26 COMO CAMBIARÍA EL MUNDO…

COMO CAMBIARÍA EL MUNDO SI SUPIERA LA VERDAD 

Como cambiaría el mundo si supiera la verdad, procuraría cumplir y no tendría deseos solo de acumular dinero a costa de lo que sea, sabría que aquí viene a cancelar las cuentas que adquirió, y es el destierro adonde viene a pasar por todo cuanto hizo pasar, por eso hay diversidad en el modo de pagar, y hay diferencias en las escalas sociales.

  ¿No os hace meditar cuando veis a un semejante pasar tantas, lo que llamáis desgracias personales? todo cuanto pasa él se lo pidió para así pagar todo cuanto debe, y a pesar de ser suyo todo cuanto pasa, aún hay quien se revela y llega alguna vez hasta el suicidio por no hacerse humilde y es el orgullo el que hace tomar tales decisiones.

  Hay mucho que saber en el campo espiritual y en la vida del espíritu, por lo tanto, no desprecies a nadie porque quién sabe si lo que él es o hace, tú lo fuiste antes. Al que lo destierran es porque algo cometió y en el caso del espíritu yo te pregunto: ¿qué piensas tú adonde se hallaba cuando cometió tal falta y en qué estado de progreso se encontraba cuando motivó el que lo trajeran aquí? (no comete actos de amor el espíritu cuando recibe el castigo siendo Dios todo justicia).

  Para los más, la Tierra es algo como pasarlo lo mejor posible, porque no piensan que hay un origen de todas las cosas, el porqué y quien las crea para ser tan perfectas y tan diversas, y todas perduran por siglos y siglos, y todas cumplen su cometido porque para eso son creadas. ¿Y qué concepto tienes tú del ser humano, si somos hijos todos del Padre Creador del espíritu, y este al dejar el cuerpo se reduzca a la nada?, piensa en Su grandeza y por ti solo encontrarás la contestación y comprenderás que hay una vitalidad en nosotros que es creación del Padre y por eso siempre prevalece; es la carne la que muere por ser creada por el hombre y lo establecido por Dios se cumple y con exactitud, por lo cual, estas leyes no las puede detener el hombre.

  Cuanto te maravillarían saber las cosas de Dios y cuanto consuelo recibirías cuando pasas lo que llamas penas y también pensarías, ¿cómo es que si todos somos humanos, hijos de ese Padre de Amor, unos sufren tanto y yo lo estoy pasando mejor? Esto te costará un tanto verlo claro porque tú crees que eres más que tus hermanos y esto te enorgullece y no debe ser así. Ya te he dicho que cada uno paga cuanto debe, por eso, procura apuntar en la hoja del haber en lugar de hacerlo en la del debe, y si no, tendrás que volver a este planeta llamado destierro, a pagar el daño que hiciste a tus semejantes que son tus hermanos.

  Cuando el alma queda libre y ve las cosas claras, cuanto siente no poder llegar a Dios; por eso, ella misma pide cumplir en la próxima reencarnación como sea, a costa del sufrimiento de tener contrariedades, pérdidas materiales, etc., ahí están las diferencias en el modo de sufrir.

  Tener compasión de estas almas que solo brillarán en la Tierra. Yo os voy a hacer una pequeña comparación: Al que no trabaja y no se preocupa de sus bienes materiales, decís que es un pobre hombre y poca o ninguna importancia le dais. Esto mismo le sucede al espíritu que en su corto pasaje por la Tierra no se ha preocupado de trabajar para lo que al alma concierne; esta será una pobrecita que no brillará, no tendrá puesto fijo donde cobijarse, hasta que otra vez vuelva a empezar de nuevo. Piensa o bien medita, ¿Qué le guardas de ganancias para que se lleve ella, y como comprendes que se resuelven a tu juicio las cosas después de dejar la materia aquí en la Tierra? Y ¿a dónde estará el alma de tus seres queridos?, ¿la has dejado a la aventura? tú, en su día serás una de ellas y aquel tiempo será más largo si has sabido cumplir y también más placentero, y si no lo has hecho ¿a dónde irás? tampoco lo has pensado, si tu no crees en las cosas de Dios, si es así, tienes que admitir que El es un espíritu y como tal lo hemos de amar sus hijos que somos los seres humanos.

  Si un padre material quiere la unión entre sus hijos, ¿cómo nuestro Padre Celestial, Creador del espíritu y de todo lo creado tiene que ser menos?, ¿qué piensas tú de la creación y del Amor con que la creó para ser menos que un hombre? Darías más importancia a todo cuanto te rodea y lo respetarías más si meditaras su procedencia; yo te invito a que lo hagas y te inclines al amor, en lugar de ser altivo. La soberbia y orgullo reposa en el seno de los necios, el amor y la humildad en el de los virtuosos.

  Ya veis si es bien distinto el modo de proceder de los unos a los otros. No te importen los desprecios que otros puedan darte; cuando con amor con ellos te portes, les darás ejemplo de buen proceder, y así quien sabe si otro día querrán imitarte y pondrán el rostro como lo hizo Jesús. Piensa que el humillar la materia es ensalzar el espíritu que es el que cuenta para salir del destierro, porque la carne aquí queda y en qué condiciones, y el espíritu esencia, y este es el que en su día llegará a Dios en Su Casa Paterna.

  Yo te aviso para que reflexiones que estás aquí con más o menos larga tu estancia, procura que no te sorprendan los acontecimientos que han de venir, para que el humano salga de su letargo, porque no escucha nada más que la voz de sus pasiones en lugar de escuchar la de su conciencia. Con esto que te digo no trato de acongojarte sino ayudarte para que enmiendes antes que sea demasiado tarde y pienses en la vida que te espera después de esta muy pasajera.

  Medita espíritu terrenal en esta lección que te doy; hoy espíritu con carne, mañana lo serás sin ella y te darás cuenta si has aprovechado el tiempo o lo has malgastado.

 BUSCA PRIMERO EL ORIGEN DE LAS COSAS ANTES DE DECIR DE DONDE PROCEDEN, Y LA CALIDAD QUE ELLAS TIENEN.