29 CARROÑA DEL ESPIRITU

  Sí, lepra de los espíritus es, los que no quieren o mejor dicho, se apartan de las directrices que se les mandan, de los fines para que han sido creados. Hay algunos hermanos que dicen: A mí no me gusta este Don y en cambio me gusta este otro; o hay algunos que, sin ningún escrúpulo, se lanzan a practicarlos todos. Cuánta lepra ponen en su espíritu. Pobres hermanos: Primero, engañan miserablemente a los otros hermanos, que con fe, acuden a ellos. Cuánto castigo tendrán. Luego, si no reciben, o no han recibido las Luces que para aquel Don se necesitan, se asocian con espíritus oscuros que no faltan para acompañar a estos hermanos desaprensivos, y así, nacen los trabajos oscuros, las alianzas con espíritus malignos, pues como ven los campos preparados para la maldad, enseguida se presentan, y de estas alianzas, nacen todos los horrores de las Ciencias Malignas.

  Ciencias Malignas, o la ciencia de los espíritus del Mal que todo quiere decir lo mismo. Estas ciencias son practicadas por los espíritus oscuros, malignos. Es el poder de las tinieblas. Son practicadas por espíritus que durante varias reencarnaciones no progresan, y en vez de progresar van hacia atrás, pues en cada reencarnación acumulan mas maldad y así, de este modo, acaban por convertirse en instrumentos de los “espíritus del Mal”, los cuales, los instruyen en las Ciencias Malignas. Pobres hermanos, pobres espíritus que son juguete de aquellos “espíritus” tan apartados de Dios. No os atraigan estas Ciencias del Mal por muy disfrazadas que os las quieran presentar, pues las materias terrenales son curiosas, y a veces, quieren resolver sus asuntos de cualquier manera, cueste lo que cueste. ¡No!, apartaos, que si caéis en sus redes poco a poco os convertiréis en sus prisioneros.

  Cuidado hermanos, huid cuando algún hermano terrenal os proponga hacer trabajos de esta clase, que ellos han vendido sus Dones al demonio. Cuidado, que la Luz se ha trocado en tinieblas. Reclamad a la blanca paloma de la Paz, si en alguna ocasión os tenéis que enfrentar con alguno de estos hermanos, y ella os dará Luz y fuerza para apartaros. Pensad, que todos vuestros conflictos terrenales, solamente los Espíritus de Luz pueden resolverlos con el permiso del Padre, y todo lo que se aparte del Espíritu de Luz, va envuelto en tinieblas. Esta lección, esta enseñanza, es una alerta contra las Ciencias del Mal. La blanca paloma de la Paz os avisa.