias para mejor comprenderLE; pues no solo de pan vive el hombre, ya que también desea su tranquilidad de espíritu, para descanso de su Alma: Cada uno es de una forma distinta según a su comprender, ¿qué importa si él la desea encontrar a su manera de comprenderla? A cada uno se le manifiesta la verdad de una manera distinta, y esto hace que no nos sepamos comprender de  unos a los otros; por esta causa deseo que se investigue bien detalladamente lo que yo manifiesto, o bien nos manifestamos los Hermanos de Luz, por si hay algún modo mejor del que nos expresamos, se ponga de manifiesto entre los terrenales para el bien común general de todos, y así poder ir juntos y en acuerdo… como dijo Jesús, siendo libres, para no robar el libre albedrío de nadie, y cada uno con su tolerancia saber estar unidos, por la unción del Creador que todos llevamos por ÉL en nosotros, al ser la Causa de la vida de nuestro interno manifestado Divino en cada una de la materia corpórea de sus hijos, para el bien de SU bien.

  Para el Padre Hacedor, todo es Unidad para ÉL, por ser  producto de SU Creación Infinita, dándonos la vida, de SU Vida, para ir formando a SU continua y hermosa Creación, que desde SU principio de SU existir, perfecto,  ÉL viene creando continuamente Vida, de SU Vida.

  Profundizad muy profundamente buscando bien el error de la verdad, o la verdad del error, sacando cada vez más profundos conocimientos, para que la verdad vaya superándose conforme va desapareciendo la oscuridad por la verdad de Vuestra comprensión, y que al llegar a lo más profundo del Padre en SU inmanifestación manifestada, se habrá dado uno cuenta, que no deja de ser EL  Una Manifestación inmanifestada, dándose  Manifestación de Creación, obteniéndose vida de más conocimientos, de lo que es SU inmanifestación manifestada al darla, a través de SU Manifestación. Solo entonces es cuando se puede llegar a comprender y ver, que el hombre es una llama encendida de DIOS, dotada al hombre para el Padre, y la del Padre para el hombre, por ser él, vida interna de ÉL, siguiendo así SU continua creación de transformación y formación, para investigación de la vida. Mas todo aquel que en su interior siente a Dios, es hijo Crístico de iluminación, al seguir Su mismo Amor y comprensión hacia EL, muriendo si es que fuera preciso antes de cometer daño en alguno de sus hermanos de color de raza humana, por comprender que Dios mora en cada uno de sus hijos, tanto carnales como en Espíritu, tanto si son comprensibles, como si son incomprensibles a EL, como igualmente, a las palabras de Cristo el llamado Jesús de Nazaret, que dijo: Quien a hierro mata, a hierro muere, ya que es matar o herir la propia Vida personal, que entonces es cuando obra la pena del Talión, en tal harás, tal encontrarás, por llevar internamente cada uno la fuente inagotable de la Sabiduría del Padre, por ser la Unidad, que de Ella todos somos creados.

  Si comprendemos bien, podremos ver la manifestación de la Inteligencia de Dios, como actúa a través de toda aquella persona que da sus buenos frutos a sus semejantes, que es darlos al Padre, por ser EL el Creador de las vitalidades; de todos los vivientes tanto terrenales, como en estado de Espíritu; de aquí viene que todo aquel que siente en su interior a Dios, es llamado hijo Crístico, por ser hijo de iluminación, por su comprensión hacia EL: y se siente cobarde y valiente las dos cosas al mismo tiempo, por la gran estima que siente delante de los demás hijos que no le comprenden, sufriendo si es preciso las amarguras e impertinencias que le pudieran hacer los demás, por comprender, el estado de materialización y falta de fe que se encuentra su semejante, por su incomprensión, que le hace ser ciego e incomprensible a los Conocimientos del Gran Supremo, al no comprender que todos sin excepción formamos parte de Una Sola Familia Universal, para la Unidad del Mundo, y no para separarlo.

  Quien tenga oídos, para oír, oiga lo que dice el Padre para con todos sus hijos. Os he puesto en el mundo, para que con gozo ME conozcáis, quien aún no ME conoce, este ME destruye, pero YO, me vuelvo a edificar, dando cada vez más amplios conocimientos a mis hijos que aún no ME comprenden, para que se ME comprenda y se reedifique lo que YO construí, y que al sentir ellos MI Amor en cada uno, sepan comprender que YO estoy con todos, y todos, unidos a MI, por el mucho Amor que yo les Amo.

  No creas tu Mi verdad, solamente a la tuya  que está dentro de ti, porque ella misma será la que te hará hacer comprender a la MIA, que en tu interno la llevas: Pues vale más que tengas por compañeros el silencio y la soledad, que no estar en compañía de aquellos que no te comprenden.

  Si todos los seres humanos de este Planeta Tierra, supieran comprender la vida, no la despreciarían cuando se quiere manifestar, buscando Vida de su vida, para dar a conocerse en vida manifestada e inmanifestada.

  Para obedecerla, se precisa tener un gran verdadero Amor noble, que haga sentir conocimientos de vida, que al darlos, se pueda comprender que son vida de su vida manifestada e inmanifestada.

  Qué hermosa es la vida, cuando se comprende, al seguir su proceso de transformación, que cada vez nos da de sus conocimientos manifestados por su vida perfecta. Pero nosotros nos obstinamos a no querer seguir de lo que nos enseña SU Amor, por más que nos empuje constantemente a que la obedezcamos, y nosotros le hacemos caso omiso, por tener esa incomprensión que nos arrastra a malos senderos, por el medio ambiente que nos rodea. Si nosotros creáramos el ambiente, de un gran Amor fraternal que la misma Suprema Causa lleva, nos haría comprender comprensión de nuestra incomprensión, haciendo que reaccione uno conforme se va abriendo paso a nuevos conocimientos, que hacen reconocer la evolución de su misma vida.

  Gran error cometemos cuando los deseos internos se quieren manifestar, y no los dejamos porque lo impide nuestra incomprensión. Es igual a una semilla que el labrador la tenga en su poder retenida, ¿cómo puede dar el fruto que lleva ella en su interno? ¿qué vida es la que puede dar, si él teniéndola en sus manos no deja que se manifieste? ¿cómo podríamos saber la vida de su vida, sin ver antes lo interno de la vida manifestada a su externo, si no da vida de su vida? Nada podríamos saber, ni sabríamos, por faltarle el alimento de la misma, que también es la nuestra, cosa que tendría vida sí, pero no vida creadora transformadora, al no manifestar su vida interna, por faltarle la vida externa de transformación.

  Vosotros no hacéis más que imitar al labrador, al impedir que en vosotros mismos se manifieste la vida, ¿y cómo se ha de manifestar, si vosotros la impedís, al no dar la vida de vuestra vida para que os de vida de SU Vida?, pues, si no damos el fruto que a nuestro interno estima para que pueda manifestarse el externo, que dé vida de su interno, ¿cómo podremos saber lo que en él encierra? Difícilmente podrá saber comprender la humanidad lo que la misma vida nos descubre, que por incomprensión a ella delinquimos una y otra vez, cuando no la dejamos que en la nuestra propia se manifieste, ¿quién es el que tiene que juzgarla, sino ella misma a través de la comprensión de cada uno, por ser la comprensión incomprendida?

  Si se tuviera comprensión a la incomprensión, reinaría entre vosotros los terrenales la verdadera PAZ, que nos haría sentir el verdadero Amor fraternal de un paraíso agradable, igual que al Espiritual. Entonces no seríais los que juzgaríais, por comprender que es la misma Vida la que juzga a su misma vida, que nos empuja con sus efectos a que la obedezcamos, para darnos de Sus más amplios y extensos conocimientos. ¿Acaso nos es un perjuicio el que la vida se manifieste en nosotros mismos, para darnos vida de Su misma Vida? No, porque si juzgamos la nuestra es a DIOS, que es la causa Suprema que nos da la vida, dotándonos de gran inteligencia, para que nos demos cuenta de la perfección de nuestra vida por EL dada, y con todos los medios necesarios para vivirla y Amarla Eternamente, por SU Voluntad llena de Amor en el interior de cada uno.

  ¿Por qué no buscar la Paz en vosotros mismos? No creo que eso sea muy difícil, si es que existe buena voluntad para saber encontrarla. Sé, que quien la busca la encuentra, pero eso sí, quien la encuentra ha de ser fuerte como columna de acero, porque ha de saber aguantar con paciencia, la sobre paciencia, por todos aquellos que aún todavía no la sienten, y es porque la misma incomprensión en la comprensión no deja ver comprensión, para Comprender bien todas las cosas que se encuentran en la UNIDAD INFINITA.

  NO SEAS COBARDE EN LA VIDA, AFRÓNTALA SIN TEMOR ALGUNO BUSCANDO EN ELLA A TU VIDA DENTRO DE TU INTERNO MISMO, YA QUE EL DESCONOCIMIENTO DE LA CAUSA, NOS CONDUCE A LA COMPRENSIÓN DE INCOMPRENSIÓN, O A LA INCOMPRENSIÓN DE COMPRENSIÓN.

LA VIDA ES UN RECHAZO DEL PASADO, ACOGIENDOSE AL FUTURO, PARA SU PRESENTE

  Aún os queda algo de duda entre vosotros, por no comprender la causa de la verdadera vida, a pesar que ella misma se ponga al descubierto a través de sus medios más propicios para que se la obedezca, que no es más por nuestra comprensión mal comprendida por la incomprensión.

  La Vida es la Causa que nos hace mover con sus efectos, a que la obedezcamos para comprenderla cada vez mejor, haciendo que la nuestra cada día tenga más vida al comprenderlos, y de esta manera llegar a comprender la causa de ellos, para nuestro bien, que al moverse todo bajo de la voluntad, sabe darnos con sus efectos lo que mejor nos conviene para despertarnos Conocimientos para el bien de todos, así un día y otro, hasta llegar a sacarnos las tinieblas de nuestra incomprensión, por la comprensión, al saber que ignoramos tanto como sabemos.

  Si comprendiéramos la Causa, no haríamos caso del efecto, por comprender que la vida no está en el efecto, si no en la Causa, ¿quién es el que juzga la causa, si es la vida? Solo ella misma se juzga a sí misma, ¿y quién es el que la puede juzgar? solamente la comprensión, pero en comprensión de comprensión, para saber juzgar en comprensión, que si así fuera, todo ser humano que vive en este Mundo vivirá en un verdadero paraíso terrenal, y no es así, por juzgar al efecto y no a la Causa que ha ocasionado el efecto; por lo que no es extraño que los terrenales sufráis las consecuencias de la misma vida, por ser vosotros los que os perjudicáis por vosotros mismos; y si también os beneficiáis, os beneficiáis igualmente por vosotros mismos, pudiendo ser individualmente, o colectivamente, por ser la misma vida que da vida de su Vida para alimentarnos de sus conocimientos, hasta que en definitiva nos hace romper el velo de la incomprensión, por la comprensión, y entonces con la comprensión de Comprensión, no juzgaremos a la comprensión, pero sí a la incomprensión, para que nos dé la Comprensión de comprensión y no tinieblas.

  LOS HOMBRES NUNCA GOZARÁN DE PAZ EN LA TIERRA, HASTA QUE LLEGUEN A COMPRENDER QUE LA VERDADERA PAZ, ES LA VIDA BIEN ORDENADA.