08 SON LOS HOMBRES EN LA TIERRA…

SON LOS HOMBRES EN LA TIERRA COMO SI FUESEN UN TIFÓN

 Son los hombres en la Tierra como si fuesen un tifón que devastan cuanto a su paso encuentran y después que calman los vientos hay que reconstruir de nuevo y a pesar que el tifón gastó sus energías ha de volver a empezar porque cuando debiera meditar, solo hay el fuego del orgullo, de superar a su adversario sin pensar que está luchando con su hermano y el orgullo engendra el odio, y la venganza residuos de materia que ha de dominar, para que solo sea la tendencia del alma que es el amor, la paz y la caridad. Sólo a eso vino el espíritu a la Tierra a dejar la pasión y el rencor producidos por el yo que dentro de sí abriga el hombre que está en lucha constante con el fuego abrasador tendencia del alma y por consiguiente Luz Divina que trata de suavizar a la materia.

  Cuando la tendencia devastadora se desata, el ímpetu material no le deja oír la voz de la conciencia, para que el yo que no otra cosa que un tifón son, no haga la devastación: hasta que decaen los ánimos que son los vientos embravecidos que arrastran todo cuanto para el hombre es bueno y cuando estos amainan y ya todo es calma, qué responsabilidad la del hombre que causó tal destrucción en su paso por la Tierra: ¿A dónde te imaginas tú que pasa esa “vitalidad” al dejar la materia, si Dios es Justicia infinita y no puede dar a “esta” lo que da al que quiso paz y mandó y dirigió con armonía y amor? Aquí debes de enfocar con fe la meditación. A tu juicio dejo la deliberación, siempre que lo hagas sin pasión ni rencor, solo así deliberarás justamente. Si tú crees que uno tiene premio, y otro castigo, ¿a dónde pasa uno y a dónde lo hace otro?, este mismo caso te puede ayudar a resolver el tuyo, puesto que todos estáis aquí por dominaros el orgullo, ¡y ahora os sigue dominando! Contesta a mi pregunta y te la harás tú.