67 ES POR AMOR, POR OBEDIENCIA…

ES POR AMOR, POR OBEDIENCIA, POR CUMPLIR LA MISIÓN ELEGIDA

   Es por amor, es por obediencia, es por cumplir la misión elegida por lo que tu guía te acompaña; el te da el ejemplo de ese amor que siente por su hermano y que perteneciendo a esferas de Luz, bajan al destierro a ayudarte a que cumplas tu misión y a contemplar tus rebeldías, tu desobediencia. Cuando te avisa y haces oídos sordos, a pesar de tu desobediencia siempre usa el mismo amor con el hermano a él confiado y es porque para llegar a la perfección de ellos ya no queda materia, solo hay amor para todos por igual, ya no hacen diferencias.

   Cuán compleja es la vida de los espíritus para los hermanos que por su cumplimiento no han conseguido quitar el velo que cubre su inteligencia. El saber o comprensión espiritual, se adquiere con los elementos indispensables a tal fin: trabajo, estudio, meditación y cumplimiento; estos se complementan y han de ir unidos para llegar a sacar ese velo que os impide ver y comprender con toda claridad; y cuando hay un hermano que por su cumplimiento se hace merecedor de ello, los que no han llegado a tal comprensión llaman misterios, y no hay tal por cuanto la vida del espíritu se desarrolla un poco más allá de lo material, y hay que andar ese trecho con el comportamiento, para que no sea para vosotros misterio.

   Sois reacios para dar fe a lo que no habéis visto y yo digo: ¿qué hacéis vosotros para llegar a tal comprensión? Si meditárais un poco en la diferencia que hay entre vosotros en la escala social que cada uno ocupa, puesto que no tiene más el que más trabaja, hay en esto mucha diversidad, como mucha diversidad trae el humano a pagar, como también la hay en el modo de hacer ese cumplimiento que es la base. Por lo tanto, no pretendas saber y saber, sin que te acompañen los elementos antes mencionados, que es como querer pasar a cuarto curso antes de empezar el primero. Esto es el principio para empezar a ver y saber que hay mucho campo en lo espiritual que recorrer, si se sabe obrar así. Yo quisiera inculcar en tu mente que no te sorprenda todo cuanto te presento por creerlo sobrenatural. Esto es filosofía, pensar en que tenemos un espíritu que palpita en nosotros y saber referente a él ya que éste no muere.

   Piensa que en la vida espiritual puedes hacer mucha comparación con lo material para comprenderlo, por eso el humano tiene dos padres al venir a nacer, dos patrias, dos vidas y dos lenguajes; lo que pertenece al espíritu y lo que pertenece al cuerpo: El padre material y el Espiritual; tu patria terrestre, y la celeste que es la del espíritu, en la que ha de habitar cuando deje la materia, que si supo cumplir, pasa a esa vida que es la que le corresponde; dos lenguajes, el que hablas con los hombres y el que hablas con Dios, por eso dice una cierta religión, que la mejor forma de orar es la mental, porque con ella se habla con Dios y con la vocal con los hombres; y el modo de comunicación del padre material es la palabra y con el Padre Celeste has de hacerlo con la meditación, mas para esto ha de estar tu mente desapasionada, sin rencor contra nadie, y con deseos de saber y comprender lo que a lo espiritual corresponde y ten seguro que el Padre no se esconde y hace oídos sordos para ninguno de sus hijos, es Justicia Infinita y a cada cual da lo que en Justicia le cabe, por eso, el que a El va limpio de conciencia recibe la contestación por medio del pensamiento (intuición).

   Esto es bonito saberlo para el cuerpo, luego para el alma es beneficioso porque es como vivir en su ambiente. Cuando te encuentras con un semejante que es afín a tus pensamientos te encuentras a gusto, eres feliz el tiempo que a su lado estás, esto es el caso del alma. Cuando tratas de acercarte a Dios con pensamientos sanos y de amor, ella está en su ambiente, no así cuando la oprimes con cosas materiales, todo lo que a la materia corresponde, es cuando está esa almita desorientada. Yo no te digo por eso que dejes de vivir la vida material, no, que precisamente es a donde puede manifestarse el espíritu en su modo de proceder, para hacer el cumplimiento que el Padre Espiritual recomienda a todos sus hijos.

   Tienes a tu lado quien constantemente vela por ti para que vayas recto en tu modo de obrar, es quien te guía, quien te da el aviso que es la conciencia. Si tú la escuchas, en lugar de remordimiento sentirás placer y bienestar porque habrás hecho lo que para ti quisieras.

   Esta es la filosofía espiritual que te presento. Si procuras estudiarla, meditarla con calma, la encontrarás muy natural, puesto que como vives tu vida corporal, vives la espiritual cuando libre de materia te encuentras. Esto es lo que debe saber todo ser desterrado y obrar en consecuencia para dejar de serlo. Yo te aviso del riesgo que corres, si no sabes dominar tu materia en lugar de que ella te domine a ti que es como decirte que cambias una eternidad de gloria, por ir un corto tiempo a la deriva viviendo placeres y gustos sin pensar a quien perjudicas con ello, y que en este corto tiempo podrías haberte sembrado buen porvenir sabiendo respetar, amar y dispensar y ayudar a tus semejantes que son tus hermanos.

   Haz un examen a fondo de cuanto te digo y comprenderás mejor el significado.