60 SOIS COMO LAS AVES

   Sois como las aves que anidan repetidas veces en los mismos parajes hasta que sucumben por frío o por hambre; vosotros estáis haciendo el mismo recorrido desde siglos atrás y no parece que os inmute mucho saber, que a pesar de tener tantas oportunidades que son las encarnaciones, estáis al borde de sucumbir en el abismo como las avecillas; ¿y qué ejemplo dejaréis para que otros lo sigan? Sois un enjambre de carne humana que en lugar de picar en las flores os picáis de unos a otros, sin hacer una pausa de meditación para corregiros las faltas que seguís cometiendo y que son las que os motivan el volver a nacer una y otra vez.

   Vosotros los que seguís el saber del transitorio del espíritu, es vuestro deber enseñar a vuestros hermanos, hacerles partícipes de lo que vosotros sabéis, y la enseñanza que va acompañada de la práctica es la más eficaz por ser fructífera y así será la recompensa del Padre; a El nada se le escapa de nuestro trabajo y de la calidad de él.

   Si pensaras un poco que todo cuanto haces a tus semejantes te lo estás haciendo a ti, seguro estoy de que meditarías más las distancias para no llegar a realizarlas, por eso es muy beneficioso para todos antes de obrar y opinar ponerse en lugar de los demás, y posiblemente, mucho de lo que haces ya no lo harías y en ti crearías un hábito en tu modo de proceder que te haría comprender que es así como serás feliz y que a donde vayas llevarás felicidad y bienestar.

   Estudia en la lectura que te presento y te darás cuenta de tu situación y si eres valiente vencerás cuantos obstáculos se te presenten para seguir en pos de la victoria del espíritu, que es la de salir del destierro definitivamente. Hay espíritus valientes y los hay apocados y perezosos: de los primeros será esa victoria, de los segundos duplicará el tiempo para conseguir llegar a esa meta y de los terceros será el aguijón de los acontecimientos quien los haga andar el camino que antes no lo hicieron. Sepas ser tú de los valientes, porque espiritualmente a quien tiene deseos de saber se le da más y cuanto más sabe, por su valentía más recibe.

   Como en la Tierra, un estudiante no pasa a otra clase superior sin estar preparado para ello, porque al lado de sus compañeros no podría llevar la misma lección, así sucedería a un espíritu cuando deja el cuerpo en la Tierra si pasara a habitar un mundo que no le corresponde por su progreso, se encontraría desambientado por estar materializado y allí ya no existe esta materia grosera que existe en la Tierra, sino que es más purificada, más etérea y en cada mundo de ascenso más claridad y para resistir esa Luz ha de estar preparado el espíritu que pase habitarlo. Para que lo comprendas te haré una comparación material: Si en la Tierra lo que llamáis un patán lo pasáis a un gran salón donde se desenvuelve la alta sociedad, no sabrá desenvolverse en tal ambiente ni tampoco será feliz como en el suyo. Esto es para que te des una idea de cómo has de ir escalando los mundos que existen hasta llegar a Dios. Has de estar preparado para ello y esto se consigue desmaterializándote, desapasionándote de todo cuanto sólo es materia.

   Cuanto le falta saber al humano de lo que existe en el Universo. Es una máquina que su gran engranaje se mueve a la voluntad del Padre y nunca para; por lo tanto, todo llega y se pasa aquí en la Tierra, pero las Leyes del Padre Creador son eternas y eternamente se cumplen. El, te da tiempo suficiente para que cumplas su Ley. Esto te costará creerlo así y menos llevarlo a la práctica si estás materializado y para ti es nuevo de cuanto te presento, pero piensa que todos los principios de las cosas son dudosos porque nunca estuvieron en tu mente. Solo los estudiosos, los indagadores, los que no se conformaron con el presente, estos tuvieron ayuda de lo celeste para descubrir lo que anhelaban para progreso del planeta; estos han sido los que llamáis grandes genios. Estos espíritus fueron valientes para hacer adelantar al mundo y por su trabajo realizado, recibieron la recompensa que el Padre otorga a todos sus hijos que trabajaron en favor de sus hermanos. Estos grandes hombres si lo habéis inspeccionado, vivieron por su trabajo y dejaron a un lado lo que respecta a la materia, fueron sencillos y no se enorgullecieron de su trabajo, ¿por qué? porque en parte son espíritus progresados que vienen a cumplir una misión y saben llevarla a cabo. Estos seres encarnados que con valentía supieron llevar a cabo la obra a ellos encomendada, cuánta recompensa tiene su espíritu cuando deja la materia.

   Vosotros, todos habéis de ser valientes para cumplir también lo que prometisteis, que es el pagar bien por mal, saber rebajar vuestro orgullo y egoísmo y en su lugar, permitir el amor, la paz y la caridad. Esta última hay muchas formas de hacerla, no siempre es óbolo y este hay que saber a quién se hace; si tiene lo suficiente para vivir, todos debéis trabajar para comer el pan con el sudor de la frente. Este es un aviso de lección y alerta que te da un hermano que desea que cumplas y vayas purificándote por medio del bien hacer. Así tú te irás acercando a Dios que es la más grande ambición que puede tener un espíritu tanto en estado libre como encarnado.

   Ten voluntad para querer estudiar cuanto te expongo y tendrás la ayuda para comprenderlo.

  TODOS TUS HECHOS QUEDAN ANOTADOS EN EL LIBRO DE LA VIDA AUTOMATICAMENTE EN EL MOMENTO DE REALIZARLOS. SEPAS HACERLO EN LA HOJA DEL HABER, QUE SERAN LOS AHORROS QUE TE LLEVARAS Y PRESENTARAS CUANDO TE JUZGUEN Y QUE ESTOS NO TE LOS ROBARA NADIE, PORQUE SON GANANCIAS ESPIRITUALES.