9 LA COPA

Santa copa que tú llevas,
que la Naturaleza llena,
y que no puedes privar
que lo que por Ley se llena,
no se vacíe también,
en polución inconsciente,
o en consciente sensación,
buscando tú, inconsciente,
dar salida por tu mente
a la imagen desbocada,
que cuesta ser controlada
por llenar toda tu mente,
cuando la copa, está colmada;
y que pugna por liberarse,
dando así conformidad
y también oportunidad,
que el Amor se manifieste
en toda su diversidad,
en Ciencia, Arte, o Caridad;
y también reproducción,
por la unión de las esencias,
dando así procreación,
por la vida de sus vidas
de la hembra, y el varón.

Santa copa que tú llevas,
¡Oh, ciclo de vida incesante!,
que en su vaciar y llenar,
te sube a las alturas
cuando del Bien no te apartas,
o te baja a las honduras
si los sentidos desbocados,
en pasión incontrolada
no puedes ya dominar.

En esta experiencia incesante
que siempre parece nueva,
y que la vida renueva
dando el vacío a tu mente,
para que en él, seas consciente
del que renovar, te quiere,
estudia, medita y trabaja
en tu propia evolución,
si es tu deseo el servir
sin pasión, y sin rencor.

Mas, si la pasión del Mundo
viene a darte ofuscación,
sin encontrar solución
en esta experiencia incesante,
y es tu deseo el servir
al que renovar, te quiere,
pide al Padre con fervor,
que el bálsamo de Amor
pueda llegar a tu mente,
y la copa que tú llevas,
pueda dar conformidad,
y también oportunidad,
que el Amor se manifieste
en toda su diversidad,
en Ciencia, Arte, o Caridad,
por el que renovar, te quiere.

Iostako Maraltrix