64 Acontecimientos duros y penosos

 SE AVECINAN ACONTECIMIENTOS DUROS Y PENOSOS

Se avecinan acontecimientos duros para la humanidad. Estad preparados. ¿Tiempo? En el espacio no existe la medida del tiempo, porque los Espíritus Superiores abarcamos las inmensidades de los sucesos de la Creación, desde su comienzo hasta el fin y así todo nos parece cerca. Estad alerta y preparados, pues para entonces es cuando verdaderamente os tocará aceptar la misión que en la tragedia os corresponderá; entonces verán los cielos los que son dignos de llamarse discípulos del Maestro, ya que en el cumplimiento del deber que a cada espíritu se le asigne, verá el Padre si son dignos de quedar en la Tierra para sembradores de la semilla, junto a los espíritus de gran Luz que vendrán a sembrar y amparar a los espíritus elegidos.

  Sí, son horas difíciles para el planeta Tierra; ahora más que nunca tenéis necesidad de orar y pedir ayuda. Sois en ocasiones como una fiera acorralada que mira por donde puede escapar sin importarle quien cae en su huída. Los espíritus malignos acechan su presa y se prestan a dar la batalla; ya han sembrado todas las malas pasiones sobre el planeta Tierra, ya han desencadenado todos los apetitos groseros y dormido los buenos sentimientos, ya han roto la santidad del hogar, ya han sobornado incluso a los que tendrían que estarse al margen de tanta maldad por su ministerio sagrado, ya han contraído alianzas con todos los espíritus terrenales bastardos, y unidos van a desencadenar la más grande orgía de sangre y fuego que han visto ojos humanos. El cielo se oscurecerá con el humo siniestro de las llamas, y desde los espacios celestes, tendremos que contemplar horrorizados como se destruye un planeta, quedando convertido en un amplio y desolador cementerio. Reflexiona entonces hermano terrenal y comprende a donde os llevan esas alianzas con espíritus de tinieblas.

  Cumplid santamente y valientemente vuestra misión cuando sea la hora de la tragedia. En los grandes cataclismos, es cuando ha de ser más fructífera vuestra misión, pues en estas horas, es cuando los espíritus despiertan y entonces es cuando están preparados los campos para recibir la semilla. Sembrad la buena semilla, esparcid el consuelo y el Amor del Padre, en aquellas almas que tan sedientas estarán de Luz, de consuelos y de Paz, y sus espíritus os lo agradecerán. Acudid adonde hay un dolor verdadero, y seréis bien recibidos al traerles la Paz. Entonces es cuando los corazones se nutren de la dulcísima Ley del Padre y no se siembra en tierra estéril. Hay que despertar al mundo y en medio de sus ruinas levantarse un progreso, de que tan necesitados estáis y que con tanto retraso os llega, por la dureza de vuestras materias. El Padre mandará espíritus clarificados reencarnando en medio de la desolación, para que juntos con los sembradores de la Tierra, vayan haciendo el rápido progreso del planeta Mundo.

  Medita adonde os llevan las Fuerzas Malignas, y así comprenderás que el progreso es obra de Dios y la destrucción es el poder del Mal, pero no culpéis a nadie porque solamente vuestra ceguera os conduce a estos tormentos, ya que los Espíritus de Luz en mensajes del Padre os han ido avisando, para que el mundo deje ese torbellino de locuras y de malas pasiones; pero estáis agarrotados, por los siete demonios de los pecados capitales, y vosotros mismos vais atizando leña para que pronto vengan los Espíritus Malignos a encenderla. ¿A quién culparéis entonces? Pedid fuerzas y se os darán; reclamad Luz para no equivocar el camino y la Luz os iluminará; y pedid la gracia del Padre para cumplir la misión que se os asigne, que ella descenderá a raudales y revestidos de la fuerza de la Luz, y de la gracia, podáis santamente ir a esparcir la semilla de Amor y Paz. El Maestro no abandonará a sus alumnos, que estará al frente de su querido rebaño para daros aliento y Amor.