41 No te empecines en los mismos defectos

DESMATERIALÍZATE, NO TE EMPECINES SIEMPRE EN LOS MISMOS DEFECTOS

 Cuanto más sepas desprenderte del mundo y de sus pasiones más irá progresando tu espíritu. Los espíritus, al momento de dejar la materia, al despertar, tienen conciencia de todas las existencias que han tenido y de todos los seres con los cuales se han relacionado en sus diferentes reencarnaciones. Muchas veces ocurre que un espíritu ha obrado muy mal en su última existencia con un ser familiar, y pide volver a reparar aquel acto. Entonces vuelve otra vez en el seno de la misma familia, para con muchísimo amor reparar su falta.

  A los espíritus, al tomar una materia no se les niega el recuerdo de sus otras existencias, pero voluntariamente renuncian a el para así liberarse de todo recuerdo, pues el espíritu quedaría preso con el pensamiento puesto en sus actividades anteriores. Algunos sin embargo, hay que traen recuerdo de sus existencias pero son pocos.

  Los espíritus vuelven a reencarnar hasta su completa purificación, tenlo esto por cierto. Todos vuelven con el propósito de la enmienda o sobretodo en los pecados en que más han delinquido, pero ¡ay, que pronto olvidan la Justicia del Padre! Al darle otra envoltura y borrárseles el recuerdo de sus otras reencarnaciones, vuelven a los mismos defectos, faltas o errores. ¿Cómo es posible que espíritus que tan cerca de alcanzar la Luz, no tengan ánimo para romper las cadenas que les ata una y otra vez a la materia? Cuánta pena me dan esta clase de espíritus que tanto apego tienen a las miserias terrenales. Muchos no desconocen la Ley e incluso se les da algún Don, para que consigan despertar a la Ley de la Verdad, pero la practican fríamente, sin considerar que muy cerquita tienen la Luz y siguen aferrados a las tinieblas.

  Con amor vuelven todos los que no son perversos, pues estos como ya os dije, la Misericordia del Padre les concede tantas reencarnaciones como son necesarias a vuestro adelanto espiritual; pero hay espíritus que no progresan y entonces son enviados en planetas bajos, en donde tienen que padecer mucho para despertar por medio de muchos sufrimientos. Amor y progreso, espíritu, es la consigna del universo.