22 Mensaje 6-D

  ¡Cuánto les acusa la conciencia a los seres que por su culpabilidad sucumben tantos hermanos suyos! Con estas actitudes crean una causa cuyos efectos pagarán mas tarde con el dolor, el mismo que ellos causaron. Por eso, a menudo se ven entre vosotros seres que arrastran sus miembros con deformaciones; otros cuyos padres son unos irresponsables; y otros, que, a pesar de llevar una vida austera y su proceder sea ejemplar, nada les favorece y van alternando con ciertos pesares y dolores; ello hace exclamar a la ignorancia: ¡Cómo Dios permite que este ser pase tanta contrariedad siendo tan buena persona! ¡De cuántos juicios equivocados es capaz la ignorancia, haciendo de un Dios Justo y Bueno un Dios caprichoso y vengativo para que cree diferencias entre sus hijos! ¡No, hermanos míos! El Creador de todas las vitalidades es la Esencia del Amor para toda SU Creación.

  El «ser humano» va siempre protegido y ayudado por su guía protector, para que no se salga del camino que «el mismo» eligió, cuando libre de cuerpo se hallaba y antes de tomar otro en la Tierra para terminar de cancelar el deber anteriormente adquirido: Durante el tiempo que está en el seno de la madre, o periodo de gestación, lo olvida, empezando otra nueva existencia, en la cual muchas veces la ignorancia de los padres lo envuelven entre pasiones, orgullo y vanidad, y con esto ya empieza a creerse superior a los demás. Del Amor encomendado por el Creador ya no se acuerda y a pesar que su protector se lo va recordando constantemente, se inclina a sus deseos y placeres que sólo halagan la parte material que tanto demora el progreso del alma, sin pensar que al término de su existencia pasajera, la materia que tanto recreó y contempló de nada le sirve ya, y se ha de enfrentar con la realidad dando cuentas a la Suprema Justicia. Aun siendo juzgado con Amor, no podrá eludir la sentencia si sus actos han sido carentes de Amor hacia sus hermanos. Por eso hallaréis consuelo al saber que a vuestro lado lleváis quienes os ayudan e ilustran, con arreglo al merecimiento de cada uno.

Sol Divino que iluminas
a tus hijos desterrados,
con tus luminosos rayos,
y puedan estos cumplir
la condena que a él trajeron;
irradiando unas fuerzas,
para que sepan amar
a los que antes ofendieron;
hasta no haber convertido
la hiel que antaño dieron,
en Amor Universal,
que es el que une a los hombres
en una misma comprensión,
al tratarse como hermanos,
por proceder de un mismo origen,
que es el Padre Creador.

Atentos a la llamada
que el clamor del cielo os hace,
para que déis amplitud
y oído a quien os habla,
de Amor y no de guerras,
las que crean los humanos
al no saber reconocer,
que todos son sus hermanos
ante quien les dio la vida,
ante quien es todo Amor
hacia su inmensa creación;
sin que sus amados hijos
lo lleguen a comprender
por no dar cabida en su mente
que la Ley es todo Amor,
para todos en general
en la infinita creación.

Hasta luego, dicen las almas,
que se van sin haber cumplido,
y preparadas vuelven para hacerlo,
con misión un tanto recargada,
para cumplir, lo que antes no hicieron.
¿Fue acaso por ignorancia,
o fue por cobardía,
o por estar sordos a la llamada,
del Ángel que os acompaña?

Medita bien hermano,
donde está la causa,
y verás que fue la equivocación
en anteriores andanzas.

Cambia tu rumbo, no prosigas,
antes que lo hagas forzadamente
con las penas o contrariedades,
que llegan a los hombres sin esperarlas.

Sepas pues dirigir tus pasos,
en esta presente vida,
y sigue adelante pensando,
que existen muchas más vidas,
después que llegue tu muerte
en esta Tierra querida.

  CUAN HERMOSA Y LUCIDA ES UNA IDEA SI ESTA ES DIRIGIDA AL BIEN HACER CON SUS SEMEJANTES.