42 HOMBRES ATEOS

  Hermano que tú lees, ¿eres ateo? ¿Conoces algún ateo? Si eres ateo, recapacita, que para ti la presente enseñanza: ¿Qué significado tiene este concepto entre los terrenales? Un ser que dice no creer en lo Espiritual. En cuanto a las cosas terrenas, se cree y con razón, que es muy superior a los animales, pero no toquéis el tema del alma y espíritu, que aquel ser soberbio que niega a Dios, que no quiere admitir SU presencia en la gran Obra de la Creación, al llegar al tema de la muerte se hace tan insignificante, que el mismo se reconoce como las bestias, puesto que asegura que, muerta la materia ha muerto todo. ¿Y para este fin solamente has nacido? ¿para esto tanto orgullo y tanta vanidad y tanta altanería? ¿para acabar como un simple animal? Y si durante tu vida tanto te escandalizabas de que te dijeran o que te consideraran como un simple animal, ¿por qué no te escandalizabas el solo pensar que tu fin es igual? Soberbia humana, cuán poca cosa eres, con qué poco te contentas que todo quieres que se acabe al transcurrir de unos años y bien pocos.

  El Padre al darte vida, te convierte en un ser. Piensa si este ser careciera de un espíritu que lo anima y un alma que lo ilumina. Ahora te pregunto: Si te sabes superior a los animales, luego reconoces que tienes algo más que ellos, ¿qué es lo que se te ha dado de más? El Padre te ha dado algo más perfecto que ellos: Ahora medita, para qué en tu materia ha puesto alma y espíritu. ¿no lo sabes? La blanca paloma de la Paz viene hoy a decírtelo: Te han dado un espíritu para que trabaje incansablemente en su progreso espiritual. ¿qué te crees tú, que ese órgano, tu cerebro, te lo han dado solamente para discurrir cosas terrenales? No, tu cerebro es para muy altos fines, para que recapacites en tu gran misión, pues si solamente hubieras venido a vegetar y reproducir la especie humana, para esto no lo necesitabas. Es un órgano humano creado mas para la espiritualidad que para otra cosa, pues cuando mentalmente os queréis acercar a nosotros, ¿qué es lo que trabaja? el cerebro. Cuando recibís nuestros fluidos, nuestras comunicaciones, nuestros escritos, ¿qué órgano trabaja? el cerebro. Por lo tanto ten presente que, el órgano de la materia que va atado a vuestro espíritu es el cerebro; luego no te afanes en cansarlo en cosas materiales.

  Aún otro regalo te ha hecho el Padre. Un alma. ¿Para qué? Sabía el Dios de Amor que necesitaría Luz tu materia durante tu peregrinación por los mundos de purificación, y esa Luz no la encontraría en esos mundos, por eso te dio un alma que es toda Luz, y así ella se convierte en el faro que te ilumina durante tus varias reencarnaciones. Tu que quizás eres ateo, pero inmensamente rico, mira a tu alrededor y contempla la miseria de infinidad de seres humanos. ¿Por qué tu, rico, y ellos con tanta pobreza? ¿Es que tu te la merecías? Si acaba todo con la muerte ¿de qué te la merecías? Y tú, hombre ateo y pobre, contempla a tu hermano rico, ¿es que tú merecías estos dolores, esta miseria? ¿no dices que acaba todo con la muerte? ¿por qué no ser todos iguales, por qué estas diferencias? Tú, ateo, ¿sabes de quién estas muy cerca, cerquísima? de los ángeles caídos. Sí ellos también como tu eran soberbios; también como tu no quisieron reconocer la Fuerza Creadora, a Dios: Seres de infinita grandeza, tan perfectos, tan inteligentes, que ya rayan con la Sabiduría Eterna. ¿Por qué se revelaron? Pues, porque se vieron tan inteligentes que se figuraron que ellos también tenían el poder de crear mundos, de regir mundos, y no comprendieron que nada podían solos. Creían ser Soles que no necesitaban del SOL Central y cayeron.

  Cuantos soberbios en todos los planetas, caen, por creerse también seres superiores. Terrible pecado el de la soberbia. Humildad hermanos, que el que se humilla el Padre lo ensalza. Pues estos espíritus gloriosos cayeron por su soberbia, fueron hundidos en los astros del dolor, y así permanecerán hasta que los mundos se fundan en un solo espacio, hasta que todos los Soles los absorba el SOL Central, que esto sucederá, cuando todo el Universo haya adquirido un grado tal de superioridad que ya sea todo purificado, planetas y seres que los habitan. Tú dirás: esto es la eternidad; no, el Padre no ha creado nada para castigarlo eternamente, todo tiene que pasar tal como os lo anuncio: ¡Cuidado hombre ateo! reflexiona y medita que aún tienes tiempo, que aún estás a tiempo de liberarte. Ellos y otros muchos ya cayeron, no quisieron volver atrás por soberbia, tú no, tu aún tienes un plazo, cuyo plazo puede ser cortísimo; aprovéchalo. No escuches a tu materia soberbia y pecadora, que tu Dios es Misericordia Infinita, y su Corazón de Padre se enternece a la vuelta de los hijos pródigos. Sé valiente, apártate de esos hermanos ateos que te arrastran a negar a tu Dios, a negar la Obra de Dios.

  Ya que has tenido la suerte de que vengan a tus manos estas Luces espirituales, que enseñanzas las titulo, léelas despacio, con detenimiento; tal vez no hallarás en ellas mucha erudición; es de gran enseñanza espiritual, pues están dadas para que las comprendan todos los seres terrenales por humildes que sean, así que, no podía darlas con alta fraseología pues no las hubieran entendido, y así hablo, como hablaba a mis discípulos cuando estaba en la Tierra: Sencillamente, al alcance de todos los que quisieran con fe, seguir a la blanca paloma de la Paz.