24 FRUCTIFICACION DE LA SEMILLA

   Las semillas que se plantan, fructifican si dan con tierra preparada, y muchísimas fructifican sin estar los campos preparados por la mano del hombre; como por ejemplo, en las altas montañas y en la frondosidad de los bosques. En los campos preparados por la mano del hombre, todo se siembra a su tiempo y se recoge también a su debido tiempo. Las plantas y frutos silvestres, fructifican también a su debido tiempo, y también a su debido tiempo florecen y dan frutos: ¿Qué enseñanza sacaremos de todo esto? Pues que hay una Fuerza Creadora, que aunque nadie lo cultive, esa Fuerza da vida a todo lo creado.

  En el campo espiritual, también se desarrollan los seres espiritualmente: unos, por medio de otros hermanos terrenales que les enseñan el camino; y otros que, sin saber nada de espiritualidad, con solo el cumplimiento del deber consiguen grandes frutos espirituales. Son hermanos terrenales que como flores silvestres, van progresando en Sabiduría sin que reciban ninguna preparación. Escuchan las voces Celestiales y se dejan guiar por ellas, y así veis de cuando en cuando hermanos terrenales, que sin haber oído nunca hablar de la Ley Espiritual, se comportan como maestros de ella. Dichosos estos hermanos, que florecen como plantas de altas montañas en donde la maldad del mundo no llega. Son flores silvestres de purísimo aroma, solo perfumadas por los aromas Celestiales. Ellas, solo saben que voces interiores les hablan y que les instruyen en la Ciencia Divina. Antiguamente se les llamaba anacoretas, porque al llamamiento de estas voces lo abandonaban todo, y en la soledad de los bosques o de las montañas, adoraban a Dios y eran instruidos por sus mensajeros Divinos.Dichosos estos hermanos, te dice la blanca paloma de la Paz.