22 Hermano, no te has de distraer

  Ya ves hermano que no te has de distraer para que no te atrases, busca siempre la manera de adelantar no de retroceder. Cuando a un hombre en la Tierra lo recluyen en un centro penitenciario, busca la forma de salir cuanto antes y su único pensamiento es la manera de buscar la libertad.

   Los humanos en el mundo Tierra son espíritus presos en la materia y con deseos de verse en libertad, pero muchos, al quedar libres se dan cuenta de su situación, porque ven que pudieron haber hecho mucho de lo que no hicieron. Este es el mayor sufrimiento de un espíritu que sabe que debe volver a ser cautivo de una materia que adquiere otra vez en el destierro, pero al convertirse en espíritu encarnado, olvida todo lo pasado y vuelve hacer uso de lo material y desea a ésta con más o menos cuantía, o sea que vuelve a pensar en lo material y se olvida de lo que es, ni que vino solamente a despojarse de todo cuanto arrastra de materia y en varias ocasiones adquiere más y esto es un obstáculo, es un peso para poderse elevar.

   Sois como marmotas que pasan el tiempo dormidas y solo cuando han de comer despiertan. Vuestro despertar solamente es cuando habéis de dar recreo al cuerpo. Tan importantes que os creéis y que todo lo podéis por vuestra salud y dinero, que no os queda tiempo para pensar que hay algo más que alimentar; y sin hacer nada para dar recreo a esa vitalidad que en vosotros palpita, y eres tú mismo, porque es tu forma, tu vida, tu inteligencia y sin esto no serías nada; y cuando ha cumplido su período de tiempo de animar el cuerpo, ¿en qué queda este después de lo que llamáis muerte?, nada, un gran pedazo de carne humana porque procede del humano.

   En esto no pensáis, son punto muerto para vosotros y si nada sabes, es porque en concreto nada te han dicho con claridad, y esto es lo que pretendo que reviva en ti para que moderes tu vida y pienses en el mas allá que viene después de la muerte y que no puedes ir desprovisto de lo que necesitarás; has de saberte procurar por una morada mas o menos confortable como lo haces para tu cuerpo y si no dime, si tu crees que el espíritu o alma sigue viviendo, según tu criterio, ¿adonde mora y que privilegio tiene el que supo practicar el bien con sus semejantes sobre el que nada más se preocupó de él y de crear discordia a su alrededor? ¿Cómo y en qué forma actúa la Justicia de Dios en estas cosas según tu comprensión? Su tu crees en Su justicia tienes que creer que habrá una división entre estas almas desencarnadas; pero Dios es Misericordioso y permite lleguen hasta vosotros estas enseñanzas, que os hagan salir del letargo que por tanto tiempo perdura en vosotros. Te has preocupado del progreso material como tú mismo lo puedes observar y el progreso del alma, ¿quién lo hace adelantar?

   Esta es la lucha que lleva el espíritu y que una buena parte del ser humano desconoce por llevar mucho atraso en el saber espiritual y que por esta misma ignorancia en él, le teme y prefiere seguir ignorándolo todo, pero, ¿hasta cuando? Por ti mismo has de comprender la verdad, búscala que si te lo propones lo encontrarás, por la lógica vendrá tu convencimiento. Yo solo pretendo ayudarte, no lucrarme, porque no vivo de ello y porque mi estado ya no necesita de las cosas de la Tierra, se emancipa de las cosas de Dios, como tú lo harás cuando hayas cumplido la Ley de Amor Universal de Amor, Paz y Caridad, que el Padre encomienda a todos sus hijos cuando salen de su Lado y los manda a recorrer la pluralidad de mundos para poner a prueba sus dotes el espíritu, de cumplidor, o incumplidor, que estos son precisamente los que bajan al destierro, para cancelar sus deudas contraídas ante la Ley, por haber hecho a los demás lo que no le gustó le hicieran a él.