45 Sed como soles, luces planetarias

SED COMO SOLES, LUCES PLANETATIAS QUE ILUMINAN LA TIERRA

  En los planetas bajos como el vuestro, solamente sois merecedores de un Sol. Este ilumina y da calor a todos, buenos y malos, hace fructificar a la buena y mala semilla, hace madurar los frutos buenos y malos; es su misión. Bien, ese Sol cumple lo mandado, pero también en nuestro planeta hay otra clase de soles que iluminan, pero estos soles no iluminan por igual a todos; son como diríamos, soles que iluminan a contados seres, pues aunque su Luz es brillante y hermosa, no la captan todos. ¿Qué clase de soles son? Son los soles de la gracia Divina que reencarnan para iluminar vuestras mentes y hacerlas despertar, son esos soles de Sabiduría que el Padre manda a los mundos bajos para su adelantamiento y progreso.

  Sí hermano, purifícate y serás hermoso, resplandeciente como un sol. Así son, así brillan en los espacios Astrales muy elevados, los hermanos purificados ya de la materia. Como soles. Cuánta grandeza, cuanto Amor, Paz y Caridad se desprenden de sus Espíritus, tanta, que si estos hermanos se presentaran con todo su esplendor, los confundiríais con Dios, pues con tanta magnitud brillan, que son soles. Hermano, estos Espíritus, muchos han pasado por el planeta Tierra y en él se han purificado y ya brillan en un espacio Astral de mucha elevación. ¿Qué te detiene? Ellos también tenían una materia pecadora, también las tinieblas los acechaban. Los rodeaba la ambición, el lujo, las vanidades, los negocios, pero supieron ser fuertes. Su meta no era triunfar en la Tierra, su ambición era triunfar de la materia y ganar el mejor de los mundos astrales. Supieron comprender a tiempo, que era tiempo perdido el que no lo dedicasen a su purificación, a salvar del naufragio a su espíritu y a su alma, por eso supieron luchar denodadamente, valientemente sin reparos, venciendo todos los obstáculos, con Amor, Paz y Caridad.

  En la Tierra, recibís muchas veces herencias de vuestros familiares, herencias que , si eres buen administrador te afanas en acrecentar para transmitirlas, a tu muerte, también a tus familiares. Cuanto orgullo pones en aumentarlo. Medita, el Padre te da una herencia, de manera que, al morir, si te has sabido purificar, si has sabido trabajar, la has ido engrandeciendo esa herencia, y así, cada vez que mueres te la encontrarás más engrandecida. ¿Me has comprendido? A trabajar pues, a engrandecer el negocio de tu salvación, procurando que al dejar la materia, el Padre no te pregunte con reproche: ¿Qué hiciste de la herencia que te di? No olvidarlo hermanos, procurad haceros dignos de que os ilumine un sol de esos, cultivad vuestro espíritu acercándolo a las fuentes puras de la espiritualidad, y entonces, esos soles os darán Sabiduría porque vuestro espíritu lo comprenderá y cuanto más los comprenda, más soles, o sea más hermanos de gran Sabiduría iréis descubriendo en el planeta Tierra, y aunque viváis en un mundo bajo por las purificaciones que tenéis que pasar, el espíritu apenas se dará cuenta, porque embebido de la alta Sabiduría de esos hermanos, soles terrenales, irá hacia un progreso de alto grado siempre, ya que sabrá dominar la materia. Buscad esos soles y haceros dignos de comprender sus altas enseñanzas, y así sin haber dejado la materia, vuestro espíritu vivirá en contacto con Espíritus de gran saber Espiritual, como si ya habitara en planetas de gran altura que es donde proceden esos hermanos soles.

  Luces planetarias son los Astros que iluminan a otros espacios. Son los Soles del Universo. ¿Son habitados? Sí, muchos de ellos son convertidos en centros de Luz para radiar Sabiduría. Otros Astros, son destinados como el vuestro, a dar vida y calor a los seres y animales, y hacer fructificar la naturaleza; otros son habitados por Espíritus tan resplandecientes, que aquel Astro, en vez de darles Luz a ellos, ellos se la dan al Astro; que reunidos forman Soles hermosísimos y así todos cumplen la misión para que han sido creados. Luces planetarias y Universales que reflejan la Sabiduría y omnipotencia del Ser Creador. Los Soles de Sabiduría son fuentes inagotables en donde se sacian los Espíritus puros, y sus rayos son fuerza magnética que absorben aquellos seres sublimes, y de allí su magnífica Sabiduría. Son ya estos Soles que rodean al Padre de Amor, para que estos Seres la reflejen en otros planetas y en seres ya preparados para recibir la Luz Divina.

  Sí, hay Soles de gran progreso que al radiar sobre ciertos planetas les infunden gran adelanto. ¿Qué son estos Soles? ¿de qué están formados? ¿de dónde proceden? Esos Soles provienen de los Soles mismos del Padre, y cuando el Padre ve un mundo que sus seres ya están aptos para recibir SU Sabiduría y SU Ciencia, entonces les pone un Sol de esta categoría, porque los hermanos ya en progreso permanente son, o ya están lo suficiente preparados, para comprender todo el adelanto que este Sol les lleva. Cuanto más adelanto lleva el mundo, sea el que sea, más Soles se le van poniendo para mas Luz y mas progreso. Aún no sois merecedores de mas Soles que el que os da calor y vida, y como aún no sabéis descubrir el por qué de muchos fenómenos por los cuales se rigen los mundos que podéis distinguir, por esto no se os pueden poner mas Soles, porque no estáis preparados para recibirlos. Progresad, estudiad, preparad vuestros cerebros, purificaros para que os hagáis dignos de poder recibir Sabiduría, y ser visitados por estos seres que beben su Sabiduría de los Soles del Padre. La blanca paloma de la Paz de allí bebe su Sabiduría y viene a transmitirla para instruiros en la Ley Espiritual.