17 Cuanto han de perfumarte estas flores

 CUANTO HAN DE PERFUMARTE LAS FLORES QUE TE PRESENTO

Cuánto te maravillarán las flores que te presento y cuanto han de perfumarte para que sigas el camino que tú mismo te trazaste. Yo te hablo de flores espirituales, que con tanto deseo que las comprendas te presento en estas lecciones de este librito, y son las que conforman al espíritu-ser humano que es creación de Dios, y de El viene todo cuanto a  esta vitalidad concierne.

   Cuando en tu trabajo estés y te acuerdes de estas flores, ellas te darán consuelo con su perfume, deseos de meditar y ánimos para seguir adelante, y si eres fuerte, sabrás aspirar su perfume a pesar de tus adversidades; qué feliz te sentirás porque sabrás que después de esta vida, vivirás otra con mejor estar, con más claridad, pero todo esto lo tendrás, cumpliendo tu misión y la encomienda del Padre.

   Aunque creas que vas solo por el camino a seguir, que todo ser humano tiene que recorrer, no lo creas, tu guía o tu ángel como lo quieras llamar, quiere tu progreso y que salgas del destierro cuando dejes el cuerpo (unas veces joven, otras es ya viejo), y trata de encauzarte y te influye aconsejando como has de proceder con todos tus hermanos que a tu paso encontrarás y sepas que lo tienes a tu lado para ayudarte andar el camino que tú mismo elegiste, y aunque no lo quieras lo tienes que pasar: medita el porqué; no hay nada casual, la vida de la Tierra es de expiación no todo placeres, por eso hermano, te aviso cuando vas equivocado y te transmito ese aviso por medio de lo que tú llamas remordimiento, cuando tú tratas de hacer lo que no quisieras que te hicieran a ti y que no te deja ser del todo feliz.

  Cuán diferente y maravilloso es cuando tratas de hacer bien y llegas a realizarlo, y qué satisfacción hay en tu interno; esa es su voz, eso es la conciencia a tu modo de comprender que te dice, hiciste bien. ¡Ay hermanos, cómo queréis salir de este mundo de pasiones si no sabéis desprenderos de ellas!, estáis y seguiréis en el mundo que es análogo a vuestro delito, y para la purificación del espíritu, hace falta la reencarnación, eso es, de volver a nacer aquí en el caos de la Tierra, adonde no se puede ser del todo feliz, porque siempre falta algo de lo que tú deseas o ambicionas.

   Piensa menos en tu figura y más en el que llevas dentro que es tu espíritu, es tu alma porque van unidos: el primero le da forma y la segunda entendimiento, que son necesarios para animar a tu cuerpo; tribútales tu agradecimiento dándoles lo que de ellos es, que es mejorarse, o sea regenerarse, que equivale a decir, desprenderse de todo cuanto evita el progreso.

   Yo te hablo claro, procura por ti mismo comprenderlo y para ti no habrá misterios y sabrás más y más, que por ser el Padre Justicia Infinita, no excluye a ninguno de sus hijos para que vean y comprendan lo que a El pertenece, y nos quiere a Su Lado pero sin orgullo, sin egoísmo, sin pasión ni rencor.

   Es tu materia que aprisiona a tu espíritu, procura liberarlo de estas tendencias haciendo el esfuerzo definitivo y darle la expansión que anhela. La meditación te dará comprensión para desarrollar con claridad cuanto te expongo.

 DEJATE LLEVAR POR TU INSTINTO QUE ES TU INTERNO, CUANDO SEPAS QUE ESTE ESTÁ LIMPIO.