72 VIENEN PARA VOSOTROS PRUEBAS

   Son lo que viene para vosotros pruebas de mucha meditación, para que os deis cuenta que va en ello la mano de Dios, y el por qué os preguntaréis y clamaréis a ese Padre de Amor hasta los ateos en demanda de ayuda unos, y otros lo harán para que les dé consuelo, y el que posea estas enseñanzas no necesita respuesta porque la tiene en ellas y es cuando meditará con más intensidad y será consuelo para todos. Mira como el Padre vela por sus hijos y guarda para los humildes todo lo que se han ganado para que lo disfruten; a los orgullosos y egoístas también les tiene reservado algo, aunque no es de placer el contemplarlo, y aquello que tú ganaste lo tienes guardado.

   Es el Padre una caja de caudales a donde guarda la moneda buena y guarda la falsa, lo que cada cual supo ganar y según es el trabajo es el valor de lo ganado. Esto es lo que has de procurar que el tiempo que pases en la Tierra sea provechoso y a la hora de darte la recompensa lo puedan hacer con moneda fraccionaria. Tan vulgar os lo doy para que todos me comprendáis; trato exclusivamente de presentarte la verdad, yo que solo me sirvo para ello de un instrumento material que carece de instrucción pero no es óbice para que me pueda manifestar y por medio de ello, transmitirte estas enseñanzas para el morador hoy del planeta Tierra; más podría darte que te haría deleitar si lo comprendieras pero no estás sazonado para ello.

   Cuando asimiles bien estas repetidas palabras te irás acostumbrando a saber y comprender lo que hasta aquí poca importancia le diste. Será cuando tú mismo querrás pasar otro grado de enseñanza superior. No trato de mixtificarte, solo de enseñarte, pues procura de hacerlo, que los buenos estudiantes reciben premio de sobresalientes y por caber esto en la Justicia de Dios, no temas perder lo que lo tienes bien guardado, y en lo espiritual no se pierde nada. Esto es cuanto os transmito como lección para que en ti penetre y quede archivado.

                                  ——————————————————

   Ha de ser para ti un bálsamo regenerador de las dolencias que padezca tu alma el contenido que podrás leer en estas cuartillas que con buenos deseos os presento; ha de ser el consuelo de los débiles y de los fuertes, de los que creen tenerlo todo y que al final no tienen nada, porque lo que ganaron no era moneda fraccionaria o de curso legal. Ha de ser para ti un estímulo hacer un buen trabajo que sirva para ayudar a tus hermanos y con ello ayudarte tú. Cuando sepas que el terreno que pisas no te ofrece garantías, rectifica a tiempo y avisa a tus hermanos a que lo hagan, no trates tan solo de ponerte tú a salvo que a ti no te gustaría tal proceder, porque lo que no te guste a ti no lo des a otro, puesto que ese otro es tu hermano y lo que no sea justo que tú le des, te será devuelto y así te acostumbrarás a dar los pasos anivelados y por donde pases des buen ejemplo. No es bastante tener fe, sino que les acompañes con tus obras, que lo que mencionen tus labios lo demuestren tus hechos, así es el camino a seguir de todo buen cristiano, el devolver bien por mal y el de ser inmutable a las ofensas y así irás a Dios cuando te lo propongas cumpliendo las enseñanzas del Maestro que es el de amar y respetar a tus hermanos.