32 Si buscas a Dios con tu pensamiento

  Si buscas a Dios con tu pensamiento has de estar desligado de las cosas de la Tierra y así tendrás más concentración. Es por esto que cuando leas estos cortos pero esenciales escritos, procura concentrarte, o sea elevarte hacia Dios con tu pensamiento y así sacarás la esencia que todo ello tiene y podrás comprenderlo mejor y no les darás el sentido equivocado. Cuanto más concentrado se está en lo que se va realizando, más perfecto sale y más se comprende el modo de hacerlo. Lo mismo has de hacer cuando trates de sacar a una lectura la veracidad que contiene.

   Siempre que pongas deseos de hacer la labor encomendada, a ese deseo responderá la realidad. Cuando se tiene uno y desea dos en el saber espiritual, se consigue, porque va en ello la voluntad y a esta va nuestra ayuda, y según es el interés del saber, así es la respuesta, según lo crea oportuno para el trabajo que más eficacia sabe operará en ti, para tu saber y meditación, y por ello, tu progreso siempre es la enmienda a base del cumplimiento. Solo cuando este es curioso, no manda tu deseo sino el de quien lo dirige y a su gusto;

   Este caso es constante entre protector y protegido; esta ayuda es permanente si el protegido desea aceptarla, de ahí viene que el ser humano puede llegar a Dios cuando se lo proponga, sin más obstáculo que el cumplimiento y de este deriva la voluntad para el estudio y a continuación la meditación en querer saber de las «cosas de Dios»; y para esto se necesita concentración, hacer una limpieza total de la mente antes de dar a las que de Dios derivan y solo así se está en condiciones de recibir cuanto tiene de real y que en ello hay una extensión tan grande como sea capaz tu mente de abrigar; esto es importante saberlo para dar más claridad y veracidad a cuanto ves, oyes y comprendes. Todos sin excepción sois iguales para ello, ahora bien, en el trabajo espiritual se necesita voluntad y constancia, como se necesita para las cosas materiales.

   Hay en lo espiritual y lo material una semejanza muy exacta, sin ningún fenómeno que opere en ello como alguien se lo atribuye, ya que todo cuanto al saber espiritual se refiere es limpio y verdadero si así lo practicas. Solo cuando lo envuelves en lo material es oscuro y sucio y entonces ya no son ni vienen de Dios sino de los hombres, haciendo de ello un comercio o formulismo a costa de crearse un retroceso en el progreso espiritual, por haber ensuciado una cosa tan limpia y verdadera como es todo cuanto lleva en buen sentido la palabra Dios, por ser todo Amor, Paz, Caridad, Bondad, Misericordia y Justicia, todo ello en grado infinito. Por eso, tu mente que no cree fantasías referente a «ellas», que solo tienen el calificativo de Divinas y sirven en este destierro para que comprendas bien que dentro de ti llevas un alma y que esta no la hace el hombre como el cuerpo, sino que tiene un origen y este es Dios, y como creación de El, le espera de que vuelva a su Lado a gozar de la Divinidad, pero tiene una tarea a cumplir, despojarse de toda imperfección antes de poder acercarse a El y esto se consigue siguiendo la doctrina del maestro, nuestro hermano Jesús: esta se reduce en pocas palabras pero muchas a cumplir en todo momento; no hagas a tus hermanos lo que no quieras que ellos te hiciesen a ti, siempre en igualdad de circunstancias; esta es la base para poner de manifiesto el amor que os ha de salvar de seguir distanciados mentalmente de ese Gran Todo, por falta de cumplir Su Ley, a pesar de que constantemente derrama Amor por todo el Universo.

   No es bastante conocer el género, sino saber para lo que sirve, por eso el Amor de Dios se extiende constantemente entre todos sus hijos, y hoy permite lleguen hasta vosotros estas mis lecciones de instrucción y saber, para que te regeneres y te espiritualices que quiere decir: que mande el alma en lugar de hacerlo la parte que solo a la materia pertenece y que ésta tú sabes que en cualquier momento la puedes dejar, y si nada más procuras para ella, cuando esto suceda no te quedará nada. La carne, el espíritu la ocupa para regenerarse; medita hermano mío, que a eso has venido, a purificarte por medio del bien hacer o del sufrimiento, los dos los pasarás en cierta parte, pero no te confundas si a pesar de hacer con tus semejantes lo que te gustaría que ellos te hicieran a ti, sigues pasando contrariedades, porque has de pagar lo que de atrás debes. Pero si eres pensador y sabes reservar el alimento que le permite elevarse al alma, hallarás posteriormente, que habrás dado lo que a esta vitalidad pertenece, y por ti mismo verás claro, que hay que alimentar el alma como lo haces constantemente con el cuerpo y por venir ésta de Dios hay que darle lo que le pertenece, amor y armonía entre todos.

 Es la base de tu progreso el cumplimiento, y el resultado de éste es el poder elevarte hacia el Padre, que es por lo que siente añoranza el alma.

 SI OS HOSTIGA EL DESEO DE SABER. TENÉIS QUE ESTUDIAR, MEDITAR LO ESTUDIASO, Y LA RESPUESTA A VUESTRO DESEO NO SE HARÁ ESPERAR, CUANTO MAS SI HAY BUENA VOLUNTAD.