27 El macro neo liberalismo transnacional

  Si tuviéramos que definir a nivel mundial una buena parte del condicionamiento social y de poder global, anclado en la tendencia ancestral de enriquecimiento, más allá de su tendencia complementaria como valor opuesto, de solidaridad humana, tendríamos que buscarla tanto en la doble moral, como en los diversos peces que se muerden la cola, sin despejar o poner de relieve la verdadera incógnita fundamental que mueve los hilos desde la sombra, cuanto más, en este tiempo tecnológico cibernético. Donde las fronteras ya no existen para evadir el usufructo del trabajo común no revertido,  y donde la dirección de poder se ejerce a miles de kilómetros del puesto donde se genera la riqueza. Puesto que la feroz competencia basada en una libertad, puesta como pantalla de justicia social, que sustenta en muchos casos una represión y esclavitud no declarada pero sí asumida, de vástagos en sus primeras fases de desarrollo, no habiendo llegado estos en su edad de trabajar, en los diversos ámbitos de poder, tanto empresarial y laboral, sobre todo en aquellos estados donde la dirección es corrupta.

   Por lo que resumiendo los diversos cabos que lleva la madeja mundisocial como río revuelto, bien podemos definirlo como «macro neo liberalismo transnacional», con sus caballos de Troya saltando de aquí allá con total impunidad, y en sus paraísos evasivos de doble rasero, sin preocuparse del justiprecio social equitativo, donde se genera la riqueza. Y en el supuesto que hubiera unidad para legislar, como podría ser en la Unidad Europea, en este sentido, los caballos de Troya del macro neo liberalismo transnacional, continuarían saltando en los países no federativos, ávidos de puestos de trabajo, y donde no existe ninguna forma o manera, el plebiscito consensuado ciudadano, que ponga de relieve el trasfondo de una legislación gubernamental discriminadora.

   Muchos son los que preguntan, cual es la solución puntual al caso, quieren soluciones puntuales concretas, donde puedan entrar un sinfín de criterios opuestos, como galgos y podencos, cosa que tal solución no existe, puesto que la madeja mundisocial tiene muchos cabos, y no es posible tirar de todos ellos a la vez, dada la falta de unidad humana: La única solución posible sería la legislación y el consenso a nivel internacional cumpliendo los acuerdos, puesto que las reformas puntuales y parciales, no hacen mella en el macro neo liberalismo transnacional, que ven con buenos ojos a los buenines angelitos de Dios; las Teresitas de Calcuta; las ONGS y las Fundaciones donde poder evadir impuestos a cambio de una determinada ayuda social prestada; y los que se dejan la piel sirviendo a los marginados del tercer mundo; todo mientras no se ponga en jaque y se legisle sobre las bases que sustentan tal neo liberalismo transnacional, que compra voluntades, dirigentes políticos, manipula la información para conseguir sus fines, porque su misión no es la de crear un mundo solidario, sino la de generar un enriquecimiento y poder a costa de los que sea, y donde el ser humano solamente es un número en tal máquina arrolladora. Compra y se apodera de los recursos del suelo; de las empresas en los estados donde actúa, y ejerciendo un monopolio sobre productos, con diversas empresas de distinto nombre, pero con la misma dirección de poder, respaldada con bancos y medios de comunicación de su propiedad. Este es por el momento en el mundo en que vivimos actualmente, dirigido por el León del poderoso, que cada vez es más poderoso, y el Nuevo Orden Económico Internacional, social-humanista todavía es un mito. ¿Quién es el que se atreve a poner en jaque, a legislar y ponerse delante de los caballos de Troya?      Marzo 2008

Iostako Maraltrix