06 Creación-Transmigracion-Conversión

   El Creador de todas las cosas, llámesele Dios, Jehová, Alá, el Absoluto, el Gran Arquitecto del Universo o como se le quiera llamar, tuvo necesidad de tener con quién poderse relacionar por SU emoción de Amor interno, y manifestarlo externamente; es por lo que tuvo que verificar primeramente sus procesos preliminares y con SUS pensamientos originar la creación: Los mundos, el vegetal, el animal, y el ser humano. Todo lo creó por Amor. A sus hijos los creó a su imagen y semejanza, al ser dotados de su chispa de esencia de inteligencia. Pero como SU Amor está indisolublemente unido a SU Justicia, tenemos como consecuencia, que tanto el espíritu como el alma del ser humano, son (en su sentido original), desprendimiento y manifestación de SU Propio Amor Creador:

  Por eso el Padre formó la balanza de la Justicia creando a sus hijos, formados por esos dos complementos vitales (puesto que toda esencia es vital), a saber: El espíritu o complemento vital de esencia de materia o parte moleculosa, con tendencia hacia el orgullo, egoísmo y vanidad. Y el alma con su luz, vida e inteligencia, o complemento vital consciente o esencia vital consciente o esencia luminosa, con tendencia al amor, paz y caridad (esta es la semejanza Luz con la que fuimos dotados).

   Estos dos complementos vitales o esenciales, no mezclados pero sí unidos, son los que forman el espíritu-ser-humano, o hijo creado por el Padre. Por eso hay que diferenciar cuando se habla del espíritu como complemento vital, o el espíritu como ser formado (A). Esta balanza de la Justicia (B), original en la creación del ser, es la que posteriormente se desequilibra por medio de los “agregados de esencia de materia” que se adhieren al periespíritu, «que adquiere” por incumplimiento a la Ley, a través del tiempo y el espacio por medio de las sucesivas encarnaciones por la pluralidad de mundos, hasta llegar a la Tierra como último mundo de materialización o de descenso.

   Cuando el espíritu formado y creado sale del Lado del Creador, está en el espacio cierto tiempo donde completa la unión de la molécula, o esencia de materia primitiva de que es formado (espíritu), con la chispa de esencia de inteligencia (alma), antes de tomar envoltura (cuerpo) en mundos primitivos preparados para él.

__ El espíritu creado es sencillo e ignorante.
__ No se reconoce a sí mismo.
__ No filosofa.
__ Todos deben recorrer la pluralidad de mundos, más o menos, según el cumplimiento de la Ley o Mandato de Amor, Paz y Caridad grabado en su conciencia.
__ Siempre tiene el recuerdo del Padre, pero como joven debe pasar bastante tiempo en desarrollo.
__ No es responsable de sus acciones, ni menos del cumplimiento del Mandato (C), hasta cierto tiempo que los hermanos mayores los ilustran.
__ Le es forzoso descender a mundos preparados para recibir a los espíritus jóvenes. Pues su paso por los mundos lo verifica descendiendo, puesto que el peso de la unión de la chispa de esencia y la molécula, le impide ascender. Debiendo sufrir una serie de encarnaciones en diferentes mundos, que en cada una de ellas, han de obrar bien y caminar siempre hacia su perfección.

  Si el espíritu-ser cumple en el primer mundo, procura elevarse en categoría, o sea ascender en la escala de progreso espiritual, y cuando queda libre de la materia (cuerpo), pasa a tomar encarnación en mundos mas elevados preparados para los espíritus jóvenes por la escala de los mundos de descenso o de prueba y regeneración, y pasar posteriormente, por su desarrollo, a los mundos de ascenso o de iluminación.

  Ejercida la conversión (D) por los mundos preparados para los espíritus jóvenes, para tomar la responsabilidad total ante la Ley, el espíritu-ser ya preparado con todos los elementos o cuerpos fluídicos que forman el periespíritu (E), por haber efectuado sus procesos preparatorios establecidos por la Ley, adquiere (simbólicamente hablando), la mayoría de edad, por el reconocimiento en práctica de sus dos esencias, tendencias o fuerzas como complementos vitales. Si continúan rebeldes al cumplimiento de la Ley como Mandato o Encomienda Divina, descienden a otro mundo más inferior y así sucesivamente van marchando por la pluralidad de mundos de descenso hasta llegar al destierro, planeta Tierra, o mundo del rebelde.

______________________________________
(A).—El espíritu como ser formado, es decir, como unidad individualizada, dada la diversidad en las expresiones se puede definir de varias maneras dentro de la verdad, a saber: ESPÍRITU; ALMA; VITALIDAD; INTELIGENCIA; UNIDAD DE VIDA semejante a una semilla; …etc.

(B).___ El simbolismo de la “Balanza de la Justicia”, se puede filosofar como equilibrio de polos complementarios, (o complementos vitales), ejerciendo la transformación indistintamente, como también indistintamente efectuaron la conversión. Esto tiene una similitud con otras filosofías, como por ejemplo el llamado Ying-Yang.

(C).___El cumplimiento de la Ley de Amor Universal, como Mandato de Amor, Paz y Caridad, comprendido espiritualmente, rige siempre en la conciencia como primer toque, y cumplida según la norma universal de: ”No hagas a los demás lo que a ti no te guste que te hagan” “Y haz con todos como quisieras que hiciesen contigo en igualdad de circunstancias”, Cuando el ser humano cumple con amor y justicia, inmutablemente y sin pasión, forma en su acción la balanza de la Justicia.

(D).___La conversión de las dos esencias, tendencias o fuerzas, por medio de su acción o actos que realiza con sus semejantes, tanto la parte material o moleculosa que se convierte en orgullo, egoísmo y vanidad; y la de esencia luminosa o chispa de esencia que se convierte en amor, paz y caridad. De manera que: Todo lo que lo primero le separa del Creador en principio practicando el mal hacer, le aproxima a EL cuando practica el bien hacer, por ir efectuando su transformación en su proceso de desarrollo en Luz, en sus dos esencias, tendencias o fuerzas.

(E).___El periespíritu es la envoltura semimaterial fluídica necesaria para poder tomar los sucesivos cuerpos físicos por la Ley de Encarnación. Es decir, es el nexo de unión entre el espíritu-ser y el cuerpo.

Iostako Maraltrix