02 LA SALVACION DEL ALMA

 

P.-  ¿Cómo puede salvarse el alma?
R.-   Cumpliendo la Ley de Dios.

P.-  ¿Cómo se hace este cumplimiento?
R.-  Haciendo con todos como queremos que hagan con nosotros en igualdad de circunstancias y no haciendo a ellos lo que no queramos que nos hagan a nosotros.

P.-  ¿Cómo podremos comprender cuando cometemos falta a la Ley?
R.-  El guía protector avisa siempre al protegido cuando trata de cometerla, con el toque de la conciencia que la rechaza; y el que obedece al aviso no falta nunca.

P.-  ¿Cómo podremos comprender al guía?
R.-  Dirigiendo nuestro pensamiento al Sol separado de toda cosa terrena, hablamos y nos entendemos con los pensamientos, como con la palabra entre los hombres.

P.-  ¿Obrando así no cometemos falta ante Dios?
R.-  De todas las faltas que se cometan obrando de este modo, responde:
                             Pedro, continuador de la Obra de Jesús