24 RAMA POETICA Y PENSAMIENTOS

  A LA MARE DE JESÚS

¡T´estimo, Oh Mare excelsa!,
que del Cel Tu n´ets vingut,
a veure´m, perquè has volgut,
que estiguis Tu a vora meva,
aquí, en aquesta terra,
a on jo, en ella he nascut,

Em dons petons, perquè t´estimo,
donan-me Tu el consol a mi,
més Tu igualment, em tens estímul
que per això et vull, JO aquí amb mí;
se que ets bonica y també Excelsa,
no et moguis Tu mai més de mí,
perquè jo, no em cansaría,
de tenir-te, a TU, sempre amb mi,
perquè tothom, també t´escolti,
quan vens Tu a parlar amb mi,
y fer que et sentí JO al meu dintre,
parlant d´AMOR, Així, Així,
com aquest Llibre, dintre, de mí.
La vostra Germana de Caritats, en bé de tots els de l´Escola.
Mª Pilar Rodríguez Blasco   
Barcelona 29 de abril de 1968.

  LA LLAMADA DEL MAESTRO

Soy Jesús, que voy viniendo
a conversar con los carnales,
enseñando ese camino
de los cuerpos Celestiales,
donde Dios, nos ilumina
por ser EL, nuestro buen Padre,
que no castiga, ni perdona
por su Don que es inmutable.

Así es, que os vengo ya a llamaros,
para que no os perdáis nadie,
y podáis subir, a mi Reino,
junto a Mí, y junto a mi Padre,
que el ser Amados, son SUS deseos,
porque el Padre a todos quiere,
dándoles vida a sus hijos,
incluso, hasta en la muerte.

De aquí viene a que Yo os hable,
por el vivir Yo en el Cielo,
donde jamás, truena y llueve,
desde donde voy y vengo,
envuelto, como una nube,
que es el aura, de mi Espíritu:
Es la que a mí me sostiene,
quien me ve, parece un sueño,
y Amor, al que me quiere.

 El Cosmos, es semejante a una Olla de estupendos manjares, y cada uno, come de ellos, el que mejor o más le apetece.

 CADA NACIMIENTO, es la LUZ inteligentísima de la manifestación de Dios en él, dándonos a conocer, cómo se manifiesta el AMOR DE SU PROPIA VIDA de interna a externa, por Ley de Reencarnación Divina.

Soy Jesús. ¡Oh Padre Eterno!
Que he venido Yo a este Mundo,

para hacer que sean buenos,
pero como TU, no he encontrado a ninguno,
pues ya ves, que ni fuerzas en mi Cruz, Ya tengo,
¡OH PADRE DE AMOR DIVINO!

Por esa fuerza te pido,
dame valor, que no tengo,
que quiero el verme Cumplido,
y el poder Yo estar CONTIGO,
¡OH PADRE MIO DEL CIELO!
¡OH PADRE DE AMOR ETERNO!
por la Misión que he venido,
aquí en la Tierra, desde el Cielo,
y el poder, Yo estar CONTIGO.

Por enseñar TU AMOR, a mis hermanos,
en la Cruz, estoy prendido,
y valor me des te pido,
para que aguante, Yo este martirio,
que Es, para el bien de todos,
por el bien Yo a ellos cumplido,
en mi Cumplimiento Divino,
que los he Amado Yo a todos,
con TU AMOR LLENO DE GOZO,
y también, de gran sentido.

TU AMOR, me siento, que ya me das,
y el de estar junto conmigo,
viendo, como son mis penas,
¡Oh Padre Eterno Bendito!
que TUS FUERZAS, me des confío,
y pueda subir pronto al Cielo.

¡Oh Padre del Cielo Eterno!
¡Oh Sublime AMOR Infinito,
me siento que ya subo al Cielo,
me siento que Yo en El no muero,
me siento vivo, y bien vivo,
y que recorro el firmamento,
por TU AMOR en mí cumplido!

Consuelo, y fuerzas, Yo ya tengo,
por TU AMOR en mí habido,
ya que a enseñarlo he venido,
y que Yo en mí, aún lo mantengo,
no importando lo sufrido,
sólo el que llegue a TU Cumbre,
si en verdad Es comprendido,
y que mucho, de EL abunde,
en esta Tierra, o Mundo:
¡Oh Padre mío del Cielo!
¡Oh Padre mío Bendito!
Que ya ves, cómo me han puesto,
alzado en Cruz, y en Ella herido.

De lo bueno Espiritual
Lo que a tu interno recojas,
Las llaves tendrás tú todas,
Para obtener gran  lumbral,
Cuando aquí, en lo terrenal,
vayas quitando despojos,
al ver claro con tus ojos,
lo que es vida Celestial.
No serás ya un terrenal,
cuando el alma, en Luz brilla,
por ser que el Espíritu trilla,
recogiendo lo Esencial,
que es, Amor en la semilla,
que da el Padre Universal,
dando las llaves del Reino,
y disfrutar de lo que es bello,
a todo aquel que es un mortal.