75 DEJA TU PASADO LIMPIO

  Deja tu pasado limpio y no tendrás que volver a terminar lo que no supiste hacer por no haber sabido vencer todos los obstáculos que a tu paso encontraste. Y quién es el que no los encuentra si eso es vuestra purificación, y si sabéis pasarlo como cosa vuestra también será vuestro progreso. Feliz el paciente, el humilde y aún tiempo el valiente. ¡Ay… cuántos tumbos vas dando y siempre por tu cobardía de mirar más por la materia que por tu alma! Esta solo se salva practicando el amor, la paz y la caridad y sabiendo ponerte en lugar de tus hermanos cuando tengas que obrar. Sólo así darás a tus semejantes lo que quieras para ti y esto te ha de dar la oportunidad de acercarte a Dios. El no nos pide cosa imposible, todo está al alcance de todos sus hijos. Tiempo y ayuda, sólo espera vuestra voluntad para poder abrazaros al sentir por todos el mismo Amor, si son desterrados como si son elevados, por eso os invita a que os améis y respetéis.

   Cuánto progreso que adquieren las almas que saben dispensar, que saben así comportarse y qué dulce despertar del letargo más o menos largo que precede y sigue a la muerte, pero de esto qué poco sabes y que te ha de llegar irremisiblemente y tal vez cuando menos lo esperes, por eso yo te invito a que procures una tabla de salvación que te haga ir a flote para que no te ahogues en el mar de las pasiones y todo lo que es materia.

   Es tu pasado poco brillante, por eso tu existencia actual lo pasas con tanta rigidez sin poderte salir de lo que debes y que tú pediste para quedar limpio de todo cuanto hiciste. Como desean los presos salir de la cárcel, así desea tu alma dejar el destierro y quedar libre de la materia. Por eso el hombre cuanto más espiritualizado en verdad, menos miedo siente a la muerte, como vosotros tampoco tendríais si no estuvieseis tan aferrados a las cosas que solo a la carne pertenecen. ¡Ay, si supieras desprenderte cada día un poco de las cosas superficiales y que solo aquí te sirven, serías cual tortuga que va despacio, pero que llega a puerto a su debido tiempo. No dejes un día, hermano, de examinar tus hechos y procura que vayan ajustados, que así como esa alma que dentro de ti palpita y ansía que así sea, verás realizados sus deseos.

   El ángel que a tu lado llevas es el que constantemente te da el aviso, es el remordimiento o satisfacción que dentro de ti sientes cuando vas a realizar un acto a un semejante, este ángel o guía protector te dará fuerzas porque él sabe lo que tú piensas, él siente también como tú cuando has realizado un hecho con amor y justicia, esa satisfacción de ver que su protegido ha dado un paso ajustado y un paso en acercamiento a la morada del Padre.

   Comprendo cuánto sorprenderán a muchos cuanto os expongo, cuanta incredulidad para otros y cuánta satisfacción para muchos por estar más preparados, pero seas de la ideas o pensamientos que tu mente abrigue referente a estos escritos, yo te recomiendo que no te precipites en dar el fallo antes que detenidamente lo medites, porque pudiera ser que tu alma en un tiempo no lejano llorara y gimiera por no haber sabido convencer al espíritu para que dejara el orgullo y el egoísmo que son los que no te dejarán aceptar cuanto te expongo.

   Quiero que sepas quien soy el que así te aconseja. Soy un hermano tuyo que pasó por la Tierra y cumplió su misión sin dejarse contaminar de las pasiones que a ti te dominan y supo sentir amor por cuanto le rodeaba, pero que también su cuerpo sufrió como vosotros, por eso yo os invito a seguir el mismo camino que yo seguí, cumpliendo tu misión sin dejar que te arrastre lo que solo es de la Tierra, que has venido a algo más. Sepas cumplirlo y yo te prometo que tú verás a Dios y tú verás al Maestro que a tu modo dices que le adoras. Yo iluminaré tu mente para que comprendas el sentido de lo que estás leyendo y que sea en ti el amor para todos es lo que te deseo.

   Medita en esta lección, hermano, que te da mucha instrucción para que puedas corregirte que aún estás a tiempo y otro día, tal vez des gracias a Dios por haberte hecho llegar estos escritos que te han dado la oportunidad de saber que después de tantos sufrimientos como pasas, si con resignación los sabes llevar, tendrás el premio.

   No mires atrás, deja buena estela, solo para corregirte has de acordarte de tu pasado. Solo un buen comportamiento hace que los reclusos abrevien el tiempo de su cautiverio. También tu puedes dejar el destierro cuando dejes tu cuerpo si has sabido cumplir la encomienda Divina de Amor, Paz y Caridad para todos.