56 La comprensión viene a vosotros

  LA COMPRENSIÓN VIENE A VOSOTROS SEGÚN VAIS ANDANDO EL CAMINO

La comprensión viene a vosotros según vais andando el camino del progreso. Quita de ti lo que cubre tu vista con el cumplimiento y así serás sabio en el saber espiritual, esto te dará una comprensión con limpieza, esto te hará ser lo que llamáis un extra.

  Con paciencia y voluntad todos andaréis el camino que estáis llamados a recorrer, unos antes, otros después para dejar de ser desterrados. Cuanto más cumpláis, más progreso, esta es la retribución espiritual y la que nunca gastaréis porque es ganancia eterna. Excluye de ti lo que solo sea pasajero; lo que te sea imprescindible guárdalo, porque también tienes que vivir la vida física, pero sepas separar y seleccionar lo que te ha de dar más rendimiento. Has de ser lo que se llama un centinela de ti mismo, para no dejar anidar el «materialismo» que es el que te impide ver con claridad como desarrollas tu vida. Si en lugar de ser hacia «este» lo hicieses con deseo de saber de las cosas de Dios y cómo es, tu espíritu tendría más saber referente a El, y este saber te llevaría al cumplimiento de Su Ley, de esa gran verdad que es la que rige en todo el Universo y que en ella se ha de desenvolver tu espíritu.

  Sois en muchas ocasiones inconscientes de vuestros hechos, por eso el Padre pone a vuestro lado un guardián fiel, y él hace lo posible para que su protegido no se extravíe, no se salga del camino que él mismo se eligió. Ese es el trabajo del guía protector, ayudarte a que lo cumplas, por lo cual, en muchas ocasiones te ves contrariado, no te salen las cosas como tú las deseas y es ese ángel que a tu lado llevas quien te las veda, para que no te salgas del camino de tu progreso, para que no te desenfrenes con las pasiones que cada día ambicionas extenderte más en ellas y, por lo tanto, ese hermano que te guía, a pesar del amor que siente por ti, ha de vedarte lo que tú quieres, que es como decirte, estirarte la rienda porque si no el humano correría hasta llegar a desbocarse, no te conformas con lo mucho que Dios pone a tu alcance y siempre deseas más, en lo material: 

  Te encierras en un círculo materialista y das vueltas en él como la mariposa a la luz de la lámpara hasta que se quema las alas y caes estrellado al suelo y en cambio nada haces para desenvolverte en ese gran círculo espiritual que es inmenso, no termina para el humano, porque Dios crea eternamente. Ya ves que lo que más gloria te ha de dar lo dejas sin explorar y te apartas de su círculo. ¡Oh, humano, como cambias el brillante puro por la piedra tosca que lo cubre, cuándo despertarás de tu letargo y te darás cuenta de tu situación!

  Ahora, con el gran avance que se opera en este planeta, visible a los ojos de todo mortal, ha de operarse también el del humano y hacer su progreso espiritual al nivel del mundo que habita; habéis de dejar esa torpeza milenaria que os invade y nada hacéis para dejarla, mas para las cosas de Dios hay un control y un tiempo estipulado para vuestro progreso, por lo cual, el que no quiera entrar en él con las enseñanzas que el Padre permite lleguen hasta vosotros, será separado de sus hermanos, como se separa la cizaña del buen grano, y así los malos no contaminen a los buenos.

   Esto sucederá a su tiempo, ya que el Padre así lo tiene decretado y hace veinte siglos anunció Jesús diciendo al mundo: «Adiós mundo por mil años, que a dos mil no llegarás, que la verdad pura y clara se haya de predicar». Sabía el maestro ya en aquel tiempo, que la tendencia del ser humano en este planeta era el materialismo, y que olvidarían sus enseñanzas de amor para con todos como él recomendó, pero es el orgullo el que no deja que penetre en vosotros la humildad que ha de dar paso al amor y este a la comprensión y a la verdad. Sepas ser de los primeros en saberla, para ayudar a tus hermanos, que siguen equivocados de creer que subirán al reino de Dios sin haberlo ganado con sus obras, de dar a su prójimo lo que le gustaría que este le hiciese a él. Este es el primer precepto de cumplir la Ley de Dios y para acercarte a EL has de cumplirlo.

   Esto es lo que con amor te recomiendo para que lo lleves a la práctica en todo momento y así serás un pionero y alentarás a tus hermanos a que tomen tu ejemplo, a que te sigan por el camino que el Padre te encomendó de amor, paz y caridad para todos tus hermanos.