24 DESDE CUANDO VAS Y VIENES

   Desde cuando vas y vienes dando tumbos por este planeta y siempre te vas sin haber cumplido cuanto prometiste; has venido a cancelar y te marchas en alguna encarnación debiendo mucho más. ¿Y cómo pretendes acercarte a Dios, sin antes haberte despojado de todo el materialismo que llevas contigo? Mientras solo vivas por todo lo que solo es materia, irás y volverás otra vez a la oscuridad de la Tierra y a pasar contratiempos para hacerte despertar.

   Escucha la voz de tu conciencia antes de obrar; si sientes remordimiento no lo hagas, es señal que vas equivocado, y examina si a ti te gustaría que te lo hicieran. Sencillo te será cumplir, si eres valiente para ir despojándote de las cosas materiales que solo aquí en la presente encarnación te han de servir. Ya te dije en otra lección que los ricos de ayer son los pobres de hoy y nada recuerdan. Has servir tus riquezas para convertirlas en ganancias espirituales y así siempre te acompañarán, porque el Padre no da ni quita a ninguno de sus hijos lo que se hayan ganado, y tampoco hace diferencias, es Justicia infinita y el menor detalle en favor o en contra que hagas con toda su creación queda registrado en el Libro de la Vida, que tú mismo leerás cuando dejes tu existencia, y es cuando te darás cuenta y lamentarás no haberte dado cuenta antes de esta verdad y lo que has de hacer, para poder a tiempo rectificar.

   Si tú eres de los que llevas tu vida con más desahogo porque así lo pediste, piensa en esos seres hermanos tuyos que tanto sufren y que en muchas ocasiones llegan hasta la desesperación. Si pasaras a visitar hospitales donde hay pacientes con enfermedades incurables, y que llegan por el sufrimiento al agotamiento; lo mismo sucede en sanatorios y en orfelinatos, en maternidades a donde quedan tiernos infantes faltos del calor maternal, porque una madre desnaturalizada y que vive solamente por lo material, no quiso que esta criatura le obstaculizara el seguir entre pasiones y vicios; el por qué otros nacen en la abundancia y colmados de amor y calor de hogar.

   Medita hermano, si no hubiese algo mas antes y después de tu existencia ¿sería Justicia la del Padre Creador de hacer estas diferencias entre sus hijos? Piensa que si así fuese, no tendría los Atributos que posee de Amor, de Paz, de Caridad, de Bondad, Misericordia y por último Justicia Infinita, y que por esa misma Justicia existen estos sufrimientos que equivale a decirte, que estás cogiendo la cosecha que ayer sembraste, puesto que también tienes a donde dirigir tu mirada a criaturas que solo viven para ellos, colmados de comodidades y bienestar, y creen que son privilegiados ante los demás y que no les importa dirigir una ofensa y humillarlos y no saben que procediendo así, están sembrando los cardos y que mañana recogerán pinchos. No quieras ser tú uno de estos, que puede ser que tu existencia sea más corta de lo que tú crees y aunque sea larga, solo es pasajera. Procura de sembrar la mies, que este mañana harás el pan que ha de conformar tu alma.